Incidentes en Rentería tras la manifestación en favor de los presos de ETA. 
 Un niño y un anciano, heridos por disparos de la Guardia Civil     
 
 Diario 16.    02/01/1982.  Página: 1, ?. Páginas: 2. Párrafos: 16. 

Incidentes en Rentería tras la manifestación en favor de los presos de ETA

UN NIÑO Y UN ANCIANO, HERIDOS POR DISPAROS DE LA GUARDIA CIVIL

Manuel Casado, de sesenta y odio años, y Daniel Muñoz Valverde, de siete, se encuentran en estado de pronóstico reservado, según el parte médico facilitado en el Hospital de la Cruz Roja en San Sebastián

San Sebastián - Tres personas han resultado heridas por disparos de la Guardia Civil en el transcurso de los incidentes registrados anoche en la localidad guipuzcoana de Rentería con grupos de personas que se manifestaban en petición de amnistía y en apoyo de los presos de ETA (m), en huelga´ de hambre en El Puerto de Santa María.

Se trata de Manuel Casado, de sesenta y ocho años; Daniel Muñoz Valverde, de siete años, y María Jesús Bailo, propietaria del bar La Rosa, donde también resultó herido el niño citado.

El parte médico facilitado por el hospital de la Cruz Roja de San Sebastián dice lo siguiente: «Manuel Casado Cuenca: shock traumático, herida en sedal en brazo y hemitórax izquierdo; pronóstico reservado. Daniel Muñoz: shock traumático,

heridas en sedal en ambos muslos; pronóstico reservado.»

Manifestación

Los hechos, según los datos recogidos por Efe, sucedieron en la Alameda, poco después de las 20,30 de anoche.

A las 19,00 horas, se desarrolló una manifestación, que recorrió calles principales de Rentería,con gritos de apoyo a ETA y de solidaridad con las exigencias de los huelguistas de El Puerto de Santa liaría, entre otros.

Integrantes de esta manifestación cruzaron varios autobuses del servicio urbano y después les quitaron el aire de las ruedas para evitar que fuesen movidos. Asimismo, cruzaron un trailer en la carretera nacional uno, Madrid Irun, cerca del llamado puente Panier.

En un momento determinado, hizo acto de presencia un Land Rover de la Guardia Civil y otro vehículo del cuerpo, un Talbot 150 blanco, por la vía de comunicación citada, qué permanecía cortada. .

Los vehículos fueron abucheados y, tras una breve detención, continuaron su

marcha en dirección a San Sebastián, aunque poco despues - volvieron y se reanudó el abucheo, y, según parece, el lanzamiento de algún objeto contra ellos por parte de grupos de manifestantes.

Fue poco después cuando la Guardia Civil efectuó una ráfaga de disparos y después varios tiros espaciados, desde una distancia de unos 50 metros, según fuentes municipales.

Los disparos se empotraron, en su mayor parte, en la fachada del bar La Rosa, situado en La Alameda, y concretamente varios de ellos en las puertas de acceso.

En este establecimiento resultó alcanzado Daniel Muñoz, de siete años, en los muslos, cuando se encontraba en compañía de sus padres. La propietaria del local, María Jesús Bailo, (sigue en última página.)

Heridos por disparos de bala en una manifestación en Rentería

(Viene de la pág. primera).

que estaba en la cocina del bar, en la planta superior resultó herida en un dedo, al parecer por el rebote de algún proyectil.

Ingresados

Los heridos fueron evacuados por ambulancias de la Cruz Roja y después de una primera cura quedaron

ingresados en el hospital de este organismo en San Sebastián.

Después de que los vehículos de la Guardia Civil hubiesen abandonado el lugar, varias personas se dirigieron hacia la carretera nacional uno y recogieron varios casquillos que entregaron en la inspección municipal.

Con posterioridad al inci-

dente, un grupo de personas quemó un autobús urbano y se celebró también una asamblea en la que se condenó la actuación de la Guardia Civil. Inmediatamente después se desarrolló por el pueblo otra manifestación.

La manifestación desarrollada a las 19 horas estaba prevista para las 13

horas de ayer, pero su desarrollo no fue posible ante la presencia de importantes efectivos de la Policía Nacional que ocuparon zonas estratégicas de Rentería.

Las fuerzas policiales abandonaron Rentería sobre las 15 horas y, cuatro horas más tarde, tuvo lugar la manifestación anunciada con el balance ya reseñado.

 

< Volver