Autor: Muñoz, Pedro. 
 Apareció en Alemania tras veintitres días de cautiverio. 
 Beihl, liberado  :   
 La E.T.A. Lo entregó sin condiciones. 
 Madrid.    26/12/1970.  Página: 1, ?. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

APARECIÓ El ALEMANIA, TRAS VEINTITRÉS DÍAS DE CAUTIVERIO

Beihl. Liberado

La E. T A. lo entregó sin condiciones

BONN. (Por teléfono, de nuestro corresponsal.) -De no haber surgido ninguna alteración de última hora, el cónsul honorario alemán en San Sebastián, Eugen Beihl, habría llegado a Biarritz a las doce de la mañana de hoy, abordo de un avión especial de las Fuerzas Aéreas Alemanas, cuya salida había sido anunciada esta madrugada para las 9,30 horas. Después de veintitrés días de secuestro, Beilh recobra la libertad. Su gran deseo es poder abrazar pronto a su mujer e hija.

Para la E. T. A—según declaraciones de sus miembros mas indirectamente responsables del secuestro de Beihl—"el caso ha concluido". Tambien evidentemente, para el propio secuestrado, que por fin ha visto la luz del día, y para el Gobierno federal alemán. Sin embargo, para los informadores de todo el mundo comienza un nuevo capitulo, en el que necesariamente hay que ocuparse de las circunstancias en que el cónsul fue puesto en libertad y en razón de qué influencia se pudo llegar a salvar la vida de Beihl

Anoche, cuando Eugen Beihl apareció por primera vez en los estudios de la televisión alemana, después del largo viaje por Francia que puso punto final a su odisea, contó muy por encima algunos pormenores de su liberación, contestando visiblemente emocionado las preguntas del entrevistador de la segunda cadena alemana Llegada la entrevista a su fin, el cónsul no pudo evitar el llanto, que había estado conteniendo durante toda la conversación.

"Temí—dijo—que fueran éstas las primeras Navidades después de la guerra que no pasaría con mi familia." A una de las preguntas respondió Beihl diciendo que "no guarda ningún rencor" y que "durante su cautiverio fue tratado humanitariamente". "Mi liberación ha sido el mejor regalo de Navidad que me puedan hacer."

Cruzando toda Francia

Según la versión de Albert Gaum, corresponsal de la televisión alemana en Francia, que asumió la responsabilidad de llevar a Beihl sano y salvo a Suiza, Bélgica o Alemania federal, y que días atraás había transmitido una carta de Beihl a su hermano Karl, que vive cerca de la ciudad de Stuttgart, el viaje se realizó con numerosos incidentes desde la salida hasta la llegada, porque grandes tramos de la calzada estaban helados y con nieve. Y asegura Gaum, que en la noche del día 24, la Nochebuena, recibió en territorio español al cónsul secuestrado, con quien en compañía de varios miembros de la E. T. A. emprendieron el viaje de la liberación que fue un "non-stop", cruzando toda Francia hasta llegar a la

República Federal de Alemania por la ciudad de Saarlouis, en el Estado federal de Renania-Palatinado. Lo que no se ha explicado—es razonable que pertenezca al terreno de lo estrictamente confidencial—es en qué comarca fronteriza pirenaica se encontraba Beihl cuando fue recogido por Gaum, o si fue en sus proximidades donde el cónsul pasó todo su cautiverio.

Por fin, en Wiesbaden, capital del Estado de Hesse, Beihl, que vestía todavía a guisa de camisa una chaqueta azul de pijama, bajo un jersey cerrado prestado por Sus secuestradores, fue reconocido por los médicos, saludó personalmente a miembros dé su familia en Alemania y pudo descansar.

" No puedo odiar a los responsables de mi secuestro" dijo Beihl momentos después de finalizar Ja entrevista en la televisión de Wiesbaden. Beihl cree haber sido puesto en libertad en razón de motivos humanitarios que están en la mente de todos. Sobre todo lo concerniente a pormenores más específicos sobre su detención, el cónsul mantiene gran reserva, asi como respecto a las condiciones que han podido exigirle sus secuestradores referidas concretamente a sus manifestaciones y aptitud después de su liberación.

