Autor: Barbero, David. 
 Aunque se romperá el pacto autonómico vasco. 
 Tensiones entre el PSOE, el PNV y los grupos abertzales     
 
 Informaciones.    16/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Tensiones entre el P.S.O.E., el P.N.V. y los grupos abertzales

BILBAO, 16 IFORMACIONES, por David Barbero).

DIVERSAS tensiones han aparecida ai regreso de Madrid de los parlamentarios vascos integrados tanto en el Partido Socialista Obrero Español como los pertenecientes al Partido Nacionalista Vasco y Euskadiko Eskerra, y en una menor medida de los vinculados a la Union de Centro Democrático.

Estas tensiones están motivadas por las distintas actitudes tomadas por estos partidos durante las dos primeras sesiones preparatorias de la Constitución de las Cortes que han tenido lugar días pasados en Madrid. El principal motivo de la tensión ha sido el determinar, según había propuesto el P.S.O.E., que el número mínimo para formar grupo parlamentario sea el de 15 en el Parlamento y el de 10 en el Senado, lo que impide que el Partido Nacionalista y los otros grupos autonomistas vascos puedan mantener su personalidad y crear su propio grupo parlamentario.

Sin embargo, los representantes del Partido Socialista Obrero Español procedentes de las provincias vascas, que han regresado a sus casas, han asegurado que aunque estos números mínimos pueden crear algún problema a los otros partidos, no obstante el P.S.O.E. no ha querido en ningún momento atacarles y, muy al contrario, les ayudará y propondrá que puedan ingresar en las comisiones que se nombren y especialmente en la de reglamento. En el mismo tono se han manifestado los representantes de la Unión de Centro Democrático, quienes también han insistido, como los socialistas, en que ellos asumen la defensa de las autonomías no sólo del País Vasco, sino del resto de las nacionalidades y regiones del Estado español.

Por su parte, los representantes del Partido Nacionalista Vasco se han mostrado pesimistas respecto a lo que se ha votado estos días en las Cortes, asegurando que ciertamente les impide la perfecta defensa de sus intenciones autonómicas, aunque creen que al tratarse de unas condiciones provisionales, posteriormente éstas serán mejoradas. En este sentido, el diputado nacionalista Quepa Sodupe ha declarado que «lo que sí podemos decir es que en el futuro es más posible que el P.N.V. pueda ofrecer un grupo parlamentario propio».

Quien más se ha mostrado en una postura crítica respecto principalmente al Partido Socialista Obrero Español y en menor medida a la Unión de Centro Democrático, ha sido el abogado guipuzcoano don Juan María Bandrés, quien ha asegurado en sus declaraciones, al regreso de Madrid, que el P.S.O.E. se ha mostrado netamente esparto lista y con una tendencia centrista. El señor Bandrés, que fue elegido senador dentro de la agrupación electoral Euskadiko Eskerra, aseguró que «el P.S.O.E. sabía perfectamente que su propuesta de un mínimo de 15 parlamentarios por grupos era dar un golpe de muerte a las nacionalidades que hay en el Estado español, y sin embargo puso todo su empeño en lograrlo».

No obstante, se ha podido tener noticias de que los parlamentarios que están integrados en las llamadas minorías de las nacionalidades están intentando, a pesar de todo, lograr coaliciones para constituir un grupo parlamentario. Parece ser que esto puede lograrse con más facilidad en el senado, donde se exigen 10 senadores para constituir un grupo parlamentario. En este sentido, se ha asegurado que parece posible lia unión de los senadores del P.N.V., de E.S.I., de Euskadiko Eskerra y de los senadores independientes vascos, que en total suman nueve, y que se integraría el escritor don Camilo José Cela, que se ha ofrecido voluntariamente para poder ayudar a los senadores vascos.

 

< Volver