Autor: Barbero, David. 
 Con un tiro en la cabeza. 
 El señor Berazadi, asesinado por ETA  :   
 Los secuestradores. 
 Informaciones.    08/04/1976.  Página: 1,?. Páginas: 2. Párrafos: 26. 

El señor Berazadi, asesinado por E. T. A.

CON UN TIRO EN LA CABEZA

LOS SECUESTRADORES ABANDONARON EL CADÁVER EN UNA CARRETERA DE

GUIPÚZCOA

SAN SEBASTIAN, 8. (INFORMACIONES, por David Barbero.)

DON Ángel Berazadi urbe, director-gerente de la empresa Sigma, secuestrado por

la organización terrorista E. T. A. el día 18 del pasado mes de marzo, ha

aparecido muerto con un tiro en la cabeza a primeras horas de la madrugada de

hoy en una cuneta de la carretera de Elgóibar a Azcoitia. El Industrial

guipuzcoano, según indica la agencia Cifra, fue asesinado a sangre fría anoche

por los terroristas de E. T. A.

El cadáver fue descubierto por una pareja de novios que pasó a aquella hora por

la carretera y vio un bulto en la cuneta. Al acercarse y comprobar que se

trataba de un bulto humano, aviso inmediatamente a los guardias municipales de

Elgóibar, quienes inrormaron a la Guardia Civil, la cual se personó

inmediatamente en el lugar donde estaba el cadáver.

Examinado el cuerpo, se pudo comprobar que tenía un tiro en la cabeza, muy cerca

del oído, con entrada por la nuca y salida por la frente, apreciándose que había

sido disparado a bocajarro. El cadáver se encontraba sobre un charco de sangre,

y en el momento de ser hallado estaba todavía caliente, lo que hace suponer que

fue asesinado en el mismo lugar donde ha aparecido, o que fue arrojado allí

inmediatamente después de haberle disparado, aunque esta segunda suposición

parece descartarse porque se dice que en el lugar también han sido encontradas

varias balas.

La Impresión de esta muerte ha sido extraordinariamente dramática, tanto entre

la familia Berazadi como entre los conocidos y la mayoría de la población vasca,

ya que precisamente las últimas noticias sobre el caso del secuestro de don

Ángel Berazadi eran más bien esperanzadoras, pues se afirmaba que la organiza-

(Pasa a la última pág.)

ASESINATO DEL SEÑOR BERAZADI

(Viene de primera pág.)

ción E. T. A. había dado nuevos plazos para la entrega del rescate, e incluso

alguno de los miembros de la familia había asegurado ayer mismo que se había

abierto una puerta a la esperanza y que pensaban que podia llegarse a una

solución para la puesta en libertad del secuestrado.

En cuanto a la faniilia, se sabe que todos sus miembros se encuentran

actualmente en Villa Yeyette, en San Sebastián, en unión de la esposa de don

Ángel y de otros allegados.

Ya han comenzado a recibirse también en el domicilio de la familia Berazadi gran

número de telegramas de condolencia procedentes de todo el País Vasco y de otras

ciudades españolas. Asimismo, las autoridades de Guipúzcoa y San Sebastián están

recibiendo telegramas y llamadas telefónicas de personas y entidades que

manifiestan su repulsa por este asesinato.

En relación con las exigencias de los secuestradores de E.T.A., el Gobierno

español habla adoptado la postura de no permitir la negociación ni la entrega

del dinero pedido como rescate, por entender, como hacen otros Gobiernos, que

esa cantidad serviría para realizar nuevos hechos delictivos y orear una espiral

terrorista.

Tras el primer examen médico —informa Logos— y primeras investigaciones, se

estima que el asesinato se perpetró en el mismo lugar donde fue encontrado el

caver, alrededor de las dos de madrugada.

El señor Berazadi tenía colocadas sobre sus ojos unas gafas de soldador, tapados

los cristales con cinta aislante de color negro, para Impedir la visibilidad, y

sujetas a la cabeza por un bramante. Los laterales, de rejilla metálica, estaban

también tapados con esparadrapo de color blanco (este tipo de gafas utiliza la

organización terrorista E. T. A. para trasladar a sus secuestrados). En las

muñecas presentaba señales de haber estado atado o esposado, aunque de muerto

presentaba las manos libres.

