Intransigencia que desvirtúa     
 
 Diario 16.    09/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Intransigencia que desvirtúa

El Aberri Eguna (día de la patria vasca) ha mantenido desde Su iniciación, en 1932, el carácter de concentración masiva y pacífica. Desde siempre, sus convocatorias fueron señaladas por el especial cuidado de que no degenerasen en algaradas callejeras o en enfrentamientos, Impropios del espíritu de una fiesta de alegría que, de acuerdo con la mentalidad de sus iniciadores, se hizo coincidir incluso con la Pascua de Resurrección para responder claramente a ese propósito.

Únicamente la intransigencia modificó en los últimos años este carácter, desvirtuando y convirtiendo el Aberri Eguna en una jornada de enfrentamiento abierto. Resulta inconcebible que, una vez más, esa intransigencia pueda convertir la fiesta en un duelo.

No es la primera vez que los grupos de presión del País Vasco han puesto en aprieto al Gobierno, dando claras muestras de esa intransigencia. Es la misma intransigencia que se obstina en cerrar el paso a la democracia, que no puede permitir una manifestación popular masiva sobre reivindicaciones legítimas y que, en definitiva, ha presionado siempre para- dificultar la concordia en Euskadi, para que se mantengan las posiciones de los privilegiados. En esta ocasión, el Gobierno, posiblemente mal informado, ha cedido y ha cerrado el paso al legítimo derecho riel pueblo vasco de ejercer la libertad de reunión.

Pero no basta con señalar esta posición del Gobierno, hay que resaltar también que han sido cómplices efectivos de la prohibición aquellos grupos políticos que han pretendido capitalizar en su propio beneficio las aspiraciones del pueblo vasco y han presentado una imagen de división, de desacuerdo fundamental, cuando el fondo de la cuestión se ha centrado sobre todo en la aspiración de todos los partidos a que se les reconociera como interlocutores válidos para expresar las aspiraciones populares.

No se puede jugar a buenos y a malos cuando todavía la democracia es una esperanza.

 

< Volver