Autor: Barbero, David. 
 Tras los graves sucesos. 
 Ayer se reprodujeron algunos enfrentamientos en Vitoria     
 
 Informaciones.    05/03/1976.  Página: 2. Páginas: 2. Párrafos: 30. 

TRAS LOS GRAVES SUCESOS

AYER SE REPRODUJERON ALGUNOS ENFRENAMIENTOS

EN VITORIA

Por David BARBERO

VITORIA, 5.

EL Ayuntamiento de Vitoria y la Diputación Foral de Álava hicieron ayer públicas sendas notas en las que manifiestan abiertamente su profunda disconformidad y disgusto por la actuación gubernamental ejercida en los últimos meses, y que ha derivado en los trágicos sucesos del miércoles.

Estas manifestaciones de las autoridades municipales y provinciales en contra del Gobierno Civil y la declaración de hoy viernes como día de luto en Vitoria han sido los aspectos más importantes sobre la valoración e interpretación de los trágicos acontecimientos ocurridos en la capital alavesa.

NOTA DEL AYUNTAMIENTO

La nota del Ayuntamiento dice textualmente:

"El Ayuntamiento de Vitoria, reunido en sesión plenaria en el día de hoy, ha adoptado los siguientes acuerdos:

1. Lamentar profundamente el gravísimo deterioro de la convivencia ciudadana que culminó con los luctuosos acontecimientos de ayer y del que todos tenemos que sentirnos en algún modo responsables.

2. Expresar la disconformidad de la Corporación por la actuación gubernativa en nuestra ciudad durante los dos últimos meses.

3. Rechazar rotundamente todos los actos de violencia y de coacción que se han producido en nuestro pueblo atentatorios para la libertad y el orden justo y fraterno.

4. Manifestar nuestra preocupación por los medios empleados para garantizar el orden público.

5. Declarar para mañana viernes día de luto en Vitoria y exhortar a todos a la reconciliación para restablecer la paz ciudadana."

LA DIPUTACIÓN

Por su parte, la nota de la Diputación señala textualmente:

"Profundamente disgustados por la actuación gubernamental seguida en la provincia de Álava y que ha derivado en los trágicos sucesos que estamos viviendo, la Corporación Provincial, reunida en el día de hoy, ha acordado solicitar con carácter urgente audiencia al presidente del Gobierno y al vicepresidente para Asuntos del Interior y ministro de la Gobernación."

PUNTUALIZACIÓN DE GOBERNACION

En relación con los acuerdos adoptados en sesión extraordinaria por la Diputación y el Ayuntamiento de Vitoria, fuentes allegadas al Ministerio de la Gobernación han puntualizado, con fecha de ayer, lo siguiente:

"Desde que se iniciaron los conflictos, hace dos meses, las autoridades laborales y los órganos sindicales han tratado en el ámbito de sus respectivas competencias y por todos los medios a su alcance, de conciliar las posturas en pro de una solución satisfactoria.

A pesar de la buena disposición de la Organización Sindical y de la Administración, propiciando soluciones tendentes a lograr fórmulas de compromiso para la parte social y para las propias empresas que acabasen con los paros y conflictos laborales, no obstante se deterioró la situación y en algunos casos se hicieron imposibles soluciones de arreglo e incluso a veces hasta el mismo diálogo.

A lo largo de todo este proceso, la autoridad gubernativa se ha limitado a adoptar las medidas pertinentes para mantener el orden, obligación inexcusable por otra parte, al tiempo que alentaba toda solución negociada. Pero ante lo irreductible de las posturas, el orden público se ha visto alterado en el día de ayer con gravedad inusitada, por lo que las fuerzas del orden, cumpliendo con su obligación de restaurarlo, y poniendo en peligro la propia integridad de sus agentes, agotaron todos los medios ordinarios de disuasión para verse finalmente forzados, en legítima defensa, a hacer uso de las armas. De la violencia de estos hechos es fiel reflejo el balance de víctimas, de todo punto lamentable. En la misma tarde de ayer se trasladó a Vitoria el director general adjunto de Seguridad para prestar sobre el terreno su asistencia y así contribuir más pronto al restablecimiento de la normalidad."