RUEDA DE PRENSA CON EL GOBERNADOR

El gobernador civil de San Sebastián, don Emilio Rodríguez Román, ha narrado a

los periodistas los hechos, esta mañana, de la siguiente forma:

«Sobre las tres de la madrugada de hoy, en el punto kilométrico 67 de la

carretera Comarcal 6.324, de Elgóibar a Azcoitia, y en una curva, a dos

kilómetros aproximadamente de Elgóibar, ha sido encontrado el cuerpo sin vida de

Ángel Berazadi Urbe. El hallazgo fue hecho por una pareja de novios de la zona

de Azcoitia-Azpeitia, que vio Un bulto en la cuneta, comprobando que había un

hombre tendido. Tras acercarse a él, apreciaron que estaba muerto. Acto seguido,

se trasladaron a Elgóibar, donde dieron cuenta del hecho a la Policía Municipal,

la cual, a su vez, lo puso en conocimiento de la Comandancia local ¿e la Guardia

Civil, cuyo teniente, acompañado de varios números, se trasladó al lugar del

Suceso, donde comprobaron que se trataba del cuerpo inerte de Ángel Berazadi

Urbe.

El cuerpo estaba en posición de decúbito supino. Llevaba gafas de soldador

sujetas con una especie de elástico, y cerradas por la parte de las cejas con un

cartón negro. Los cristales estaban tapados con cinta aislante negra y los

cartones, sujetos a la piel con esparadrapo.

En las muñecas se apreciaban señales de presión, causadas bien por esposas o por

grilletes, especialmente en la muñeca azquierda, lo que parece indicar que

durante mucho tiempo ha estado sujeto por dicha mano a un lugar fijo. Los

zapatos estaban limpios y las suelas, secas. La barba la tenía crecida, de

varios días, por lo que se supone que no se había afeitado en las tres semanas

que ha estado secuestrado. En el bolsillo de la chaqueta tenia la cartera con la

documentación, pero sin ningún dinero. No se le ha encontrado ningún mensaje ni

carta a la familia.

El cuerpo del señor Berazadi tiene un solo tiro de pistola "Parabellum", y no se

ha encontrado el casquillo. La bala le penetró en la cabeza por la nuca y sigue

una trayectoria ascendente, con orificio de salida por la frente. En las

inmediaciones se han encontrado siete balas de calibre nueve milímetros. Bajo el

cuerpo había una amplia mancha de sangre, causada por una fuerte hemorragia. Las

manos las tenia tendidas a lo largo del cuerpo, pero, en una mano había señales

de sangre, por lo que se supone que fue una reacción instintiva de llevarse la

mano a la herida.

Este detalle, junto al derramamiento de sangre, hace suponer que el asesinato se

cometió en aquel mismo lugar, y por la temperatura del cuerpo, pocos momentos

antes de que fuese hallado por la pareja de novios.

Se supone, por el detalle de las suelas secas, que el señor Berazadi fue

trasladado .en un. vehículo desde el lugar en que estuvo confinado hasta el

sitio en que fue asesinado, y por la trayectoria de la bala en el cráneo, el

disparo debió hacerse desde el interior del vehículo. Suposición que confirma el

hecho de no hallarse el casquillo, que debió caer en el interior del coche.

A la familia del señor Berazadi, concretamente a su yerno el señor Doria, se le

comunicó el hecho a las cinco de la madrugada.

Con esto —añadió el gobernador civil de Guipúzcoa—, se ha puesto trágico punto

final al hecho en sí del secuestro, no a las acciones policiales derivadas del

secuestro y del asesinato."

«Por supuesto —puntualizó el señor Rodríguez Román—, en cuanto a la postura de

las autoridades en relación con las negociaciones y la entrega de dinero, es

conocida por todos la fundada postura del Gobierno. Pero quisiera ponerles de

relieve que la familia, como ustedes saben, casi tanto o más que nosotros —dijo

dirigiéndose a los periodistas—, sin perjuicio de esta búsqueda incansable que

hemos mantenido de noche y de día, y de las gestiones humanas llevadas a cabo

por la familia cerca de las autoridades sobre el criterio del pago del secuestro

han venido teniendo contactos indirectos con terceras personas, con mediadores

que se ponían en contacto a su vez con el comando y el cerebro de la operación.

