Autor: Semprún, Alfredo. 
   Nueva "operación rescate", sin resultado positivo, en Fuenterrabia     
 
 ABC.    19/12/1970.  Página: 33-34. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

ABC. SÁBADO 19 DE DICIEMBRE DE 1S70. EDIU1ON DE LA MAÑANA. PAG. 33.

ABC EN SAN SEBASTIAN

NUEVA «OPERACIÓN RESCATE», SIN RESULTADO POSITIVO, EN FUENTERRABIA

Se difunde el convencimiento de que el señor Beíhl se halla en Francia, en lugar cercano a nuestra frontera

LA LISTA DE SUPUESTOS SECUESTRADORES DEL CÓNSUL, FACILITADA A UN PERIÓDICO ALEMÁN, INVALIDADA POR LA LÓGICA

EL GRUPO MILITAR DE LA E. T. A. PREPARA NUEVAS ACCIONES TERRORISTAS

Declaraciones de un jefe desconocido de esta organización al semanario milanés «Gente»

Milán 18. «Yo soy el jefe militar de la E. T. A. He sido yo quien ha ordenado la ejecución del comisario Manzanas en Irún y continuaremos por el mismo camino. Hemos condenado ya a otros enemigos del País Vasco: policías e informadores de la Policía. No nos queda más que ajusticiarlos. Con vistas a estas acciones se está adiestrando el grupo militar de la E. T. A., ha dicho al semanario milanés «Gente» un terrorista que según la publicación ha hecho las declaraciones en un lugar secreta cerca de Madrid.

El periodista pregunta al terrorista: «¿Usted se considera un asesino?

—Es difícil contestarle—respondió el entrevistado—; personalmente no he matado a nadie, pero he ordenado numerosas ejecuciones.

A la pregunta «¿ Por qué van a adiestrarse en Francia?», el terrorista responde:

—Allí nos arriesgamos mucho menos. La Policía francesa nos busca con menos interés que la española, aunque las dos organizaciones están en contacto entre ellas. Alli tenemos amigos, gente que nos ayuda. Hablamos la misma lengua: el vasco. Los vascos franceses y los españoles son solidarios. De todas formas nos arriesgamos también a la prisión en Francia.

«La E. T. A. se divide en cuatro grandes brazos—dice luego el terrorista entrevistado— el militar, el político-social, el cultural y el económico. Nuestro fin esencial es la formación política de la juventud vasca y además preparamos pequeños grupos de guerrilleros"

—¿ Dónde encuentra los fondos para sus actividades?—pregunta el periodista de "Gente".

—Hacemos robos. Hace unos meses hemos logrado 2.200.000 pésetas.

—¿De dónde vienen las armas?

—Estas pistolas son españolas, pero también nos llegan de Checoslovaquia, pasando muchas fronteras: la checoslovaca, la alemana, la belga y la francesa.

—¿Usted, que es el jefe militar de los independentistas vascos, piensa lograr conquistar con las armas esa independencia?

—Eso es prácticamente una utopia—contesta el terrorista—porque tenemos en contra una nación fuerte. Pero el activismo militar tiene por objeto hacer reaccionar a la opinión pública española en nuestro favor.— Efe.

San Sebastián 18. (Crónica telefónica de nuestro redactor, enviado especial.) A primera hora de esta tarde, la Policía ha llevado a cabo otra de sus acciones en la ya amplia cooperación rescate». En esta ocasión el escenario de la misma ha sido la playa de Fuenterrabía, y concretamente dos enormes y elegantes bloques de apartamentos que una empresa urbanizadora ha construido a pocos metros del rompeolas.

Tal y como ya les he relatado a ustedes en ocasiones anteriores, también hoy la «operación» se ha efectuado con tanta rapidez como con la necesaria precaucion para evitar un posible riesgo fatal al señor Beihl. En pocos minutos la Policía Armada cercaba aquellas lugares, mientras que los inspectores de Policía hacían su entrada en los edificios registrando todos sus apartamentos.

La «operadora ha durado aproximadamente una hora, y, como en las realizadas hasta la fecha, no ha dado resultado positivo, desgraciadamente. Nosotros sólo hemos traído a estas páginas aquellas acciones policiales que por su aparatosidad llaman la atención. Pero durante los dieciséis días precedentes los investigadores dedicados a la «operación rescate» han multiplicado sos esfuerzos. Y no sólo la Policía gubernativa. Por su parte, la Guardia Civil ha "peinado" prácticamente la provincia guipuzcoana y continúa su ingente labor de rastreo. El tamiz es denso, pero los resultados, aunque se tenga conciencia de las grandes dificultades que presenta el conseguir la meta apetecida, van mostrándose descorazonadores.

