La viuda de Azaña, contra la novela "Azaña"     
 
 Informaciones.    02/02/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA VIUDA DE AZAÑA, CONTRA LA NOVELA «AZAÑA»

MADRID, 2. (LOGOS.) — Doña Dolores de Rivas Cherif, viuda del que íue último

presidente de la República española, don Manuel Azaña, ha encargado al abogado

don Gregorio Peces Barba la defensa de sus intereses, en relación con la novela

de don Carlos Rojas «Azaña». último premio Planeta.

Desde Méjico, donde reside, la viuda de Azaña ha explicado en carta dirigida a

don Pedro Altares, director de ediciones de Cuadernos para el Diálogo, según el

texto publicado en el último número de esta revista, su «absoluta disconformidad

con la imagen que la novela del señor Carlos Rojas ofrece de nii marido.

Considero que la •utilización que hace de los textos de las "Obras completas",

de Manuel Azaña, es un abuso éticamente reprobable, no sólo porque recurre a

numerosísimas transcripcio n e s literales de sus obras sin haber pedido permiso

legal ni mencionar su preciso origen, sino incluso porque manipulándolas a su

antojo, las tergiversa en varios pasajes, prestando su figura a interpretaciones

distorsionadas o equivocas. En fin, que me parece incalificable moralmente 1 a

explotación morbosa que hace de sus últimos momentos, de los cuales da una

versión totalmente inventada por él, y que la tesis (si -es que la hay en este

"collage" falsamente literario) de que el señor Azaña no creía en la realidad,

me parece una tesis turbia que en poco se distingue de las muchas calumnias y

ataques alevosos que ha sufrido su memoria».

Don Carlos Rojas, en el epilogo de la novela, escribe que «de hecho espigué

diversos párrafos de las "Obras completas" de Azaña, y los incrusté casi palabra

por palabra en mi narración. En otras ocasiones procedí a la inversa, por asi

decirlo, y le atribuí a él y de viva voz ideas y textos de otros libros míos. No

me remuerde la conciencia por haberme tomado tamañas libertades. Si las junturas

son lo bastante tenues para no desdecir la doble unidad de la novela, en

contenido y expresión, me sentiré muy satisfecho, aunque en tal caso ignoro a

ciencia cierta de quién fuera el mérito, de Azaña o mío».

Según don Mario Rodríguez Aragón, en artículo de «Triunfo», el pasado mes de

diciembre, 127 páginas de las. 330 son transcripciones exactas, y el porcentaje

total es de medio libro, «lo cual es un absurdo», respondió el autor en el

diario «Pueblo» en la polémica entonces mantenida. El señor Rojas explicaba que

el 21 de noviembre pasado le visitaron, para agradecerle el haber escrito la

novela, Concepción . y Manuela Azaña, hermana y sobrina del que fuera

Presidente. Doña Dolores de Rivas, «heredera mayoritario de Manuel Azaña»,

afirma que no es ella la que se ha congratulado.

INFORMACIONES

2 de febrero de 1974

 

< Volver