Autor: Gutiérrez, José Luis. 
   Los planes del duque     
 
 Diario 16.    18/06/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

GRITOS Y SUSURROS

José Luis Gutiérrez

Los planes del duque

ADOLFO Suárez sigue imparable hacia su objetivo de conquista total del partido centrista. La famosa

«trilátera!» - Landelino Lavilla, Calvo-Sotelo y el propio Suárez- no deja de ser un divertido esquema de

reparto de poderes en el cual las expectativas de Adolfo encarna toda la sustancia, mientras que los otros

dos pies del trípode - Landelino y Calvo-Sotelo— han de conformarse con meros intangibles. O sea:

Leopoldo sería, según los planes suaristas, el presidente hasta las elecciones y Landelino el futuro

candidato, mientras Adolfo mantendría el control del único centro de poder real, esto es, el partido.

Repartir aire y guardar para sí los solomillos. Así las cosas, si la UCD cosechara una derrota electoral en

las elecciones del próximo otoño tendríamos nuevo chivo espiatorio -Landelino.

Es difícil que Adolfo llegue a vender sin fuertes resistencias este esquema, aunque en el partido,

numerosos militantes y funcionarios -cuya única fuente de ingresos son las arcas centristas- se están

pasando en masa a las filas del duque.

Porque la idea que Suárez siempre acarició, desde el mismo momento en que Leopoldo ocupó el

despacho presidencial, es ¡a de volver donde solía, a la jefatura del Gobierno.

Y ¿qué piensa el duque? Baraja varias hipótesis, todas ellas en función de los resultados electorales, al

margen de sus veleidades jacobinas, de su firme determinación de decapitar a los que considera desleales

el ex presidente no descarta la variante de tener que ocupar los escaños de la oposición ante un triunfo

incuestionable de los socialistas de Felipe González. Y en este proyecto no puede desdeñarse la idea de

gobernar en coalición con el partido del puño y ia rosa.

ADOLFO Suárez ha tenido últimamente diversas conversaciones privadas con Felipe González

la última de ellas en el avión de regreso a Madrid, tras el partido de apertura del Mundial, Argentina-

Bélgica, celebrado en Barcelona- en las cuales el duque transmitió a los socialistas su sincero ofreci-

miento de colaboración en orden a reafirmar, fortalecer y solidificar definitivamente el sistema

democrático. Los socialistas, por su parte, se han limitado a escuchar y entregarle una educada respuesta

de agradecimiento sin comprometerse a más.

Mientras tanto, los democristianos de Oscar Alzaga aun en el seno de UCD considerados por el suarismo

como «incompatibles» con su idea de partido, conversan a toda máquina, estudiando la formación de un

nuevo grupo político a situar entre Alianza y UCD, susceptible, en función de las circunstancias, de

coaligarse o no con las fuerzas de don Manuel Fraga. Seguiremos informando.

 

< Volver