Autor: Ysart, Federico. 
 Informe del Vicepresidente sobre la situación politíca. 
 "La unidad se robustece con la participación"     
 
 Madrid.    23/12/1970.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

«La unidad se robustece con la participación»

El Gobierno se compromete en el desarrollo político: Ley Orgánica de la Justicia, ley Electoral, la de Régimen Local y la de Reestructuración de las Fuerzas Armadas

Un Pleno de Cortes, esperado con atención en los medios políticos. Comenzó ayer tarde a las cinco y diez minutos. Terminaba a las ocho de la noche, después de haber aplaudido la intervención preliminar del presidente, Rodríguez de Valcárcel; la del vicepresidente del Gobierno, almirante Carrero Blanco, y la del ministro de Trabajo, señor De la Fuente.

Un cuarto orador intervino para defender el proyecto de ley de Seguridad Social Agraria, don Antonio Martínez Cañábate. La reunión estaba planteada, emocionalmente al menos, dentro del clima creado en los últimos días de adhesiones y contramanifestaciones provocadas por el eco del Consejo de guerra, celebrado en Burgos contra miembros de la E. T. A.

Dos discursos esperaban los procuradores con interés. Los que tenían anunciados, el presidente de las Cortes, de un lado, y el vicepresidente del Gobierno, por otro. Como ayer vaticinaba M. A. A. en la primera planta de este periódico, el primero fue acogido calurosamente, y el segundo no discurrió por niveles diferentes a ios alcanzados en paralela situación, el 7 de febrero de 1969. La acogida de ayer, por parte de los asistentes, fue más templada que en aquella otra ocasión.

Sin embargo, ayer el vicepresidente del Gobierno comprometió la labor del ejecutivo en el cumplimiento de varios pasos impuestos por el desarrollo político: próxima ley Electoral, de Régimen Local, Orgánica de la Justicia, de Reestructuración de las Fuerzas Armadas, etcetera, Hablo del asocíacionismo por

como una exigencia de la política de participación indispensable para la vigencia

de la auténtica unidad, etcétera.

Entre estas coordenadas transcurrió el último Pleno del año de os Cortes Españolas Asistió a él el Gobierno en pleno y cerca de 500 procuradores. Al comienzo de la sesión juraron su cargo tres nuevos representantes sindicales, los señores Eyries Valmaseda, Pimentel López y Sodas Humbert. Y terminó con la aprobación de los proyectos de ley dictaminados y lectura de cuatro decretos leyes pendientes de conocimiento.

Federico Ysart

El Caudillo ha estimado la coveniencia de que el Gobierno exponga ante el Pleno de las Cortés las orientaciones en que basa su acción y ha dispuesto que sea yo su portavoz a estos efectos, honroso encargo al que con, mocho gusto voy a dar cumplimiento, exponiendo con Claridad y realismo cuál es nuestora situación general en los momentos actuales y hacia dónde marchamos, para que el país, representado por esta Cámara, "órgano superior de participación del pueblo en las tareas del Estado", se alegre de lo que Justamente deba alegrarse, se preocupe de lo que razonablemente deba preocuparse y, en todo caso, consciente de las realidades de tos problemas de gobierno, que son problemas de todos, ayude, cooperando, a su mejor resolución, dentro del marco de la coordinación de funciones que establecen nuestras Leyes Fundamentales.

El Gobierno está para servir al pueblo; pero servir no es halagar, sino dar satisfacción cumplida a las necesidades y aspiraciones del país.

La mota a alcanzar—siguió después—y los limites dentro de los cuales puede operar la acción del Gobierno están claramente señalados en nuestro sistema institucional, cuyo proceso, iniciado con el decreto de unificación de 1937 y el Fuero del Trabajo de 1938, quedó totalmente determinado con la promulgación de la Ley Orgánica del Estado de 10 de enero de 1967.

Nuestro sistema político—continuó—, un sistema político que tiene el respaldo popular de dos clamorosos referendums en el plazo de casi veinte años, y la inequívoca aceptación del Príncipe de

España, tiene, pues, como firmes cimientos los Principios del Movimiento Nacional, y como cauces de desarrollo, las otras seis Leyes Fundamentales.

 

< Volver