Autor: González, Antonio. 
 Regiones. Mientras vuelve a la normalidad Guipúzcoa. 
 Choque frontal entre el ministro del Interior y el Consejo General Vasco     
 
 El País.    19/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

REGIONES El pais domingo 19 de noviembre de 1978

Mientras vuelve la normalidad a Guipúzcoa

Choque frontal entre el ministro del Interior y el Consejo General Vasco.

ANTONIO GONZÁLEZ, San Sebastián Con el telón de fondo de la vuelta a la normalidad laboral en Guipúzcoa y con la continuación de enfrentamientos entre policías y manifestantes en San Sebastián y Pamplona, ayer se registró un nuevo episodio en el choque frontal entre el Consejo General Vasco y el PSOE, por un lado, y el Ministerio del Interior y UCD, por otro, en relación , con los sucesos de Mondragón. El partido gubernamental, empleando argumentos parecidos a los del ministro del Interior, va más allá de la nota tajante de protesta de Martin Villa y pide publicamente la dimisión de todos los miembros del Consejo General Vasco y, de forma muy especial, la del titular de Interior, señor Benegas.

Las demás fuerzas políticas vascas no han sido ajenas a esta guerra de comunicados y tras una reunión mantenida ayer, varios partidos políticos se posicionaban al lado del ente preau-tonómico vasco y en contra del Gobierno. De esta forma se ha establecido una guerra de comunicados en los que están latente la distinta forma de entender la situación en Euskadi y, más concretamente, su posible pacificación.

El Gobierno, a través de una carta dirigida al presidente del Consejo General Vasco, recogida íntegramente en la segunda edición de EL PAÍS de ayer, viernes, responsabiliza al ente preautonómico de Euskadi de haber contribuido a desencadenar la huelga general en Guipúzcoa y de los enfrentamientos que se desarrollaron durante la jornada. La carta, que está remitida por Martín Villa y va dirigida al presidente del CGV, Ramón Rubial, apoya sus acusaciones en el informe hecho público por la Consejería del Interior sobre los sucesos de Mondragón, que difería sustancialmente de la versión de los hechos de la comandancia de la Guardia Civil de San Sebastián.

Por su parte, la UCD del Pais Vasco llega, en base a una argumentación similar, a pedir la dimisión de todos los miembros del Consejo General Vasco. En concreto, cuando citan al titular de la

cartera de Intenor, objeto de todas las acusaciones, señalan que Txiki Benegas, como miembro directivo nacional del PSOE, ha proferido unas afirmaciones demagógicas en busca de popularidades mal entendidas, demostrando una vez más la total incapacidad de este partido para asumir una responsabilidad de Gobierno en este país».

Para UCD, el Consejo General Vasco, con la postura adoptada en los sucesos de Mondragón, está justificando la acción armada «como respuesta necesaria —dicen los centristas vascos— a una supuesta violencia institucional alentando el terrorismo en el País Vasco».

El consejero del Interior replica.

En un comunicado no menos extenso, la´ Consejería del Interior, en nombre propio, se dirige al ministro del Interior, al que en primer lugar le señala que dicha Consejería «se ratifica en la relación de hechos ocurridos en Arechavaleta y Mondragón, que consta en el comunicado publicado por esa Consejería el día 16 de noviembre».

Acto seguido manifiesta su sorpresa por lo que califica de «nerviosa y mala lectura» del ministro del Interior del informe presentado por él sobre los sucesos de Mondragón en los que, según el consejero señor Benegas, se desprendía un total rechazo a la violencia y una contribución positiva a crear un clima de paz en el País Vasco.

Tras insistir al ministro que la filosofía que siempre ha imperado a la Consejería del Interior ha sido la de propiciar por todos los medios la paz en Euskadi, le advierte que no es mediante notas oficiales equívocas como se construye un orden público democrático, sino como se irrita y solivianta a la población.

De esta forma política global de entender lo que tiene que ser la acción pública, el señor Benegas advierte al ministro del Interior de que «no hará dejación en ningún caso de su obligación de tratar de aproximarse a la verdad y comunicársela al pueblo ante el que debe responder, como lo hizo con ocasión de los sucesos de Pamplona, Rentería y San Sebastián, y recientemente en Mondragón».

A continuación, el señor Benegas informa que defiende y defenderá en todo momento a las fuerzas de orden público, pero al mismo tiempo exigirá a las mismas, el respeto a los derechos humanos y actuaciones que no pongan en peligro la vida de la población civil y, lo que es más importante, que la persecución del delito no se convierta en odio hacia el delincuente ni hacia el pueblo que está sufriendo el trauma de la violencia.

Por último, el señor Benegas

considera que el ministro del Interior presenta un planteamiento falso cuando ofrece el dilema de no se apoya al terrorismo o se apoya a quienes han elegido la dura y abnegada misión de hacerle frente». Esta Consejería responde que no apoya, sino que condena el terrorismo.

Varios partidos salen en defensa de Benegas

Ayer por la tarde se reunieron en San Sebastián varios partidos, que decidieron apoyar incondicionalmente la actitud adoptada por la Consejería del Interior ante los sucesos de Mondragón. Los firmantes —el PCE no suscribe el comunicado— el PNV, PSE-PSOE, ESEI, PTE, EKA, ORT y EIA, manifiestan su repulsa al contenido de la carta de Martín Villa por considerar que contiene elementos injuriosos para la Consejería del Interior, «atribuyéndole de forma totalmente injustificada una actitud de defensa de la violencia o de incitar a la misma». El texto continúa afirmando que no tienen más remedio que condenar la actuación del ministerio, ya que «protestan por el hecho de que la Consejería del Interior haya proporcionado a la opinión pública una versión veraz de los hechos, apoyada en las declaraciones de un gran número de testigos.

Por su parte, el comité ejecutivo del PSOE contesta también en un comunicado a UCD, calificando las afirmaciones de los centristas vascos como injuriosas y pide la salida del Consejo Genera! Vasco de los representantes de UCD, por pertenecer al partido del Gobierno, que «es el que está retrasando el trasvase de competencias».

 

< Volver