Los diputados vascos, con Leizaola  :   
 "Nacimos para la guerra y para la paz. Hoy es, creemos, esta segunda tarea, la nuestra y la vuestra". 
 ABC.    21/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

LOS DIPUTADOS VASCOS, CON LEIZAOLA

«Nacimos para la guerra y para la paz. Hoy es, creernos, esta segunda tarea, la nuestra y la vuestra»

Posteriormente. Jesús María de Leizaola, presidente del Gobierno Vasco en el exilio, recibió, en un hotel de Askain (Francia), a unos 20 kilómetros de la frontera de Behobia, a la mayor parte de los diputados y senadores vascos que horas antes se habían citado en Guernica.

Previamente, acudieron al cementerio de San Juan de Luz para rezar ante la tumba del primer presidente del Gobierno Vasco, José Antonio de Aguirre.

Asistieron a este acto unos 200 militantes del Partido Nacionalista Vasco, llegados desde distintos puntos de Euzkadi.

El señor Leizaola pronunció unas palabras en éuskera y en castellano para anunciar que iba a leer un escrito que había redactado conjuntamente con sus compañeros. Dijo que la presencia de senadores y diputados vascos elegidos democráticamente era algo deseado y esperado. Recordó la constitución del Gobierno del País Vasco bajo la presidencia de José Antonio Aguirre, y añadió: «Nacimos entonces para la guerra y para la paz. Hoy es, creemos, esta segunda tarea, la nuestra y la vuestra.» Hizo constar que «este Gobierno procede y se mantiene inicialmente de la línea iniciada en 1931», que culminó con la implantación de un Estatuto en 1936, por el que el Gobierno quedó establecido «como órgano legítimo de poder público para los vascos».

TAREA DE LOS SENADORES Y DIPUTADOS.—El señor Leizaola continuó diciendo que «sea ahora la tarea encomendada a vosotros, diputados y senadores, asumir la representación del pueblo vasco ante las Cortes, ante el Gobierno y ante el propio pueblo, la gestión de cuantos problemas afectan a Euzkadi, lograr el reconocimiento inmediato de la personalidad política y administrativa de Euzkadi, la elaboración de un proyecto de .Estatuto de Autonomía correspondiente al estado actual de nuestro país y del mundo, defendiéndolo en todos los terrenos; recabar, en fin, elecciones para los órganos de la Administración Pública en nuestro país>.

LIBERTAD Y AUTOGOBIERNO.—Añadió que es mandato específico de los diputados y senadores vascos la elaboración de una Constitución que sea garantía de los ´derechos y libertades políticos, económicos y culturales. Añadió que todo lo dicho ha de servir para «enlazar con la irrenunciable tradición de libertad y autogobierno de nuestro pueblo».

CLAUSURAR EL PARÉNTESIS DE VIOLENCIA .---El señor Leizaola animó a diputados y senadores a «un tal dinamismo en la puesta en marcha de la nueva «Btrucbura de la representación del pueblo vasco, de su Gobierno futuro, continuador de todos los del pasado, anteriores a las Monarquías o coincidentes con éstas y con las republicanas, para que este paréntesis de violencias se clausure definitivamente».

El presidente del Gobierno vasco en el exilio hizo constar que las elecciones han confirmado la autenticidad representativa de las fuerzas políticas y sindicales «cuya confianza y cooperación hemos tenido hasta el presente».

El diputado del Partido Socialista Obrero Español por Vizcaya, José María Benegas, indicó que los esfuerzos en las Cortes -Irán encaminados a conseguir el Estatuto de Autonomía. Hizo referencia al acto matinal en Guernica y a los acuerdos adoptados, y pidió amnistía total para los presos políticos del Estado español. Dijo que en esta libertad incluía también la del secuestrado Javier de Ybarra, cuya vida debiera ser respetada y su persona devuelta junto a su familia.

CONTINUA EL GOBIERNO EN EL EXILIO.—>Por otro lado. Jesús María Leizaola, presidente del Gobierno vasco, no tiene ninguna prisa en volver al País Vasco, según él mismo ha manifestado en una

entrevista que publica el matutino «Deia».

Sobre el actual momento en que vive tras las elecciones, el señor Leizaola ha dicho que es de esperanza. «Es pronto aún para sentir alegría. Queda mucho por culminar. Me gustaría tener la certeza de que los ciudadanos vascos están seguros.»

El presidente del Gobierno vasco muestra en la entrevista su preocupación por las acciones violentas, y señala que no aprueba las acciones que se llevan a cabo desde el anonimato, pues dice que el anonimato puede encubrir una causa noble o una vileza.

A la pregunta de qué va a pasar ahora con el Gobierno Vasco, Jesús María Leizaola responde: «No va a pasar nada. Simplemente que habrá otro Gobierno en el futuro.» Y, añadió que no ha pensado en la posibilidad de dimitir, sino de transmitir sus poderes. «De cualquier modo, no puedo decir cuándo ocurrirá esto, porque depende de muchas cosas, no sólo de mí.»

 

< Volver