Autor: Semprún, Alfredo. 
   ¿Está aniquilada la ETA ?     
 
 ABC.    18/02/1970.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 22. 

ABC. MIÉRCOLES 18 DE FEBRERO DE 1970. EDICIÓN DE LA MAÑANA PAG. 31.

¿ESTÁ ANIQUILADA LA E. T. A.?

Uno de los folletos clandestinos, "Kemen", reconoce la "profundidad de las heridas" infligidas por las fuerzas policiales

EL INTENTO DE VOLAR UN TREN LLENO DE EX COMBATIENTES FUE DENUNCIADO A LAS AUTORIDADES ESPAÑOLAS POR EL LLAMADO «GOBIERNO» DE LEIZAOLA

Un antiguo «S. S.» al servicio del comunismo hizo germinar la idea del terrorismo en la mente exaltada de Julián de Madariaga

"Oirá ves nos hemos visto obligados a comprobar la vulnerabilidad de la organización ante la especialización, siempre creciente, del sistema represivo.

Pretender achacar la profundidad de la herida que la represión nos na ocasionado a unos "golpes de suerte de la Policía" o a los "posibles errores de determinados militantes" (menospreciando la potencia de la represión, su organización y supremacía) es tan infantil como pensar fue tan grandes heridas se deban sólo a, la acentuación de la represión y no, además, a nuestros propios grandes errores de todo tipo."

Así se expresa una de las publicaciones clandestinas que, editadas en una ciudad al sur de Francia, se refiere—en forma amplio informe—a la difícil situación que se encuentra sumida la organización terrorista conocida por "Euzkadi Ta Azcatasuna", la E. T. A., tras el implacable acoso a que. en el curso de los últimos meses, ha sido sometida por las fuerzas del orden público de España.

Tan amarga deducción, contenida entre otras muchas en el libelo de referencia que bajo el título de "Kemen". llegó casualmente a nuestro conocimiento, está plenamente justificada.

UNA ACCIÓN DESESPERADA

La actuación de loa terroristas de la E. T. A. en terriborio nacional ha sido llevada a los límites de lo imtposible. La acción conjunta, paralela en su esfuerzo, de la Policía gubernativa y de la Guardia Civil no sólo ha diezmado los cuadros de la subversión, sino que, además, ha forzado a la "organización" a lanzarse por terrenos desesperados, en los que, obligadamente, los terroristas perdieron su más-caira romántica, quedando al descubierto intencionalidad, hechos y comportamientos individuales, ajenos totalmente al entrañable sentir de un pueblo noble, trabajador y profundamente cristiano, como lo son los hombres que han tenido la dicha de nacer y crecer en cualesquiera de las provincias Vascongadas.

Mas antes de analizar la situación real en que actualmente se encuentra la citada organización subversiva, plenamente entregada a las fuentes financieras e ideológicas del comunismo internacional, creemos preciso rememorar, aunque someramente, sus orígenes y seguir, en rápida visión, su trayectoria.

Para nosotros, desde un plano meramente objetivo, e1 "separatismo" es la idea de todo lo que de romántico tiene la tradición, llevada a extremos imposibles. En ocasiones, en virtud de la ambición política de unos pocos; en otras, a tenor de la locura casi suicida de idealistas despechados y, a veces, a causa de una cierta incomprensión, por desconocimiento, de quienes representan los poderes centrales de una nación. Pero casi siempre con la capacidad de hacer vibrar, contra todo razonamiento, las sensibles e íntimas fibras de loa pueblos que, teniendo tradición, lengua y religiones propias, tienen, consecuentemente, un natural apego a sus costumbres y a su folklore.

Cuando uno de esos locos a que nos referimos más arriba, joven por añadidura, Julián de Madariaga, arrastra en la riada de sus erróneos y exaltados sentimientos a otro grupo de jóvenes como él y, pulsando las cuerdas románticas busca en una mayor "acción" el despertar de los caducos y desfasados ideales que, allende nuestras fronteras, trata de mantener vivos el fantasmal "gobierno" del señor Leizaola, despierta, en principio, la curiosidad, con cierto fondo de simpatía, de sus paisanos. Y también la comprensión de quienes arrastran por el exilio la Idea de un trozo de España, intentando presentarlo al mundo como algo extraño y ajeno a la reconocida unidad de la Patria. El llamado "gobierno de Evzkadi" sonríe, pues, casi protector, desde ara tradicional e inveterado conservadurismo, ante las travesuras del joven Madariaga, bilbaíno y nacido en el sano de una familia acomodada.

UNA INFLUENCIA NEFASTA

Asi las cosas, surge, por desgracia para iodos, la trágica complicidad de un antiguo miembro de las S. S. alemanas domiciliado en Bilbao, donde trabaja como técnico en una importante industria de las cercanías. Ha logrado, en el exterior oriental, el perdón para sus hazañas de guerra de un pasado inmediato a cambio de su total entrega al servicio del comunismo, y no obstante —hoy se comprende fácilmente la razón— vive acogido a la hospitalidad española.

