La verdad en su punto     
 
 ABC.    02/08/1960.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MARTES 2 DE AGOSTO DE

LA VERDAD EN SU PUNTO

El «Beletín Oficial del Obispado de Bilbao´´´ correspondiente al mes de agosto publica la nota conjunta del arzobispo de Pamplona y de los obispos de Bilbao, San Sebastián y Vitoria y la homilía pronunciada par el nuncio de Su Santidad en la consagración de monseñor Cirarda a propósito de una calumniosa carta atribuida a unos supuestos sacerdotes vascos. A dichos documentos acompaña otro firmado por el prelado de Bilbao, monseñor Gúrpide, en el que alude a los numerosos testimonios de adhesión recibidos de sacerdotes y religiosos, siendo el primero el del ilustrísimo Cabildo Catedral, cuya representación nos visitó en el Palacio Episcopal. A todos ellos damos las mas expresivas gracias por el consuelo que nos han proporcionado" La nota del obispo de Bilbao precede a una carta del nuncio apostólico en España, monseñor Antoniutti, fechada en Madrid el 16 del pasado julio y redactada en los siguientes términos:

"Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Pablo Gúrpide Beope, obispo de Bilbao:

Vuestra Excelencia habrá visto qué "L´Osservatore Romano" ha publicado íntegramente el texto del documento por medio del cual V. E. Rvdma. y los Excmos. Sres, Prelados de las diócesis de Pamplona, San Sebastián y Vitoria han salido al paso de la confusión producida por el escrito dactilográfico divulgado como procedente de algunos socerdates vascos, dejando la verdad en su punto y recordando con toda exactitud y claridad las normas de sana doctrina.

A propósito de la aludida nota dáctilográfica, puedo notificar a V. E. que la Santa Sede ha hecho saber: que "es de lamentar en extremo tal iniciativa, que, además de faltar al respeto debido a los Prelados, es motivo de escándalo para los buenos fieles y tiende a implicar a la Iglesia en cuestiones que nada tienen que ver con su misión" "Resulta, por tanto, oportuna la Notificación, que han promulgado los Excmos. Sres. Obispos de la región para esclarecimiento de la naturaleza y de los objetivos de lo ocurrido, y para una mayor conciencia de los riesgos que se corren con tan imprudente procedimiento." "Las palabras de V. E. (añade dirigiéndose al Nuncio) sirvan de saludable llamamiento a cuantos, mostrándose poco solícitos dé los superiores intereses de la Iglesia y de las almas, acaban por crear molestias y dificultades a los Sagrados Pastores."

Al honrarme en trasladar a conocimiento de V. E. cuanto precede, me encomiendo nuevamente a sus oraciones y afectuosamente me reitero de Vuestra Excelencia Reverendísima, atento seguro servidor, Ildebrando ANTONIUTTI."

De esta manera, se acaba, definitivamente la cuestión que los interesados en promover el escándalo llamaban "disidencia del clero vasco", se restaura la verdad y se liquida la turbia maniobra, una más, en la permanente hostilidad de los enemigos de España.

 

< Volver