Autor: Baró Quesada, José. 
   Fin de la tensión política     
 
 ABC.    27/12/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA SEMANA POLÍTICA

El acta ¿Le las tendencías de Burgos y la liberación del señor Beíhl remataron una semana en que parcialmente se resolvió la tensión política Imperante, El llamado "otoño" calíente" dío paso al día 21 de este mes a un invierno solamente frío, hasta ahora, en el aspecto climatológico. Dominada la incipiente su versión callejera con la suspensión da la» garantías del artículo 18 del Fuero da los Españoles y con la reacción multitudinarias de todas las ciudades a favor del Jefe del Estado y el Ejército, el problema adquiere unos perfiles políticos a distinto nivel. Algo así, valga la expresión, como a nivel da política químicamente pura. Lógico desenlace de la larga y apasionada tensión sufrida estas últimas semanas por el cuerpo nacional.

Estrictamente político fue el acto parlamentarlo del lunes. Aludo al Pleno. Se registraron en las Cortes, junto a la unanime decisión de fidelidad a Franco y a las Fuerzas Armadas, otras actitudes no por esporádicas menos significativas o importantes. Carrero Blanco, vicepresidente da esta Gobierno, pronuncio un discurso muy aplaudido en cuanto se refiere a esas inquebrantable e indiscutible fidelidad.

Con el respeto a las leyes e instituciones y a quienes las encarnan están todos los procuradores y el resto de los españoles en ana inmensa y aplastante mayoría.

Es la misma postura de la calle, es decir del pueblo. Manifestaciones y adhesiones por doquier. La de Bilbao, cabeza y corazon de las españolísimas y extrañables provincias vascongadas, como caracteres altamente representativos.

Una vez mas se puso de relieve el patriotismo de unas gentes ejemplares que nada tienen que ser con el marxismo y el terrorismo vi con las minorías separatistas, y que a lo largo de la Historia han prestado tanto y tan gloriosos servicios a la comunidad nacíonal.

Todo lo vasco es genuinamente español

Brevísima tregua de Navidades, si tregua puede Llamarse en realidad a su corto paréntesis no exento da acontecimientos la libertad del cónsul secuestrado—se da especulaciones de diversa orden. La politica española se recogío unas horas en los hogares sin dejar de mirar afuera. Mas que del cónsul, sin menoscabo de un humanitario y expectante interés, se estaba pendiente del veredicto del Tribunal Militar de Burgos.

Y, en general, del mamen» política del país. Un momento que centra todas las atenciones a caballo de 1976 y 1971. Que el nuevo año transcurra para nuestra patria bajo el signo da la paz, la serenidad, el dia1ogo, el equilibrarla la autoridad, el sentido común y la concordia.—José BARO QUESADA.

 

< Volver