"Por desgracia no disponemos de un instrumento intermedio entre la persuasión y las armas" (general López Prieto)     
 
 Informaciones.    14/10/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

«POR DESGRACIA, NO DISPONEMOS DE UN INSTRUMENTO INTERMEDIO ENTRE

LA PERSUASIÓN Y LAS ARMAS» (GENERAL PRIETO LÓPEZ)

Europa Press informó ayer que el general jefe de la Sexta Zona de la Guardia Civil, don Manuel Prieto López, ha manifestado que «La Guardia Civil se opone al terrorismo de cualquier color, porque lo que hace es defender el orden y el Código Pena!» Tales palabras fueron dichas en uña alocución pronunciada con motivo de la Patrona del Cuerpo, ante las fuerzas que formaban en el cuartel del Parque y en presencia de las autoridades militares y civiles. Tras señalar la postura del Cuerpo y del resto de las fuerzas del orden, el general tefe agregó: «La Guardia Civil está recibiendo un trato que no es el adecuado. Se nos, están haciendo por diversos medios de comunicación, no todos, una serle de acusaciones que creemos no merecer Ni la Guardia Civil ni el resto de las fuerzas del orden público es un Cuerpo represivo.»

Dijo también que el cuerpo cumplía con una misión probablemente anodina, sin el oropel del acto heroico.

Al recordar que el duque de Ahumada había marcado en el Reglamento la "persuasíón». el general de la Sexta Zona" de la Guardia Civil señaló: «Por desgracia, después no tenemos más que el uso de las armas. No disponemos de un instrumento intermedio etre la persuasión y las buenas palabras y el arma de que estamos dotados, arma de la que no haremos uso nunca porque no es la norma de la Guardia Civil, a no ser que se vean agredidos por otra. Pero no piense nadie —concluyó— que si algún guardia civil hace uso de las armas porque su vida peligra, lo vaya a tener el apoyo total de sus jefes, cualquiera que sean las consecuencias que de esa actuación se hayan derivado.»

Por último, dijo que él no sabia que ninguno de los que componen la Guardia Civil o la Policía Armada y la gubernativa se complazcan teniendo que usar unos procedimientos que van contra su manera de ser y que pueden herir a unos ingenuos perfectamente dirigidos por alguien que no da la cara. Consecuencias que todos los que visten uniforme deploran v lamentan.

 

< Volver