Autor: Ibáñez, Juan. 
 Se opone a la derechización centrista, aunque las condiciones (están servidas). 
 Abril Martorell lamenta que UCD sea, por circunstancias, el "circo nacional"     
 
 Diario 16.    26/05/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Se opone a la derechización centrista, aunque las condiciones están servidas)

Abril Martorell lamenta que UCD sea, por circunstancias, el «circo nacional»

El ex vicepresidente del Gobierno Fernando Abril Martorell se lamentó ayer que las circunstancias hayan

convertido a UCD en el «circo nacional» y declaró su clara oposición a la derechización del partido en el

Gobierno.

Juan IBÁÑEZ

Madrid —

El ex vicepresidente del Gobierno y hombre de confianza de Adolfo Suárez, Fernando Abril Martorell,

afirmó ayer a Diario 16 que «las condiciones para que el PSOE tenga en frente un partido conservador y

no un partido de centro están casi servidas», y adelantó con rotundidad que personalmente va «a luchar

para que eso no sea así». Abril advirtió que «disminuir la importancia de lo ocurrido en Andalucía sería

suicida» y aventuró que «el debate es ahora cuando empieza, con seriedad y profundidad», en la

organización centrista.

«La actitud básica con que UCD salió a la vida pública -agregó el ex vicepresidente del Gobierno ha

tenido tanto éxito que la ha asumido el PSOE e incluso verbalmente la propia Alianza Popular. Eso nos

satisface desde una perspectiva de democratización del Estado, pero nos obliga, por otra parte, a seguir

profundizando en ese concepto puesto que los aspectos básicos están asumidos por todo el mundo.»

Garrigues__________

Tras advertir que él había renunciado a comentar públicamente de forma exhaustiva la situación interna

de UCD, Abril no ocultó su enfado por el trato de que es objeto su partido: «UCD debe dejar de ser el

circo en el que´ todo el mundo chapotea para divertirse», y concretamente por los juicios del dirigente

liberal Antonio Garrigues Walker. «E! señor Garrigues -dijo Abril- habla de los de ´dentro y de los de

fuera. ¡Oiga usted! ¿Está dentro o está fuera?, y sino hable de su casa y déjenos en paz. Porque yo

tampoco le he visto al señor Garrigues, como el señor Fraga, hablar mal del Partido Socialista. Con esa

realidad no se atreven, pero hablar mal de UCD se atreve todo el mundo.»

«Me parece -insistió Abril a Diario 16— que un partido de centro, en la zona no socialista, es ahora más

necesario que nunca. Me parece malo para el país una desviación hacia la derecha, no porque tenga nada

contra los valores de la derecha, sino porque la clave de interpretación me parece que tiene una dinámica

de radicalización.»

 

< Volver