Cinco hombres jóvenes ante el 18 de julio  :   
 Lo que esta fecha significa para los nuevos trabajadores de España. 
   18/07/1962.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Página 4

18 de julio de 1962

CINCO HOMBRES JÓVENES ANTE EL 18 DE JULIO

LO QUE esta fecha significa para los NUEVOS TRABAJADORES DE ESPAÑA

En la vida de España el 18 de Julio es una fecha definitiva ya, incorporada, con

carácter terminante e irrevocable al curso de la Historia. En lo personal y

humano, aquella jornada es recuerdo vivo para muchos: para los que vivieron el

dolor y la gloria de tales días, presentes para siempre, por su excepcional

intensidad, en la memoria y la vida propias. Pero .hay otros españoles,, los

jóvenes, para quienes ese recuerdo no existe sino a través de la experiencia

familiar y la evocación hogareña. Ellos´ no habían nacido cuando la guerra

empezó. Para ellos la lucha no fue emoción directa—tiros, dolor, sangre,

esperanza y gloria—, sino indirecta, a través de evocaciones periodísticas y

relatos de libros.

¿Cómo ven estos hombres jóvenes el 18 de Julio que no vivieron en su vida

propia? ¿Qué significación tiene para ellos, esa -fecha que . señala un rumbo

nuevo a la historia nacional? ´

En torno a esto hemos hablado con un grupo de varios muchachos, trabajadores

todos en actividades y disciplinas distintas. No conocieron directamente el 18

de Julio. Pueden, por tanto, enfocar´ con absoluta objetividad aquella fecha.

Todos ellos son jóvenes (alguno no cumplió aún, por razón de edad, el servicio

de las armas). Uno es ,tornero; otro, chapista. Aquél trabaja como contable en

una fábrica de Vallecas, y éste es empleado en . un Banco, y este otro es

maestro nacional en la periferia de Madrid. Voces jóvenes V limpias, sencillas y

claras, que van respondiendo con palabras diversas, mas con mucha coincidencia

en el fondo, a cinco preguntas sobre la fecha que ahora, una vez más, recuerda

España.

SIGNIFICADO Y REMORA DEL 18 DE JULIO

—¿Qué significado histórico tiene para ustedes´ el 18 de Julio?

-A mi juicio—dice el obrero chapista—, representó la continuidad ideológica de

España. Era ésto lo que entonces se ventiló.

Para otro de los participantes en la pequeña rueda periodística la fecha sig-

trffléa la defensa de´ la Cristiandad, que estaba representada por la clase

burguesa; frente al comunismo, vinculado a la clase trabajadora. Otro estima que

es un punto de partida hacia una etapa nueva, una ruptura con la evolución

social del pasado siglo.

—Para mí es—dice el muchacho que enseña a leer a muchos chavales de Villaverde—

un cambio en la marcha de la mentalidad nacional, que hizo que un momento

determinado, ante un enemigo común, se unieran fuerzas antes separadas por sus

formas de actuar, aunque en el fondo coincidieran en su ideología cristiana.

ENFOQUE DE UNA FECHA

—Esa-fecha, ¿es pasado, presente o futuro para la juventud obrera?

La respuesta del funcionario de Banca es inmediata y clara:

—Para los que consideran que el 18 de Julio fue la defensa de unos valores

morales, presente, ya que los valores de este carácter son siempre presente.

Para alguno de los jóvenes opinantes la fecha es aún futuro, por no haber

llegado a plena realización sus posibilidades. Y para el muchacho maestro, el 18

de Julio es a la vez pasado, presente y porvenir: algunos de sus propósitos se

consiguieron ya, otros están´ en vías de realización y aún quedan bastantes por

llevar a cabo.

EL PLANTEAMIENTO FUE IDEOLÓGICO

—Los trabajadores que no vivieron el 18 de Julio, ¿se consideran implicados en

él?

—Sí—responde clara e inmediatamente el empleado de Banco—, siempre, que se

admita, como- premisa previa, lo que la fecha significó como defensa de unos

valores morales.

Las restantes respuestas difieren. Següsí unas, el obrero está, ideológicamente,

implicado en aquella fecha. Según otras, no, porque resulta ´difícil sentirse

dentro de lo que no se ha vivido. Y hay quien opina que aquella implicación

existe, porque aunque no sea de modo directo, las consecuencias de los hechos de

entonces han llegado a los españoles todo:.

—¿Piensan ustedes que el planteamiento del 18 de Julio fue sobre todo ideológico

o social?

Las cinco respuestas coinciden: dicho planteamiento fue eminentemente

ideológico, aunque después tuviese unas consecuencias sociales.-

TRABAJADORES DE AYER Y DE HOY

—Una última pregunta: ¿existe diferencia de mentalidad entre los trabajadores

viejos y los jóvenes en relación con el 18 de Julio?

Hay también unanimidad en la respuesta. Esa diferencia existe, por la lógica y

clara razón de que unos vivieron la fecha y otros no. En algunos persiste aún el

resentimiento y no han sabido reaccionar positivamente. Los jóvenes ven las

cosas con otra objetividad, y su reacción es ante los hechos y no ante los

recuerdos.

—Nuestra posición es muy diferente. Nosotros no opinamos, en general, como

opinaron ellos. Son generaciones distintas. Y problemas distintos. Existe, por

tanto, diferencia de mentalidad. Como existe, quizá, entre los mismos

trabajadores viejos. Unos han sabido evolucionar, adaptarse a la nueva realidad.

Otros´ continúan con los criterios y los puntos de vista de hace treinta y

cuarenta años.

Así han hablado, sobre el 18 de Julio, algunos españoles que no lo vivieron.

 

< Volver