Autor: Urbano, Pilar. 
 Entrevista con Landelino Lavilla. 
 "El pueblo no puede ir por un lado y el parlamento por otro"  :   
 Tendrá que haber pactos de legislatura para temas concretos. 
 ABC.    24/03/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ABC. SÁBADO, 24 DE MARZO DE 1979, PAG. 5.

ENTREVISTA CON LANDELINO LAVILLA

"EL PUEBLO NO PUEDE IR POR UN LADO Y EL PARLAMENTO POR OTRO"

Tendrá que haber pactos de legislatura para temas concretos

LANDELINO Lavilla, presidente «in pectore» del Congreso da Diputados, llega al palacete da San

Bernardo a las cinco y diez de la tarda. Yo también. Nos encontramos en su despacho de ministro de

Justicia «todavía». Me cuenta que ha mantenido días airas algunas conversaciones con el presidente

Suárez, «considerando mi posible encale en las distintas responsabilidades y cargos a cubrir».

Barajaron, pensando en su propio caso, la alternativa «seguir o no seguir en el Gobierno». «No... no es

que yo haya preterido presidir el Congreso a continuar siendo ministro de Justicia... Analicé pros y

contras de una y otra opción, y la tarea parlamentaria que si me proponía... Hay que reconocer que va a

ser un trabajo apasionante, difícil y atractivo. ¿Inédito? No. Ahí está el buen precedente da Fernando

Álvarez de Miranda, que ha marcado su propio estrío, de comprensión, da entendimiento...»

Suena el teléfono. El presidente le reclama desde la Moncloa. Decidimos seguir hablando en el coche. De

camino, le solicito un «a priori» de la legislatura aún «no nata».

«Hay que conseguir unos modos de vida parlamentarios que aseguren el prestigio del Parlamento como

base de la vida democrática y como reflejo real de la vida de los españoles. El pueblo no puede ir por un

lado y el Parlamento por otro. Los españoles hati de ver en las Cámaras una representación fiel de ellos

mismos. Es decir: que en el Parlamento se encarne la democracia... La composición del Congreso es tan

plural y contrastada como han querido las urnas. Y eso está ahí. Se dará el juego, lógico y siempre

deseable, entre mayorías y minorías, entre Gobierno y oposición. Y, entre todos, tendremos que poner en

pie las Instituciones del Estado; y hacer realidad las nuevas normas constitucionales. ¡Hay una gran tarea

por hacer!»

PODER-OPOSICIÓN

• Al señor Lavilla le parece interesante eme se racionalice el trabajo «para respetar máximamente el

tiempo de los hombres del Gobierno y que puedan trabajar en sus despachos». Hablamos del juego de la

oposición: «No ha de ser tan hostigante que dificulte y obstaculice la labor del Gobierno. Pero esa

dinámica de oposición y crítica ha de darse. Es más, ]a titularidad del Poder se comparte entre el

Gobierno y la oposición. Y cada polo del tándem ha de Jugar su papel, de modo que el resultado sea

fecundo para el PAÍS.»

Mis preguntas concretas, «mondas y lirondas», sobre si se Irá a una investidura de «generoso apoyo» o de

mero «respaldo funcionáis´; si él es partidario de generar grupos parlamentarlos con pocos escaños, para

que los socialistas andaluces y los de Coalición Democrática tengan su propia entidad; si habrá debate en

torno al programa de Gobierno...; si se «guardará la ausencia a los Herri Batasuna, en el Congreso...

quedan en un diplomático «ya se verá... ya lo trataremos allí... yo no debo pronunciarme con criterios

personales o de partido». íVale!

LAS CONSULTAS DEL REY

• Enfilamos la Gran Vía, camino de la Moncloa. Me comenta que por encima y por debajo de las

afinidades coyunturales y de las sintonías Ideológicas entre los distintos grupos políticos, tendrá que

haber transacción y compromiso para temas concretos: «Claro que siempre es más fácil ponerse de

acuerdo, incluso entre fuerzas políticas antagónicas, para derribar a un Gobierno, que para ofrecer una

propuesta válida de sustitución.»