En gran parte, la opinión autorizada de quien tan de cerca sigue el asunto se inclina hacia la casi absoluta seguridad de que los secuestradores del señor Beihl mantienen a su retén oculta más allá de nuestra frontera y muy posiblemente en algún lagar cercano a la misma, que permita un rápido traslado de un lado a otro en previsión de la acción espontánea de las fuerzas del orden de ambos países.

Ayer daba cuenta de las alegres afirmaciones de un periodista alemán. En un principio parecía ya lógico dudar no de la buena fe de nuestro colega germano, sino mas bien de la veracidad de sus asertos. Era increíble, efectivamente, que los secuestradores pudieran facilitar sus nombres y fotografías a un periodista.

El hecho, por absurdo, más bien parece el producto de una broma que cualquiera de los miembros de la E. T. A. pertenecientes al grupo contrario al que encabeza Escubi hubiera gastado al periodista alemas y, por su conducto, al propio cabecilla de la fracción marxiste-leninista.

Esta afirmación no solo la hago basándome en la lógica, sino que además me apoyo en datos fehacientes. Juzguen ustedes: Por ejemplo, entre los siete supuesto» secuestradores a que se refiere el periodista alemán figura el sacerdote don Juan Martín Arrecibita Ansorena.

Pues bien, se trata del párroco de Gorriti (Navarra), quien tras haber permanecido escondido algún tiempo en el convento de Leiza (Navarra) se presentó voluntariamente a la Policía en Pamplona, y después de responder de los cargos que se le hacían fue repuesto en la citada parroquia, donde en la actualidad ejerce su ministerio sin ninguna actividad política.

En cuanto a Alvarez Emperanza (Txi-Ilardegui, para sus íntimos), aunque siguió cursos de guerrillero en Argelia, Cuba a Israel, fue expulsado de la E. T, A. por su carácter moderado. Su última aparición

política la hizo en el Congreso vasco celebrado recientemente en Bayona. Una aparición desairada, ya que ni siquiera había sido invitado al mismo. Sigue en Francia, y es difícil que su falta absoluta de prestigio entre los suyos le permita encabezar cualquier acción.

Los dos primos Larraz, José María Escubi y José Antonio Lizárraga tienen fijada su residencia en Bélgica. Esto no quiere decir que no la abandonen cuando tes apetezca, pero hay que descartar su posible actuación en el secuestro del consul alemán, ya que ambos, aunque pertenezcan al llamado «frente militar», siguen sus caminos marcados por el marxismo-lennismo, y en su programa se rechaza tajantemente el secuestro como acción.

Por su lado, Carlos Uranda Zugarramundi fue expulsado hace bastante tiempo bajo la acusación de confidente de la Policía española. Aunque residente en el extranjero, por prudencia desapareció del mundo de la E. T. A. años atrás, sin dejar rastro alguno.

Ignacio Imaz Garay era en realidad uno de los contactos que la E. T. A. tenía para BUS compras de armas en Albania, en Cuba o en Argelia. No es un hombre de acción y si un buen «comerciante», para el cual sólo existe un ideal: el dinero. Su residencia es variada. Depende, claro está, de lo que exija su lucrativo negocio.

El último de los citados en el «Bild Zeitung» es lázaro Irándía Irasusta. Es ya casi un completísimo burgués. Vive en. Biarritz, en la Avenue des Platanes. Está casado con la hija del doctor Noblia—famoso miembro del Embala, movimiento separatista vasco-francés—, y actúa como secretario de su esposa, la cual, siguiendo él ejemplo paterno, también ejerce en medicina. «Desde que el ministro del Interior francés me apercibió—nos dice—por tener en mi casa algunas armas, me he retirado de la política.»

Efectivamente, el Joven secretario de la doctora Noblia no parece tener ya más diversión que la de visitar la fábrica de chocolate que sus cunados tienen montada en la cercana localidad de Cambo le Bains.

Como verán ustedes, el «Bild Zeitong» solo ha servido como vehículo a la malintencionada broma que le han gastado al pobre Escubi. Y esta tarde, en San Juan de la Luz y en Biarritz, todos nos señalaban a su rival, Echave, como autor de la misma.

Un día más que añadir a los muchos transcurridos desde que el señor Beihl fuera secuestrado. Tío hay nada, absolutamente nada, en el horizonte que pueda indicar la aproximación de una buena nueva. En Miraconcha, 28, sigue la expectación persiste la esperanza y no se da pie al desaliento. Resulta admirable tanta fortaleza por parte de las dos angustiadas mujeres.—Alfredo SEMPRIW.

 

< Volver