La "cumbre" contó con la asistencia de veinticuatro partidos y sindicatos. 
 No hubo entendimiento entre las fuerzas políticas vascas     
 
 ABC.    22/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA «CUMBRE» CONTÓ CON LA

ASISTENCIA DE VEINTICUATRO PARTIDOS Y SINDICATOS NO HUBO ENTENDIMIENTO ENTRE LAS FUERZAS POLÍTICAS VASCAS

BILBAO. (Logos.)—Sin acuerdo ha finalizado la llamada cumbre de fuerzas políticas vascas», celebrada en esta capital, con asistencia de representantes de veinticuatro partidos, sindicatos, grupos y asambleas, habiéndose puesto de relieve la diferencia existente entre las distintas tendencias desde las más radicalizadas y, por lo general, minoritarias, hasta aquellas otras más moderadas y con mayores posibilidades en la confrontación electoral próxima.

Con la ausencia de ETA, asistieron representantes de ESB, ANV, LKI, LC, MC, MK, Izquierda Comunista, Izquierda Republicana, EKA, USO, CC. OO., PNV, PSUT, PSOE, PSPE, PCE. ERAS, QKL, IT, UJM. Movimiento Democrático de la Mujer. Sindicato de la Construcción, una delegación de la llamaos Asamblea de Pamplona y Bandera Roja.

En primer lugar se realizó una´ ronda de opiniones sobre la declaración del Gobierno, después de su último Consejo de Ministros, en relación con la amnistía. Las opiniones fueron variadas, desde las que consideraban la postura gubernamental de «cierta importancia» hasta los que la han calificado de «importantes», aunque, en general, todos están de acuerdo en que no ha respondido a la petición de amnistía total para presos y exiliados, porque e! extrañamiento otorgado a algunos condenados supone la creación de nuevos exiliados.

Desde este punto de partida, se trató después sobré la participación o retirada de candidatos en las próximas elecciones, con disparidad de opiniones, siendo la mayoría, la que a su vez tiene mayores posibilidades de obtención de votos, partidaria de la presentación.

Acerca de la posible convocatoria a una nueva huelga general, tampoco hubo acuerdo: los más moderados propugnaron no hacer ningún llamamiento a huelga ni a manifestaciones y tos más radicales se mostraron partidarios de realizarlas a toda cosía, a pesar de la prohibición del Gobierno.

Como en el curso de la «cumbre» se observara la imposibilidad de elaborar un comunicado conjunto —que algunos pretendían que sirviera para pedir una amnistía más amplia y la legalización de todos los partidos—, varios representantes fueron abandonando la reunión, que terminó en un clima de falta de entendimiento, aunque sin tensiones.

 

< Volver