Juramento de honor     
 
 ABC.    04/07/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

JURAMENTO DE HONOR

Un letrado le recordó el Código de Justicia Militar, que señala su obligación de no encubrir a ninguna persona, y le preguntó nuevamente el nombre de la persona que le ayudó a entrar en contacto con E. T, A.; el señor Huarte se mantiene en su decisión de no identificar a esta persona por estar bajo un juramento de honor.

Don Ricardo Pardo, director de Urbanizadora Hispano-Belga, empresa perteneciente al grupo Huarte, fue el encargado de recoger las dos partidas, de 25 millones cada una, que se utilizaron para lograr la libertad del secuestrado.

Relató que un elemento de E. T, A. le llamó por teléfono al hotel Bruselas Hilton, para decirle que el dinero lo llevase en una bolsa. Salió del hotel, a cuya puerta le esperaba un individuo con sombrero y gafas, en compañía del cual subió a un taxi para dirigirse a la estación de Mediodía, donde ambos permanecieron hasta que otro individuo del que dijo el primero era su enlace, cogió el dinero y desapareció con él. así como el que había estado a su lado.

También recogió los otros 25 millones de pesetas del Banco de Bilbao en París, cantidad que entrego a un representante de la familia Hilarte, que habia de efectuar las demás gestiones.

Seguidamente el letrado don Pedro Rula Balerdi declaró que. por encargo de un hermano suyo, fue a París con Juan Bandrés Molet, también abogado, y ambos se hospedaron en el París Hílton. Una hora más tarde llegó un representante de Juan Huarte. Jesús Malumbres, quien, tras identificar a ambos abogados, les entregó una bolsa con el dinero y les dijo que debían- seguir instrucciones telefónicas.

Poco después recibieron una llamada en 3a que se les daba una cita en el bar Trocadero. donde se les acercó un individuo Que. al parecer, les conocía, y que les indicó le acompañaran al hotel Baltimore, En una habitación de éste el enlace, tras hablar por teléfono, contó el dinero y los tres permanecieron a la espera de que la radio diese la noticia de la liberación de Felipe Huarte. Poco después ambos abogados quedaron solos.—Cifra.

 

< Volver