NUEVOS ENFRENTAMIENTOS

Ayer por la mañana (ver INFORMACIONES de ayer) Vitoria se encontraba prácticamente paralizada. Los establecimientos estaban cerrados y las entidades bancarias dejaron de funcionar a las once de la mañana. El ambiente de la calle era de una gran tensión.

Numerosas personas lucían brazaletes negros en señal de duelo. Michelin se había unido al paro y, según Sindicatos, eran 14.500 obreros los parados. Los accesos a la ciudad se hallaban controlados por fuertes contingentes de fuerzas de la Guardia Civil.

Las barricadas habían sido abiertas parcialmente, si bien las calles y avenidas se encontraban llenas de carrocerías de automóviles, farolas arrancadas, señales de tráfico abatidas, maderas e incluso troncos de árboles, bloques de cemento armado, piedras, ladrillos, etc. Al mediodía volvieron a cerrarse muchas de estas barricadas, sobre todo las situadas en las calles próximas a Portal de Villarreal.

En muchas calles de Vitoria se veían lunas de escaparates destrozadas, así como cabinas telefónicas y carteles comerciales completamente destruidos. La vigilancia de las fuerzas era intensiva.

En Zaramaga la situación era crítica desde primeras horas de la mañana. Piquetes de hombres estaban apostados en las esquinas y muchos de ellos recomponían las barricadas.

Junto a la iglesia de San Francisco de Asís, a la altura de la lonja, situada en el número 7 de la calle Reyes de Navarra, se había instalado una pequeña cruz de madera y una vela, rodeadas de pequeñas piedras en círculo y una caja para aportaciones voluntarias. En este lugar fue precisamente en donde cayó una de las víctimas de los incidentes acaecidos el pasado miércoles. Asimismo, podia verse un reguero de sangre de unos treinta metros y en el suelo una palabra: «Justicia», escrita con la misma sangre.

Alrededor de las doce de la mañana la policía hizo acto de presencia en el lugar y procedió a recoger todos estos objetos. Los agentes fueron abucheados por los vecinos, a lo que la fuerza pública respondió con disparos de balas de goma.

La tensión continuaba en Zaramaga y la mayor parte de los comercios se encontraban cerrados a excepción de algunos establecimientos del ramo de la alimentación. Se produjeron varias detenciones y la Policía obligó a algunos transeúntes a apartar las barricadas.

En Adurza estaban también abiertas todas las barricadas, aunque permanecían la mayoría de los objetos. La vigilancia también aquí era muy intensa, sobre todo a causa de los rumores difundidos en torno a una posible gran asam

longación de la huelga, ante lo cual el citado párroco les ordenó, ateniéndose al Concordato vigente, que suspendieran las pesquisas. El agente de mayor graduación, tras consultar con sus superiores, abandonó el lugar.

Mientras tanto, en diversos lugares de la capital alavesa se han producido nuevos enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos de manifestantes, a consecuencia de los cuales han resultado nuevos heridos de diversa consideración.

En cuanto a las personas que todavía permanecen en los hospitales como consecuencia de las heridas recibidas el primer día de los enfrentamientas, se ha podido saber que por lo menos cuatro de ellas se hallan en un estado de extrema gravedad.

El balance de víctimas, sin contar las producidas en la tarde de ayer, se establecía en tres muertos, 73 heridos, de los cuales cuatro ya hemos indicado que están en estado gravísimo, 45 presentan heridas producidas por armas de fuego y los otros 17 tienen heridas producidas por golpes.

UNAS DOSCIENTAS DETENCIONES

Asimismo, de fuentes policiales se ha podido saber que a raíz de los incidentes del miércoles se han practicado unas doscientas detenciones. Unos cincuenta de los déte-

(Pasa a la pág. siguiente.)

blea a celebrar en la Campa de Olarizu.

