Sentencia de la juridicción militar contra cinco sacerdotes vascos     
 
 ABC.    12/06/1969.  Página: 41-42. Páginas: 2. Párrafos: 13. 

SENTENCIA DE LA JURISDICCION MILITAR CONTRA CINCO SACERDOTES VASCOS

Burgos 11. Por la Oficina de Prensa do Capitanía General de la VI Región Militar ha sido facilitada a los informadores, según la agencia Cifra, la siguiente nota:

"En fecha 30 de mayo próximo pasado un grupo de cinco sacerdotes se encerraron voluntariamente en las oficinas del Obispado de Bilbao. La Precisa difundió la noticia de Que dichos sacerdotes pretendían hacer una huelga del hambre al propio tiempo que habían dirigido un escrito a su obispo y habían, enviado también escritos al excelentísimo señor ministro de Justicia, a la O.N. V., a la Cruz Roja Internacional y al obispo administrador apostólico de la diócesis.

Comoquiera que el escrito había sido ampliamente difundido y llegado a manos de las autoridades se estimó que por su contexto podía ser constitutivo de delito. Como consecuencia de ello, la jurisdicción militar intervino procediendo a la detención de los citados clérigos, lo que motivó una nota del obispo publicada el día 3 de junio a propósito de las detenciones efectuadas.

Habiéndose estimado que los autores del escrito publicado y difundido pudieran ser reos de delito, la jurisdicción castrense solicitó la autorización del ordinario del lugar para proceder al procesamiento. Dicha autoridad eclesiástica manifestó que no podría oponerse a la acción judicial.

Es bien sabido que el Concordato obliga, a que los juicios contra clérigos se hagan dentro de la mayor reserva, pero habida cuenta de que la Prensa, en uso de su libertad publicó la noticia inicial de la actitud de los clérigos, y posteriormente el propio administrador apostólico de la diócesis de Bilbao en su nota a los medios informativos dio mayo, amplitud a dicha publicidad, la autoridad judicial de la VI Región Militar cree un deber para la debida información de la opinión pública dar a conocer lo siguiente:

En la Sala de Justicia de la VI Región Militar se ha visto esta mañana en Consejo de guerra el procedimiento sumarisimo contra un grupo de cinco presbíteros que recientemente se enclaustraron en las oficinas del Obispado de Bilbao y declararon una huelga del hambre, al propio tiempo que distribuían un libelo, considerado por el Ministerio fiscal como incurso en el artículo segundo del decreto de 21 de septiembre de 1960, en relación con el artículo 290 del Código de Justicia Militar.

El Ministerio fiscal acusaba a los procesados del delito consumado de rebelión militar por la realización de propaganda ilegal y subversiva, al que es aplicable la pena de seis meses y un día de prisión a veinte años de reclusión.

Los encartados se confesaron autores del escrito que dio origen al sumario y declararon ante el Tribunal que en ningún momento han sido objetos de vejaciones o malos tratos.

Defendió a los procesados el letrado don Jaime Corteza, quien sostuvo ante el Consejo de guerra que sus patrocinados actuaron de buena fe, creyendo que cumplían con un deber y que su intención no era la, que les.atribuía la acusación. Solicitó para sus defendidos la absolución o alternativamente la pena de dos meses de arresto por el delito de propaganda ilegal y de cuatro meses por el de rebelión militar, si el Tribunal apreciaba la existencia de éste.

Terminado el Consejo, el Tribunal militar deliberó y a la vista de las pruebas que constan en autos, no desmentidas durante la celebración del juicio y de las propias declaraciones de los acusados, dictó sentencia, en la, que hace constar que en fechas no precisadas, pero que pueden señalarse entre los días 18 y 26 de mayo pasado, con unidad de criterio, mutuo acuerdo e impulsados por idéntica intención, se reunieron en la casa de ejercicios de Begoña con el propósito y resolución, que llevaron a la práctica, de redactar y confeccionar una declaración escrita o manifiesto, cuyo texto,en castellano y vascuence, elaboraron conjuntamente, mostrando todos su conformidad con el contenido del mismo.

Estima el Consejo que el escrito es falso en su contenido, tergiversando en su exposición, tendencioso en la forma y subversivo en su finalidad, ya que está en su contexto y redacción claramente dirigido a promover la rebeldía contra las instituciones básicas—Gobierno, Ejército, leyes vigentes y todo tipo de autoridad—y tendente a desprestigiar a ios órganos del Estado, subvertir la paz social así como incitar y promover acciones directas y violentas contra la unidad de la patria, estimulando el separatismo y desmembración de la nación.

Ha estimado el Consejo; en su consecuencia, que los procesados han incurrido en el delito de rebelión militar del artículo segundo del decreto de 21 de septiembre de 1960, en relación con el 286, párrafo quinto, del Código de Justicia Militar, por lo que ha impuesto las penas siguientes: a los procesados J. N. N. y A. G. M., doce años y un día de reclusión; a los procesados J. C. A. Z., J. C. U. y N. T. M., diez años de prisión, con sus accesorias legales correspondientes, como autores de un delito consumado de rebelión militar.

Contra la sentencia no se ha presentado recurso por el defensor, y es firme al haber sido aprobada por la autoridad judicial competente a las veinticuatro horas del día 11 de junio de 1969."—Cifra.

 

< Volver