Digo todo esto porque ese famoso plazo de cuarenta y ocho horas, que ustedes ya

habían informado, se volvió a ampliar, por lo que la familia se mantenía con

perspectivas de esperanzas. Yo me limité a tomar «la temperatura» de la familia,

que estaba tranquila y serena, pues tenía conciencia de que estaba vivo y tenía

fundada confianza en su recuperación».

«Cabe, pues, que nos preguntemos: ¿Por qué se ha asesinado brutalmente y de

forma imprevista y que nos ha sorprendido a todos? Mi respuesta —dijo el

gobernador civil de Guipúzcoa— es que se trata, a modo de interpretación, de una

típica represalia, clásica «vendetta», que responde a lo que yo creo como

posibles causas, y que son:

Primero. El fracaso de la fuga de los internos en la penitenciaría de Segovia.

Como ustedes saben, de los 29 fugados, 24 han sido aprehendidos, más tres del

comando exterior que preparó la fuga.

Segundo. El propio hostigamiento policial que sentían loa secuestradores.

Nuestros técnicos de información detectaron ayer la noticia de que los

secuestradores se sentían intranquilos e inseguros. La zona donde ha aparecido

el cuerpo había sido pateada y batida policialmente. Gracias a estas acciones

policiales y controles, desde el primer momento del secuestro se les fijó a los

secuestradores sin posibilidad de haberlo sacado a Francia.

Tercero. Las detenciones que se están realizando en servicio coordinado entre la

Guardia Civil y la Policía gubernativa, que ha conducido a la detención de más

de 50 personas. Se han descubierto depósitos de armas y pisos francos. Todo

ello, una nueva infraestructura para nuevos actos de terrorismo.»

A las seis de la tarde del día 19 del pasado mes de marzo, dos individuos

armados con pistolas obligaron al conductor del «Seat 127» SS-8598-B a

entregarles dicho vehículo y acompañarles hasta las inmediaciones de Elgóibar,

donde le indicaron que se apease. A las siete menos cuarto de la tarde, cuando

el director de la factoría Sigma, don Ángel Berazadi, abandonaba su trabajo, fue

secuestrado por los pistoleros. Las sospechas del secuestro comenzaron al

retrasarse la llegada del señor Berazadi a su domicilio, en el donostiarra

barrio de Inchaurrondo. Sus familiares recorrieron en automóvil el trayecto

entre San Sebastián y Elgóibar varias veces, hasta que decidieron dar parte de

la desaparición a la Policía. De madrugada, en el restaurante Restop, próximo a

San Sebastián, fue encontrado el automóvil del señor Berazadi y junto a éste el

«Seat 127» robado por los dos individuos armados. A las cinco de la madrugada

del día 20, doña María del Carmen Estaría, esposa del señor Berazadi, presentó

la correspondiente denuncia en la Comisaría de Policía de San Sebastián sobre la

desaparición de su esposo. A la vez pareció confirmarse en medios políticos de

San Juan de Luz que el secuestro había sido llevado a cabo por un comando de E.

T. A.-V Asamblea. El día 22, la familia, del señor Berazadi seguía sin tener

comunicación alguna sobre el paradero del mismo ni sobre las condiciones que

podrían imponer sus secuestradores.

Mientras las fuerzas del orden público mantenían el más riguroso secreto sobre

el asunto, se sospechaba que podían ser responsables del hecho los activistas

Echegaray y Moreno Bergareche.

Por su parte, la esposo del secuestrado negó que a su marido le hubieran

reclamado 10 millones de pesetas, indicando que la cifra exacta era de dos

millones, y que sus yernos eran los encargados de todos los trámites referentes

a este penoso asunto. Una rueda de Prensa convocada para la noche del día 25 fue

suspendida por los parientes del industrial a causa de que en aquellos momentos

la familia estaba realizando negociaciones urgentes con los secuestradores.

El sábado día 27 se hizo pública la petición de 200 millones de pesetas como

rescate del señor Berasadi.

 

< Volver