Autor: Gallo, Jesús. 
 Crónica de Bilbao. 
 El clero dividido  :   
 Y mientras tanto los comunistas confiesan su ateísmo. 
 El Alcázar.    03/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

CRÓNICA DE BILBAO

Y mientras tanto ios comunistas confiesan su ateísmo

BILBAO. (Por télex, una colaboración de Jesús Gallo). Al vacio que dejó con su nota la comisión de la Conferencia Episcopal Española, han respondido los Obispos de la Archidiócesis de Burgos con una carta pastoral colectiva sobre las próximas elecciones, bajo el prisma de la fe cristiana.

Esta pastora] sólo tiene una laguna muy grave, y es que se ha negado a firmarla el obispo de Bilbao. No diremos el señor Añoveros porque se encuentra fuera de Bilbao y enfermo, sino su muy ilustre obispo auxiliar.

Una vez más queda en evidencia ante las redes y las presiones que recibe de quienes tienen un sentido irrisorio de la fe de Jesucristo lamentable ausencia; que Dios se lo demande.

Dice esa carta pastoral que el creyente «ha de rechazar programas como el marxista que propugna un materialismo aleo, una dialéctica de violencia y una lucha de clases y una visión de la vida incompatible con nuestra fe».

Las cosas están dichas con caridad pero con enorme claridad. Tan es así que vamos a contarles lo que días pasados ocurrió con unas esquelas que un determinado señor pretendió que salieran en un periódico de Bilbao. Fue con motivo de los siete muertos de la desgraciada explosión en tina fábrica de pinturas.

En primer lugar el portavoz del encargo dijo pertenecer a! Partido Comunista de Euzkadi. Llevaba las esquelas sin cruz y cuando le preguntaron si había consultado a los fallecidos o a sus familiares si querían las esquelas sin cruz, contestó que -ellos eran comunistas y por tanto ateos.

Primera respuesta para el obispo auxiliar.

Tero no quedó ahí la cosa. En las referidas esquelas solo iban cinco fallecidos cuando en realidad habían sido siete. Ante la pregunta asombrada, respondió el enviado que los otros dos eran peritos industriales y no eran por tanto obreros.

¿Es que a los otros dos los habían matado los fascistas?, como

decía con enorme ironía e indignación un señor el otro día. ¿No habían muerto trabajando lo mismo que los demás, o quizá el humo los intoxicó mientras leían un novelón en Archanda?

Esto también es tan inhumano que también se lo brindamos al obispo auxiliar.

Porque este buen señor vino a decir durante la misa que los familiares se quedaban entre el cielo y la tierra.

Aparte su muerte que ya no tiene, por desgracia, remedio, ¿es que no existe un seguro de accidente de trabajo? ¿es que no existe una pensión? Ignoro si será grande o pequeña que de todas maneras nunca el dinero hace olvidar esas ayudas va un abismo. Pero que bonita es la demagogia.

Recuerdo que hace unos años cuando hubo un choque de trenes en Palencia, el inefable señor Cirarda y en los funerales dijo como pidiendo a Dios cuentas: «¿Por qué, porque* les ha tenido que ocurrir a estos? Por el contexto quería decir que porque Dios no había hecho victimas del choque a personas más adineradas, todo un gran ejemplo cristiano el de estos obispos.

Por todo ello nada de extraño tiene que los separatistas y comunistas con la bendición de algunos clérigos, han comenzado una campaña contra todo lo que suene a España o a espiritualidad.

La primera campaña ha sido contra «Fuerza Nueva» con motivo de los incidentes del domingo pasado en Bilbao. Y como no cabía menos de esperar unos señores que controlan de modo absolutamente dictatorial eso que llaman asociaciones de vecinos se han dirigido nada menos que al gobernador.

Si un servidor de ustedes fuera el gobernador, llegaba al fondo de esos incidentes y cuando hubiera llegado a la verdad baña cumplir las leyes. Porque es tan cierto como que ahora el cielo de Bilbao está lleno de plomo lluvioso que por el simple hecho de llevar la Bandera Nacional fueron insultados en lo más íntimo de su ser. De diez incidentes todos tuvieron se origen en previas ofensas gravísimas contra ellos, sus madres y España. Pedían que se aclare. Pues que se acabe todo y luego cada cual aguante sa vete.

Tampoco se libra «Alianza Popular» que por lo menos en la mente de los comunistas y separatistas debe de cabalgar rompiendo todos los vientos. Porque chillar contra A.P. lo hacen sin cesar ¿qué pecado tiene A.P. en Vizcaya? Dos pecados que no perdonan: que por encima de todo está la unidad de la patria y porque oponen al materialismo ateo, la espiritualidad del hombre. «qué delitos, válgame el cielo».

En cuanto a las sindicales aprobadas ana de esta tierra: STV que es de pura raíz esperatista. Vaya con aquella frase que de ataques a la anidad de España, nada, entonces resultó bonito pero ya sabíamos que eran palabras. Obras son amores.

 

< Volver