Sin duda no se pueden excluir motivos humanitarios como decisivos de algún modo en la puesta de libertad de Beihl, pera tiene que haber otros de más peso que a lo largo de los días hayan ejercido notable Influencia en la actitud inflexible de los secuestradores.

Durante la cautividad de Beihl ha habido algún momento—esto se deduce por declaraciones del cónsul— en que la situación debió de ser de gravísimo peligro para la vida del secuestrado "Hubo un Instante—ha confesado Beihl a los informadores en Wiesbaden— en que crei que todo había llegado al final." A juicio de observadores alemanes hay una evidente acción externa a la E. T. A. que ha determinado la liberación de Beihl como medio para alejar del nombre del País Vasco el fantasma de un asesinato o de cualquier lamentable desenlace en el desarrollo del secuestro.

MADRID, DIARIO DE LA NOCHE S. A

SÁBADO, 26 DE DICIEMBRE DE 1970

BONN

El periodista Albert Gaum dice que lo recibió en territorio español

Especulación en torno a las razones

Un Intelectual vasco que estos días en Alemania federal ha sido entrevistado frecuentemente por los círculos informativos alemanes y con quien mantuve conversación telefónica esta mañana, se hace eco de informaciones recibidas por él durante los últimos días del secuestro, en el sentido de que las más decisivas gestiones en favor de Beihl provienen de centros nacionalistas vascos, concretamente—me asegura—del Partido Nacionalista Vasco, heredero del antiguo partido de Euzkadi, que nunca estuvo de acuerdo con las medidas violentas, terroristas de los activistas de la E.T-A.

Ha intervenido cerca del Gobierno y en general de las autoridades y ha presionado a la fracción nacionalista de la E.T.A. para salvar por todos los medios la vida de Beihl. Madariaga, dirigente nacionalista de la E.T.A., asumió para su grupo en Londres la responsabilidad del secuestro del cónsul. Sus palabras hace una semana revelaban todavía que la E. T. A. no estaba dispuesta a ceder a ningún tipo de presión que no fueran sus condiciones al Gobierno español, sin embargo, esta posición ha ido suavizándose a medida que el secuestro se prolongaba.

"A mí me consta—dice mi interlocutor—que desde hace cuatro o cinco días entre los sectores nacionalistas vascos y algunos otros sectores existe acuerdo secreto de con el suceso un final que no desprestigie en el extranjero ni el nombre de España ni la causa vasca."

A este argumento parecen haber acudido de buena gana los Beíhl, tanto más cuanto que su objetivo (llamar la atención mundial sobre el proceso de Burgos) se había logrado. Otra versión ha circulado en las últimas horas por la Alemania federal, según la cual la presión cerca de los secuestradores para lograr la libertad procede de la fracción comunista de la organización.

Mi informante vasco, residente en España, que tenia conocimiento de la liberación de Beihl desde la madrugada del día 25, estima que esta segunda tesis es menos verosímil que la primera, pues hay que tener en cuenta las rivalidades entre las fracciones para admitir que los nacionalistas de la E. T. A. en determinadas circunstancias aceptan de mejor grado los ruegos del Partido Nacionalista Vasco que los de los miembros comunistas y marxistas de su organización.

En Alemania federal la liberación de Beihl ha sido acogida con enorme satisfacción y en centros diversos y de la opinión pública se interpreta en general como un hábil golpe propagandístico de la E. T. A. para ganar simpatías internacionales. Más de un observador—ajeno- a las supuestas negociaciones entre elementos españoles y miembros nacionalistas vascos, que pudieran haber garantizado días atrás la seguridad de la vida de Beihl—opinan que el Gobierno español corresponderá al gesto humanitario de los secuestradores demostrando clemencia y magnanimidad en los veredictos de Burgos.

 

< Volver