Autor: González, Antonio. 
 En ocasiones los cierres se produjeron tras la intervención de piquetes. 
 Huelga generalizada en Guipúzcoa por los sucesos de Mondragón     
 
 El País.    18/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

En ocasiones los cierres se produjeron tras la intervención de piquetes

Huelga generalizada en Guipúzcoa por los sucesos de Mondragón

ANTONIO GONZÁLEZ, San Sebastián

La provincia de Guipúzcoa fue escenario ayer de una huelga generalizada convocada como protesta por la intervención armada llevada a cabo por fuerzas de la Guardia Civil contra un comando de ETA, en Mondragón, a resultas de la cual murieron tres personas y resultaron heridas cuatro más. A primeras horas de la mañana comenzaron en San Sebastián los enfrentamientos entre la Policía Armada y grupos de manifestantes. La ciudad se encontraba en numerosos puntos bloqueada por las barricadas, algunas de ellas ardiendo. Hoy Guipúzcoa amanecerá sin periódicos, por la decisión mayoritaria´ de los trabajadores de prensa, que se sumaron a la huelga. Asambleas populares, manifestaciones y una calma muy tensa fue la tónica general de la jornada en este territorio vasco.

A las cinco de la tarde, más de 5.000 personas participaron en el funeral de José María Iturrioz Garmendía, en su villa natal de Legorreta. Minutos antes dos columnas de obreros, procedentes de Villafranca de Ordicia y de Tolosa, se sumaron a los actos. Finalizada la ceremonia, en orden total, miles de personas avanzaron hacia el cementerio tras el ataúd, cubierto por una gran ikurriña. Los manifestantes más tarde recorrieron las calles de la villa y se oyeron repetidas veces gritos de apoyo a la lucha armada de ETA militar, otros que calificaban de asesinos a las fuerzas de la Guardia Civil y otros que pedían la independencia para Euskadi.

En San Sebastián, a primeras horas de la mañana, comenzaron a cerrarse los comercios y bares, y al mediodía no había ningún establecimiento público abierto. Horas antes ya habían comenzado los enfrentamientos y policía. En un despliegue espectacular las fuerzas antidisturbios, que comenzaron a actuar a las diez de la mañana, impidieron la formación de grupos compactos de manifestantes. No obstante, todos los barrios de la ciudad fueron escenarios de enfrentamientos violentos y las calles se encontraban bloqueadas por las barricadas en unos casos y por la policía en otros.

A la una del mediodía se estableció «una tregua» hasta las seis y media de la tarde, en que volvieron a reanudarse las carreras y los choques entre manifestantes y fuerza pública. A las nueve de la noche la calma era prácticamente total.

Hoy, en Guipúzcoa, no aparecerá ningún periódico, ya que, por decisión mayoritaria, los trabajadores de prensa decidieron sumarse al paro. Ayer Radio Popular de San Sebastián, la Voz de Guipúzcoa, Radio San Sebastián y Radio Nacional pararon, mientras que los dos últimos sólo emitían el informativo en cadena cada hora, al conectar con Madrid.

«Los comités de empresa de los periódicos en huelga: Egin, La Voz de España, Unidad y El Diario Vasco denuncian —dice un comunicado de estos medios— la-falta de objetividad de las notas oficiales hasta ahora aparecidas sobre los hechos del pasado día 15 en Mondragón, excepción hecha de la nota elaborada por la Consejería del Interior del Consejo General Vasco.»

El comunicado da cuenta más tarde de las conclusiones a las que llegó la Consejería del Interior, tras las primeras investigaciones ya publicadas por EL PAÍS en su segunda edición del jueves y que, en resumen, recoge los siguientes aspectos:

1.° Que ninguna de las víctimas esgrimía arma alguna en el momento en que la Guardia Civil abría fuego sobre ellos.

2° Que la Guardia Civil realizó además otros disparos intimidatorios al aire cuando se acercaron diversas personas a atender a los heridos.

3.° Que alrededor de tres minutos después de los primeros disparos aparecía en las inmediaciones

otro vehículo con más números de la Guardia Civil, al parecer de paisano, los cuales, ante la presencia de la gente y de varios hombres armados con metralleta —que eran los primeros miembros de la Guardia Civil— abrieron fuego a discreción contra éstos, causaron la muerte de doña Emilia Larrea e hirieron a otras tres personas más.

Otras reacciones

La gestora municipal del Ayuntamiento de Rentería se reunió a primeras horas de la mañana para decidir si el Ayuntamiento se sumaba a la huelga. La votación fue negativa, pero en un comunicado hecho público se condenaba tajantemente la actuación de las fuerzas de la Guardia Civil. A propuesta del PNV, la ikurriña ondeó a media asta con el crespón negro.

Varios partidos políticos abertzales, la mayoría de los convocantes a la huelga, se reunieron ayer en la sede de EIA en San Sebastián y valoraron como «muy positiva» la respuesta dada por Guipúzcoa.

En varias ocasiones funcionaron piquetes, que daban a los comercios y establecimientos públicos un espacio determinado de tiempo para cerrar.

A pesar de que la huelga se generalizó prácticamente por la mañana y por la tarde era, salvo excepciones, total en algunas fábricas, a pesar de salir como decisión mayoritaria la incorporación al trabajo por diversas circunstancias, entre ellas, en contadas ocasiones, las amenazas de bomba, tuvieron que ser abandonadas.

 

< Volver