Autor: Mellado Morales, Juan de Dios. 
 Se esperan muchos aspirantes a la presidencia del partido. 
 Pérez Miyares no se presentará a la reelección en UCD - Andalucía     
 
 Diario 16.    28/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Se esperan muchos aspirantes a la presidencia del partido

Pérez Miyares fio se presentará a la reelección en UCD-Andalucía

En el congreso de la UCD andaluza, que comenzará mañana en Torremolinos, se respirará un cierto

aroma de distensión, muy similar al registrado hace pocas semanas durante el congreso de los socialistas

andaluces. El actual presidente centrista, el ex ministro Pérez Miyares, no se presentará a la reelección y

son muchos sus posibles sustitutos. En el congreso no se designará candidato para la Junta de Andalucía.

Málaga:

Juan De Dios MELLADO,

Corresponsal

Félix Manuel Pérez Miyares, actual presidente de UCD de Andalucía, no se presentará a la reelección en

el segundo congreso que se inicia mañana en el Palacio de Congresos de Torremolinos, pese a contar con

el apoyo mayoritario de los comités provinciales.

El ex ministro de Trabajo Pérez Miyares, que no cuenta con las bendiciones del Gobierno, será la víctima

propiciatoria de los errores que UCD cometió en Andalucía.

Esta actitud de Pérez Miyares está siendo positivamente valorada en los medios centristas andaluces al

mismo tiempo que se reconoce su labor al frente de este partido en momentos especialmente difíciles.

La persona que podría encabezar la lista unitaria para el nuevo comité general —está es la intención de la

mayoría de los centristas andaluces— podría estar encabezada por el actual vicepresidente segundo, el ex

alcalde de Málaga Luis Merino Bayona, que cuenta con crecientes apoyos en el Gobierno y mantener

como secretario general de los centristas a Carlos María Rosado, que viene ocupando este cargo con gran

eficacia y dedicación.

Sin tensiones

El segundo congreso de UCD será de «guante blanco» y lo llegan a comparar al que hace dos semanas

protagonizaron los socialistas en Granada. Tanto uno como otro partido anteponen a posturas personales

las elecciones al Parlamento andaluz.

Carlos Rosado aseguró a DIARIO 16 que básicamente el congreso será una profunda reflexión sobre

Andalucía y la estrategia política de UCD para esta región, y la elaboración de un programa de Gobierno.

Rosado, como otros centristas andaluces, considera que se pueden ganar las elecciones o al menos obligar

a que los socialistas tengan que recurrir a los comunistas para gobernar.

En contra de la opinión de la ejecutiva nacional, los centristas andaluces no son partidarios, como ya

informara DIARIO 16, de «introducir independientes» en las listas al Parlamento andaluz.

«No podemos meter con calzador a quienes de centristas no tienen nada», se afirma en medios próximos

al comité regional.

Es presumible que éste sea uno de los • escasos motivos para la discordia y la disputa. Se considera que

dentro de UCD en Andalucía hay suficientes hombres jóvenes, no gastados por el 28 de febrero, de gran

prestigio para llevar adelante la pretendida renovación de UCD en Andalucía.

Ni tan siquiera sería necesario recurrir a los hombres de UCD en Madrid, como son ministros, presidentes

de las Cámaras y algún otro.

Landelino Lavilla o Cecilio Valverde, se afirma en Andalucía, no se arriesgarían a un liderazgo donde la

victoria electoral resulta de antemano difícil y problemática.

Hay quien piensa, sin embargo, que Landelino Lavilla -que tampoco es andaluz, aunque esté íntimamente

identificado con esta tierra, y especialmente con Jaén, de donde es diputado— podría jugarse en

Andalucía su futuro, apostando fuerte y utilizar esta difícil plataforma para conquistar Madrid.

No parece que Landelino Lavilla esté por esta estrategia, como tampoco Soledad Becerra, que pese a que

a esta última un gran sector del centrismo andaluz la considera casi como líder natural, si bien se pone en

duda ser la persona idónea como candidata centrista a la Junta de Andalucía.

Sin candidatos

La tesis ampliamente difundida en el seno centrista es no elegir durante el congreso a la persona que

pudiera liderar a los hombres de UCD y con opción a la presidencia de la Junta de Andalucía.

Casi es previsible adelantar una gran labor de «pasillos», porque no en vano este segundo congreso

conocerá un verdadero aluvión de personalidades centristas de toda España, la casi totalidad de la

ejecutiva nacional, la presencia como mínimo de cinco ministros y la clausura a cargo de Leopoldo

Calvo-Sotelo.

Se cree que el nombre de este candidato está en función de algunos acuerdos en los que aparece el

nombramiento del delegado del Gobierno para Andalucía.

 

< Volver