Dentro de pocos días el Rey iniciará sus consultas con los portavoces de esas fuerzas políticas, como

establece la Constitución, antes de señalar al que ha de ser presidente del Gobierno. Pregunto al futuro

presidente del Congreso, Intermediarlo definitivo para proponer a la Cámara la decisión del Rey, si no se

trata realmente de unas consultas de «protocolo oficial», toda vez que ya se saben los resultados:

gobernará un hombre de la UCD, Adolfo Suárez. «Auque a veces se juega a "ganador fijo", hay que

entrar en el juego. Esos contactos, esas consultas, esas audiencias del Rey con los representantes de los

partidos políticos son un uso constitucional interesante y conveniente, que ha de practicarse... Sí, sí,

aunque no haya sorpresa en la decisión, hay que hacer del texto de la Constitución algo vivo, mediante el

uso. Es francamente bueno que el Rey oiga lo que los distintos líderes quieran decirle sobre la situación

político presente y futura...»

«Es bueno que el Rey oiga a los distintos líderes»

«Los Estatutos requerirán acierto, rigor y nervios templados»

LOS ESTATUTOS, TEMA FUERTE

• Atravesamos las cancelas del palada El coche aminora la velocidad, al pisar 1» gravilla. Miro el reloj,

nos quedan dos o tres minutos. Pido al «todavía ministro» Landelino Lavilla un apunte adelantado de los

temas legislativos eme caldearán más el ambiente en la Cámara que va a presidir: «Ye creo —me dice—

que si bien hay cuestiones, como el aborto o el divorcio o la definición del modelo de sociedad, que

pueden provocar "acaloramientos" dentro y fuera del Congreso, es un hecho que los partidos y» hemos

tomado postura sobre todos esos temas. En mi opinión, un tema fuerte es 1» organización territorial del

Estado, y dentro de ese titulo, la discusión de los Estatutos de Autonomía; requerirá acierto, rigor, nervios

templados... para que nada esencial se perturbe en la vida pacífica del país. ¿Tiene usted ya en la mente o

en el portafolios, un* cronología de los trabajos legislativos?, pregunto.

«Habrá que armonizar el orden cronológico de los proyectos, de acuerdo con su presentación en el

Congreso, y el orden logice de urgencias y prioridades. Ni que decir tiene que es urgente la puesta a punto

de todo el aparato de administración de Justicia garantía, última y «sine qua non» de la vida democrática.

Y lo es también la reforma del Código Civil, y el Derecho de Familia y el disponer de un Código Penal

adecuado a los tiempos y circunstancias actuales... Pero, un «previo» a todo cuanto hagamos será el

Tribunal Constitucional; y para dotarle habrá que organizar antes el Consejo General del Poder Judicial...

Ese es un ejemplo de orden lógico. Si hablamos del orden cronológico, ahí están los proyectos de

Estatutos Autonómicos, que aguardan desde la legislatura anterior...» Y a modo de despedida, ya en el

zaguán de la Moncloa, un gesto simpático de «¡todo se andará!»

«CAPAZ DE CAPEAR TEMPORALES.

• Escribo esta entrevista en vísperas de la votación y proclamación del presidente del Congreso. Dentro

de unos días, unas horas, quizá. Landelino Lavilla encargará que recojan de su despacho de ministro de

Justicia sus papeles y efectos personales... «sin olvidar las fotografías de mi mujer y mis chicos». Las he

visto allí, sobre una repisa. Juanita, su mujer, es la estampa viva de la alegría y la jovialidad. Habíamos

hablado por teléfono unos minutos. Me contó «el maratón de la campaña de Jaén»,., «ye le ayudé lo que

pude ...unos días intensísimos, duros, inolvidables..., y además sorprendentes: Landelino me mostró una

imagen de hombre "popular" que yo no podía» ni imaginar... Al frente del Congreso me parece que lo

hará muy bien. Es un puesto que le cuadra. No sólo por sus conocimientos de jurista, sino por su carácter:

mi marido es un hombre muy sereno, muy reflexivo, muy "templado", capaz de capear lo* temporales

que le echen. Será un buen presidente parlamentario, ¡seguro!

Pilar URBANO.

 

< Volver