Autor: Taboada, Carlos. 
 Los opositores impugnarán la votación. 
 UCD-Madrid: Abel Cádiz logró la presidencia     
 
 Diario 16.    23/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Los opositores impugnarán la votación

UCD-Madrid: Abel Cádiz logró la presidencia

Carlos Taboada

MADRID, 23 (DI6).-

Una reñidísima y conflictiva votación colocó a Abel Cádiz en la presidencia de la Unión del Centro

Democrática (UCD) en la provincia de Madrid. Su oponente, el senador Armando de Miguel impugnará

el resultado que dio triunfador por dos votos de diferencia.

Con un acalorado clima entre los compromisarios de la II Asamblea de UCD-Madrid —la presidente de

mesa, Carmela García Moreno pidió insistentemente educación, civismo y educación»—, Abel Cádiz

logró la jefatura del partido centrista en la capital de España.

Aunque algunos minis-tros hicieron acto de presencia en la Asamblea que se celebró en un colegio mayor

—Antonio Fontán, José Pedro Pérez Llorca y Agustín Rodríguez Sahagún— los grandes líderes a nivel

nacional de UCD no pujaron por la presidencia madrileña.

Las candidaturas

Las dos candidaturas que en principio se iban a presentar respondían a una política de alianzas entre las

distintas tendencias que conforman UCD. Mientras que la de Abel Cádiz contó con el apoyo de los

socialdemócratas de Francisco Fernández Ordóñez y los democristianos de José Luis Álvarez, la de

Armando de Miguel dispuso el favor de los liberales de Garrigues y otras fuerzas dispersas del partido. A

última hora, ante la insistencia de los «descontentos» que iban a votar en blanco, el senador Joaquín

Satrústegui encabezó una tercera lista calificada de «testimonial».

De setecientos doce votos computados, trescientos tres fueron para Abel Cádiz; trescientos uno logró

Armando de Miguel; ochenta y ocho Joaquín Satrústegui; amén de dieciséis votos en blanco y cuatro

nulos.

Precisamente estos últimos fueron los que elevaron el grado del congreso. Tres de ellos fueron

reclamados como válidos por los interventores de De Miguel con lo que su candidatura sería la

triunfadora, en caso de aceptarse con un voto más sobre la segunda.

De los tres votos, dos fueron considerados nulos por haberse utilizado papeletas equivocadas y otro por

haber escrito «mermando» en vez del nombre correctamente y con los dos apellidos.

Armando de Miguel declaró a D16 minutos después de conocerse el resultado que existía base suficiente

para impugnar la votación. «A nivel de intencionalidad -dijo- los tres votos nos corresponden, aunque se

expresasen equivocadamente.»

La mesa pasó sus apuros para dilucidar el tema, ya que paulatinamente crecía la impaciencia. Tuvo, en

última instancia, ante las numerosas interrupciones que retirarse algunos minutos a deliberar fuera de la

sala. Al término del receso, su presidenta, la diputado García Moreno, anunció los resultados explicando

que los votos nulos se habían aceptado como tale por unanimidad.

En ese momento una gran avalancha de delegados se acercó a Abel Cádiz que visiblemente nervioso se

acercó a De Miguel para estrecharle la mano y vociferar: «UCD es un partido integrador.»

Abel Cádiz, un perfecto desconocido hasta el I Congreso nacional del Centro en que presentó una

candidatura rival a la oficial, manifestó a D16 que lo único que le movía era ayudar ,a UCD «para

configurarse como un partido unido y no un grupo de personas reunidas por el poder».

«Ni quise presentarme a las elecciones legislativas —prosiguió— ni a las municipales, solamente lo hago

a éstas para demostrar que en la UCD la democracia funciona, las iniciativas de las bases tienen su

repercusión y que, también, h hay hombres como que no esperan ningún cargo político sino poder hacer

cosas desde un partido al servicio de la sociedad».

Como los vítores y aplausos fueron en aumento, Carmela García Moreno se quejó del alboroto. «No hay

porque exteriorizar tanto las preferencias de los señores delegados. El culto a los individualismos

exagerados no debe existir en un partido unitario como el nuestro», agregó.

Abel Cádiz que es presidente de la Agrupación de Alcalá de Henares confesó que los liberales no le

«tragan» porque promovió, hace meses, una manifestación contra la autopista que atraviesa el pueblo y en

la que se pero la dimisión del ministro Garrigues.

El nuevo jefe de la UCD madrileña quiere que los líderes bajen al ruedo y se justifiquen antes las bases.

«No se trata sólo de mandarnos pegar carteles —comentó— es preciso que nos expliquen, por ejemplo, su

actuación en torno al divorcio».

Abel Cádiz, que es profesor de ICADE, cree que UCD puede llegar a ser un gran partido en el que la

militancia y los dirigentes estén cohesionados y busquen lo mismo.

Previamente, subió a! estrado el secretario de organización y presidente de la gestora UCD-Madrid,

Manuel Núñez, para dar cuenta de los cuatro meses de mandato transcurridos desde la dimisión de la

anterior ejecutiva provincial encabezada por Manuel Ortiz

Armando de Miguel mostró voladamente sus creencias de que la candidatura de Abel Cádiz contaba con

el respaldo oficioso del partido. Se refirió a que habían podido utilizar locales que a ellos encontraron

cerrados.

Junto con Abel Cádiz fueron designados secretario provincial Jaime Cortezo. y como vocales los 13

restantes compañeros de lista, más siete de la segunda.

El comité ejecutivo queda constituido por las siguientes personas: Félix González Prados, Antonio

Santillana, Antonio Dionis, Luis Sánchez Merlo, Serapio Calvo, Luis Juvero, Enrique Sánchez, Virginia

Rodríguez, José Antonio Pérez, Mariano Alonso, Luis Peral, Mariano Díaz Guerra y María Teresa Tomé,

de la lista de Abel Cádiz. Por la lista de Armando Benito, Armando Benito Calleja, José María Fluxá,

Antonio Tello, Francisco Ruiz Castillo, Salvador Cardenete Ros, Pedro Antonio Martín Marín y Arturo

Moreno Garcerán.

 

< Volver