Su interesada y nefasta influencia encuentra en la exaltación de los jóvenes creadores de la E. T. A. campo abonado para sus fines, convirtiendo las intenciones de una posible "acción política" más intensa en algo tan suicida, irracional y canallesco como el terrorismo.

En perfecta y doble clandestinidad, esta alemán abona la factura de hospitalidad vertiendo el veneno de su sádica locura en las mentes del reducido grupo juvenil, iniciándoles en todos aquellos pormenores que forma el compendio del "arte" de matar, individual o masivamente.

Las mentes rectoras de la internacional comunista no podían dejar pasar tan feliz ocasión para crear un foco de malestar en España. Poco que—ya se encargarían ellos—tenía grandes posibilidades de repercusión entre las gentes que forman la inocente y siempre bien dispuesta "democracia" de la Europa occidental. Al mismo tiempo, el entusiasmo de aquellos muchachos, su natural ingenuidad, ofrecía una máscara ideal para llevar la subversión a una zona industrial tan Importante como la del norte de España, superando así, quizá, los continuos fracasos en que habían desembocado todos los Intentos que en dicho sentido se habían llevado a cabo hasta la fecha.

EL FRACASO DE UN INTENTO CRIMINAL

Y cuando aquel alemán cree llegado a momento del "examen", planifica, ordena y controla los preparativos para una pri-

ABC. MIÉRCOLES 18 DE FEBRERO DE 1970. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 32.

mera "acción": Ja voladura de un tren que, repleto de ex combatientes, tenía prevista su llegada a Bilbao, en cuyas cercanías «e iban a celebrar varios actos conmemorativos.

Dios quiso que tan criminales Intenciones llegaran a oídos del señor Leizaola y de los miembros de su "gobierno". Era la "gota de agua" que desbordaba el contenido de noticias que, sobre las actividades de los traviesos muchachos de la E. T. A., estaban alarmando la opinión de los "gubernamentales". Y conscientes de que tamaña brutalidad, crimen tan cobarde, condenaría para siempre, en la mentalidad de los vascos, la idea "separatista" de la que, cómodamente, llevaban viviendo tantos años, deciden actuar. El "gobierno de Euzkadi" es el que directamente denuncia a las autoridades las intenciones de los Jóvenes "etistas". La catástrofe es evitada.

El exilio salvador es, pues, lógica consecuencia de todo ello para Julián de Madariaga, el siniestro alemán y los no menos siniestros jóvenes que forman el grupo de terroristas en ciernes. Todos ellos huyen. a través de la vecina frontera con Francia.

Esos momentos son el hito que sañalara para siempre el divorcio definitivo entre la naciente E. T. A. y el "gobierno" del señor Leizaola.

Como es lógico, lo sucedido no tuvo una amplia trascendencia pública. No obstante, sí el suficiente eco para que una gran parte de la "opinión de paso" vasca, dando la razón al viejo y exiliado "presidente", se arrepintiera de la "simpática curiosidad" con que había acogido las iniciales andanzas de aquel grupo juvenil de acción separatista.

Madariaga y sus compañeros de viaje se encontraron solos ante el porvenir inmediato. Es posible que, conscientes de tu grave equivocación... Pero la juventud, entre muchas virtudes, lleva implícito el pecado de la soberbia. Y, una vez mas, esta evidencia quedó demostrada: en un rasgo de optimismo, denuncian públicamente la "traición´´ de los "viejos carcamales" y los "condenan a muerte".

La realidad se impone. Faltos de obras ayudas, los fracasados "etistas" se refugian entonces, entregándose de lleno, en el calor que tan oportunamente les es ofrecido por los secuaces de su espontáneo camarada de armas e instructor, él antiguo "S. S.". Calor que, como era de esperar, se traduce en abundante financiación, y en persistente y tenaz asesoramiento.

PREPARACIÓN PARA EL TERRORISMO

Julián de Madariaga y sus muchachos, divididos por parejas, acaban acudiendo a "campos de entrenamiento" especializados de Albania y de Argelia. Allí, además de convertir su nacionalismo, mediante fácil "lavado de cerebro", en el más decidido afán comunista, se les transforma en expertos practicantes de todo aquello que contiene el manual del perfecto terrorista.

Alumnos aventajados, aprovechan el período de la enseñanza y rápidamente, en cuestión de pocos meses, están en disposición de regresar a Francia, unos, y a Bélgica, los demás. Julián de Madariaga, por ejemplo, establece tu residencia en Bruselas, y en calidad de "cabecilla visible" de la nueva E. T. A... convoca en la capital belga las primeras reuniones preparatorias de la "acción que se prevé como inmediata.

El tiempo suele restar Importancia a todo. Madariaga y los suyos también lo saben. Por eso, desde un principio, confían en que su reaparición en las provincias vascongadas sea acogida sin serlos reparos.

Salvo en contadas ocasiones. Incluso entre ellos mismos, los principales dirigentes de la "organización", ya no se hablará más que de una "Euzkadi independiente". La "Euzkadi comunista" que se persigue en realidad se mantendrá en el mayor de tos secretos. Asi se acuerda, al menos, en la última reunión celebrada en Burdeos antes de Iniciarse la llamada "acción".-Alfredo SEMPRUN.

 

< Volver