Autor: Soriano, Manuel. 
 Los socialdemócratas de Ordóñez pasan al grupo mixto. 
 Se consuma la escisión de UCD por su ala izquierda     
 
 Diario 16.    05/02/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Los socialdemócratas de Ordóñez pasan al grupo mixto

Se consuma la escisión de UCD por su ala izquierda

Si la escisión del ala conservadora de UCD ha quedado reducida a tres diputados, fracasando una

operación de mayor envergadura, la escisión por el ala izquierda se ha consumado. Los socialdemócratas

han decidido ya abandonar el grupo centrista.

Manuel SORIANO

Madrid —

Los diez diputados socialdemócratas que, al frente del ex ministro Francisco Fernández Ordóñez,

abandonaron UCD para constituir el Partido de Acción Democrática, dieron ayer el paso formal,

definitivo, para consumar la escisión centrista por su ala izquierda.

A media mañana entregaron en la secretaría general del Congreso de los Diputados escritos individuales

en los que solicitan incorporarse al grupo mixto.

Se desvaneció así la posibilidad de que permanecieran en el grupo centrista con un estatus especial, que

había sido la última propuesta del Gobierno después de mantener su firme oposición a que constituyeran

grupo parlamentario propio.

Los diputados socialdemócratas han reiterado su voluntad de seguir apoyando al Gobierno en los temas

parlamentarios fundamentales para contribuir a la estabilidad del Ejecutivo.

La misma actitud anunciaron los tres diputados conservadores que se pasaron a Coalición Democrática.

Independientemente de la buena voluntad de los tránsfugas, lo cierto es que el Gobierno afronta el nuevo

periodo de sesiones con trece diputados menos, con los que tendrá la necesidad de negociar sus apoyos.

La marginación sufrida por los socialdemócratas Luis Berenguer, Carmen Solano y Carmela García

Moreno en los debates del proyecto de ley de Autonomía Universitaria ha sido «la gota que ha rebosado

el vaso», según explicaron ellos mismos. Lo cierto es que la decisión ya estaba tomada.

El grupo mixto, previsto para los partidos que no alcanzaron el mínimo de representación exigida para

formar grupo parlamentario, así como para acoger a los tránsfugas de otros grupos, se convierte en el

tercero más numeroso de la Cámara.

Con 22 diputados se sitúa por encima del PCE, que cuenta con 20. Esta situación va a plantear ciertos

problemas en la composición de comisiones en perjuicio de UCD.

Los socialdemócratas de Fernández Ordóñez van a tratar de sacar el máximo partido posible a los tiempos

de intervención que se tienen que repartir las heterogéneas formaciones políticas con las que tendrán que

convivir en el grupo mixto, que van desde Blas Pinar hasta Fernando Sagasta.

Tendrán la oportunidad de hacer la competencia ideológica a UCD, destacándose como opción política

reformista y progresista, buscando el eco que tiene el Parlamento de cara a las próximas elecciones.

UCD sólo ha evitado en parte este propósito, que los socialdemócratas hubieran podido realizar

plenamente con grupo parlamentario propio.

Reglamento

Facilitar soluciones a este tipo de situaciones es lo que pretende el proyecto definitivo de reglamento que

ayer fue dictaminado sin mayores dificultades por la comisión correspondiente, que preside Landelino

Lavilla.

El texto quedó listo para su debate en el Pleno del Congreso del próximo día 9.

El proyecto de reglamento establece que «los diputados, en número no inferior a 15, podrán constituirse

en grupo parlamentario. El mínimo actual es de cinco diputados».

«Podrán también constituirse en grupo parlamentario los diputados de una o varias formaciones políticas

que, aun sin reunir aquel mínimo, hubieran obtenido un número de escaños no inferior a cinco, ni el 20

por 100 de los correspondientes a las circunscripciones en que hubieran presentado candidaturas.»

«En ningún caso -añade el proyecto- podrán constituir grupos parlamentarios distintos los diputados que

hubieran concurrido a las elecciones bajo una misma identificación electoral.»

Andalucistas

Esta disposición, que haría desaparecer los grupos socialistas catalán y vasco, así como el grupo

andalucista (PSA), no entrará en vigor hasta después de las próximas elecciones.

El andalucista Rojas Marcos volvió a protestar por esta disposición, que supone firmar la sentencia de

muerte de su grupo.

Fuentes gubernamentales reconocieron que la aprobación del nuevo reglamento estará en el aire hasta el

último momento y que puede repetirse el rechazo que se produjo a finales del año pasado en el Pleno,

debido a la ausencia de diputados de UCD y por el voto negativo del PSOE, en virtud de mantener una

posición testimonial de oposición a la desaparición de sus grupos vasco y catalán.

 

< Volver