Autor: Roldán, Adolfo. 
 Bajo el árbol de Guernica. 
 Los parlamentarios vascos reafirmaron el compromiso autonómico     
 
 Ya.    21/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

BAJO EL ÁRBOL DE GUERNICA

Los parlamentarios vascos reafirmaron el compromiso autonómico

Los asistentes ratificaron las siguientes peticiones: amnistía total para todos los presos políticos, libertad para todos los partidos y centrales sindicales, elecciones municipales lo antes posible, cooficialidad del euskera y unidad administrativa de Euskadi, y, finalmente, solución al problema pesquero de las 200 millas

BILBAO. (De nuestro corresponsal, Adolfo Roldan.)

Un tota) de 28 diputados y senadores d« las cuatro provincias vasconavarras se dieron cita durante la mañana de ayer junte al árbol de Guernica, para reafirmar «i compremiso autonómico suscrito por los principales partidos triunfadores en las elecciones celebradas el pasado día 15 en el País Vasco.

A este "parlamento vasco" faltaron los representantes de la Unión de Centro Democrático de Navarra.

A las once y media de la mañana, loe 28 representantes elegidos por el pueblo vasco entraron en el recinto del árbol de Guernica. Antes de comenzar la reunión se cantó e1 "Agurja aunat", tras lo que se penetró en la casa de Juntas, colindante con la iglesia de Santa María la Antigua. Tomó asiento en la mesa presidencial don Manuel de Irujo, senador por el Frente Autonómico de Navarra, como el más anciano de los diputados y «senadores asistentes.

Inició la sesión Manuel de Irujo, como mas veterano, indicando que estaba allí como cuerpo representativo del pueblo vasco, no como representante de un determinado partido. Saludó a la gran familia vasca, indicando que tenía los brazos abiertos a todoa los amores que empiezan y terminan en Euskadi. Concluyó gritando: "Gora Euskadi."

Seguidamente tomó la palabra Juan Ajuriaguerrá, que con gran emoción saludó a todos los que habían asistido a esta constitución del parlamento vasco.

UNA FECHA HISTORICA

Posteriormente tomó la palabra Txiqui Benegas, secretario general del Partido Socialista de Euskadi, indicando que era una fecha histórica para nuestro pueblo. Tras cuarenta años de régimen injusto han triunfado las fuerzas de la libertad. El PSOE asumirá con honestidad todos los compromisos referentes a Euskadi y el pueblo vasco. Sacar a todos los presos de las cárceles, lograr que vuelvan a sus hogares, defender el estatuto de autonomía, eliminar la represión que pendía sobre la cultura, lengua y tradiciones de nuestro pueblo son diversos objetivos que persiguen los socialistas. Postulamos —dijo finalmente—una autonomía • dentro de un Estado federal.

Por su parte. Gregorio Monreal dijo que pedia el retorno de todos aquellos que lucharon por la libertad de Euskadi, al mismo tiempo que se debe restaurar la cultura de nuestro pueblo. También se deben modificar las condiciones de vida con una mayor igualdad en las empresas y procurar limpiar de con taminación nuestros aires y ríos. A continuación tomó la palabra Juan Echevarría, primer candidato de la lista de UCD por Vizcaya. Dijo que hoy. después de mucho? años, ha podido hablar el pueblo Tiene que dar una lección de saber ejercer la democracia, ya que queda mucho por hacer. Se debe luchar hasta el agotamiento para responder de la confianza depositada por el pueblo en nosotros. Las dificultades serán grandes y sólo podrán ser superadas si trabajamos juntos, aplazando lo que no« distancia. Aquí están enterrados nuestros antepasados y debemos luchar por un mundo mejor para nuestros hijos y para los hijos de nuestros hijos.

PETICIONES

Antea de concluir la sesión tomó nuevamente la palabra Juan Ajuriaguerrá, que dio lectura & las cinco primeras peticiones que formula el parlamento vasco. Estas peticiones fueron ratificadas por los asistentes en una reunión posterior y fueron hechas públicas bajo el roble de Guernica.

Las peticiones son: 1. Petición cíe amnistía total para todos los presos político, vascos o no vascos. Esta amnistía debe completarse con la vuelta a sus hogares de todos los extrañados y exiliados. 2. Libertad para todos los partidos y centrales sindicales. 3. Elecciones municipales y para diputados provinciales lo más rápido posible, con dimisión de los actuales ayuntamientos y diputaciones, que serían sustituidos por una comisión gestora de todos los partidos políticos y proporcionalmente a los votos recibidos, aunque no hubiesen logrado ningún escaño. 4. Cooficialidad del euskera y unidad administrativa de Buskadi. 5. Solucionar el problema de las 200 millas, que puede llevar a la miseria a nuestros pescadores. Así como lograr declaración de zona catastrófica de los lugares afectados por las inundaciones.

Concluyó Manuel de Irujo diciendo que la asamblea de diputados vascos no es una capilla ni un grupo, sino que es Euskadi y ésta debe estar por encima de todo. Se entonó el "euskgudariak".

Algunos de los diputados y senadores asistentes se trasladaron, por la tarde, al sur de Francia para entrevistarse con Jesús María Elizaola, presidente del Gobierno vasco en el exilio y rendirle un homenaje y presentarle sus respetos. Por la tarde, el grupo de parlamentarios condenaron -el secuestro de Ybarra y pidieron su libertad.

 

< Volver