SUSPENSIÓN DE MISAS

En las iglesias de San Francisco de Asís y de Nuestra Señora de Belén fueron ayer colocados anuncios en los que se indicaba la suspensión de las misas de la tarde a causa de los dolorosos sucesos del día anterior.

Asimismo, se han tenido noticias de registros de la Policía en las citadas iglesias. En uno de estos registros de los miembros de la fuerza pública encontraron en un armario numerosos víveres. El párroco, a preguntas de los policías, aseguró que eran para ser entregados a los obreros en caso de necesidad. Al parecer, tras esta respuesta, los miembros de la Policía acusaron al sacerdote de cooperar a la pro-

INCIDENTES EN NAVARRA (CON ESPECIAL INTENSIDAD EN PAMPLONA), GUIPÚZCOA Y VIZCAYA

(Viene de la pág. anterior.)

pidos han sido ya puestos en libertad tras haber sido sometidos a interrogatorio. Aunque ¿lo se conocen las identidades de los que quedan en la cárcel, se ha sabido que entre ellos figuran los líderes obreros que han dirigido las huelgas de los dos últimos meses.

MANIFESTAClONES Y PAROS

Diversas manifestaciones, paros, enfrentamientos y disturbios han tenido lugar en las capitales y otras ciudades de las provincias de Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra, en relación con los acontecimientos ocurridos en Vitoria eJ pasado miércoles.

En Bilbao, desde las ocho de la mañana, diversos grupos integrados principalmente por jóvenes se manifestaron por las calles céntricas, proferiendo diversos gritos. Tuvo que intervenir la Policía para disolverlos. Esta; manifestaciones se repitieron varias veces, adquiriendo mayor proporción hacia las cinco de la tarde. Las Interven ciones de la Policía fueron numerosas y en varias de ellas tuvieron que enfrentarse con los manifestantes para impedir la construcción de barricadas.

Asimismo, los paros han adquirido cierta importancia en las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa, aunque la reacción en Pamplona ante los acontecimientos vitorianos ha sido lo más destacado.

EN PAMPLONA

En Pamplona tuvo lugar ayer un paro prácticamente generalizado en el que ha participado activamente un gran número de los trabajadores de la capital navarra como respuesta a los incidentes ocurridos el miércoles en Vitoria. Asimismo han sido muchos los comercios, tiendas y entidades bancarias que se han visto obligados a cerrar a causa de la acción de los piquetes de huelguistas, tanto en el centro de la ciudad como en la periferia. - Hacia las doce del medioiflia tuvo lugar un- importante concentración de los "trabajadores en huelga con el fin de participar en la manifestación que había sido convocada desde la céntrica

plaza del Castillo, y que se pudo realizar a pesar de la intervención de numerosos efectivos de la Policía Armada, dotados con material antidisturbios que controlaban los accesos a la plaza. Los manifestantes portaban una bandera vasca y profirieron diversos gritos referentes principalmente a la intervención de la Policía en los enfrentamientos con los manifestantes de Vitoria el día anterior.

Fueron varios los lugares en los que se produjeron choques entre las fuerzas del orden y los que persistían en su intención de expresar públicamente su protesta. Varios piquetes volcaron y cruzaron varios vehículos para interrumpir la circulación en di versas calles.

Uno de los más graves incidentes tuvo lugar en la plaza de San Francisco, cuando un grupo de individuos incendiaron una furgoneta de reparto de butano. La presencia inmediata de los bomberos impidió que el suceso adquifiera graves proporciones, ya que en las proximidades están emplazadas unas escuelas municipales, y por dicha causa los padres de los niños se enfrentaron a los huelguistas por temor a que el incendio pudiera afectar a los escolares.

Por su parte, numerosas amas de casa se han lanzado a las tiendas y supermercados antes de que fueran obligadas a cerrar, para proveerse de alimentos, agotando las existencias de diversas mercancías, especialmente pan y leche.

Durante el día continuaron los intentos de manifestación y la creación de barricadas en diversos lugares de la ciu dad y en los barrios periféricos, la mayoría de los cuales fueron inpedidos por los numerosos efectivos de la Policía, que se había establecido en todos estos lugares.

 

< Volver