PSOE, PNV, PCE Y PTE no apoyan la huelga de hoy. 
 Luto, paros y barricadas por los muertos de Mondragón     
 
 Diario 16.    17/11/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

PSOE, PNV, PCE y PTE no apoyan la huelga de hoy

Luto, paros y barricadas por los muertos de Mondragón

SAN SEBASTIAN, 17 (Corresponsal D16).—«Cócteles Molotov» y barricadas, tras los funerales por los tres muertos de Mondragón y la convocatoria de una jornada de huelga por los abertzales, que no secundan PSOE, PCE, PNV y PTE, fueron las notas de la jornada de luto de ayer en Euskadi.

Durante la mañana de ayer varios partidos políticos y centrales sindicales permanecieron reunidos en la sede de EIA, en San Sebastián, para analizar los hechos y, en su caso, adoptar una respuesta conjunta.

Por la tarde, las fuerzas políticas y sindicales mantuvieron una sesión con el consejero del Interior del CGV, Txiki Benegas, que fue interrumpida a las nueve de la noche, en espera de que un portavoz de la comisión popular de investigación —abierta a todo el pueblo de Mondragón y de funcionamiento asambleario— le hiciera llegar un informe sobre el suceso, con testimonios recogidos directamente en una asamblea convocada al efecto.

Condena

La casi totalidad de partidos políticos vascos condenaron ayer la actuación de la G uardía Civil en Mondragón y las medidas policiales aplicadas en Euskadi para combatir el terrorismo.

«Ya una vez más —dice el PNV— la dialéctica establecida entre quienes piensan conseguir soluciones políticas por las armas y los que propugnan el orden sin soluciones políticas, recurriendo casi exclusivamente a meto dos represivos propios de la época franquista, ha afectado incluso a personas inocentes que se hallan al margen de toda violencia.»

El ´dossier´ elaborado por la comisión popular de investigación, surgida a raiz del tiroteo, dice, en relación a la nota oficial de la Comandancia de la Guardia Civil de San Sebastián, que "denunciamos la falsedad de la mayoría del contenido dada la inexistencia, por una parte, del control del cruce de Múdala; por otra, que en ningún momento se dio el alto al Renault-doce; que sus ocupantes no dispararon ni siquiera empuña ron armas».

Finalmente —señala—, que el traslado del herido al centro asistencial no se debió a la intervención de la Guardia Civil, sino a la de la gente que lo atendió, ya que aquélla se enteró de su ingreso media hora después. Todo ello según una flagrante manipulación y deformación de la realidad de los hechos que denunciamos».

Llamamiento al paro

Los partidos abertzales, en las reuniones manteni-

das a lo largo de la jornada, además de denunciar la actuación de las FOP que ocasionaron en Arrásate tres muertos y cinco heridos y al tiempo que exigen el esclarecimiento de los hechos y responsabilidades, hicieron un llamamiento a la clase obrera y al pueblo guipuzcoano, para realizar hoy viernes paros en toda la provincia, llegando hasta la huelga general.

Ayer, en la zona del Alto Deva, la respuesta ya se dejó sentir, llegando al cierre de comercios y fábricas en la amplia cuenca industrial.

Funerales en Mondragón

En distintas iglesias de Mondragón se celebraron ayer funerales por las víctimas de Arrásate. Los féretros, que contenían los cuerpos de los jóvenes Iturrioz y Aramburu, fueron sacados ,de la iglesia a hombros, momento en que el numeroso público entonó el «Eusko Gudariak», y de esta forma fueron trasladados al cementerio en medio de un gran gentío que en respetuoso silencio siguió el paso de

la comitiva.

Allí fue trasladada también en un furgón la tercera víctima, Emilia Larrea, de cincuenta y cuatro años. El cadáver de Iturrioz fue conducido posteriormente a su villa natal de Legorreta.

La misa fue oficiada por el párroco de San Juan Bautista, Jesús Zubiyaga y conceletarada por otros ocho sacerdotes. En su homilía, el oficiante dijo: «Entre todos queremos levantar a nuestro pueblo, sin odios ni diferencias.» Pidió una oración en recuerdo de Ibs tres fallecidos, y dijo «Si estos jóvenes luchaban por buscar la libertad, ahora la van a encontrar en el Señor. Oremos por la paz de Euskadi y por la paz que, al parecer, nosotros no podemos conseguir.»

A la salida del cementerio se formó una manifestación —a la que, según Europa Press, asistieron 7.000 personas— que llegó hasta el lugar en que cayeron las víctimas. La cabeza se dirigió al cuartel de la Guardia Civil, donde la manifestación fue repelida con medios antidisturbios.

 

< Volver