Autor: Castillo, Antonio. 
   Invitación al Gobierno Vasco en el exilio para negociar la autonomía     
 
 Ya.    11/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Invitación al Gobierno vasco en el exilio para negociar la autonomía

SAN SEBASTIAN. (De nuestro corresponsal, Antonio Castillo.)

Una invitación para que el gobierno vasco en el exilio tome parte activa en las negociaciones autonómicas con el Gobierno central ha sido hecha ayer en Bayona a su presidente, don Jesús María de Orizaola, por miembros del Partido Socialista de Euskadi.

El presidente de este partido, don Juan Iglesias, ministro también del gobierno vasco, y los secretarios generales Benegas y de relaciones políticas, José Antonio Manglana, propusieron al señor Orizaola la posible vuelta del gobierno vasco o, en su defecto, la instalación aquí de una secretaría permanente, a fin de participar, aunque sea indirectamente, en las negociaciones que sobre el tema de la autonomía para el País Vasco se lleven a cabo por el Gobierno español. El señor Orizaola, que acogió como positiva la idea, anunció a su vez que el próximo sábado se celebrará en Bayona una reunión del gobierno vasco, a fin de tomar ana decisión al respecto.

BORRADOR REDACTADO POR EL PSOE

El borrador del decreto-ley sobre el régimen de transitoriedad para el País Vasco, redactado por el PSOE y que ha sido presentado al presidente del Gobierno vasco en el exilio, señor Orizaola, consta de un preámbulo, en el que se dice que reconociendo el derecho histórico del pueblo vasco a recobrar su autonomía, y en tanto no se establezca por vía constitucional el estatuto que la regule, se hace preciso el establecimiento de un régimen de transitoriedad para el País Vasco, mediante el cual sé transfieran a órganos representativos propios determinadas facultades de autogobierno, al tiempo que sienten las bases para la elaboración y aprobación definitiva del estatuto de autonomía de Euskadi.

El artículo primero se refiere a la creación de la Diputación General provisional del País Vasco. Por el segundo se determina que las Diputaciones Provinciales de Álava, Guipúzcoa, Navarra y Vizcaya tendrán durante el periodo de transitoriedad, la composición que se establece en el siguiente artículo, en el cual se especifica que las diputaciones provinciales se compondrán de consejos plenos. El consejo que dará constituido por los diputados y senadores s electos el 15 de junio

de 1977, en cada una de las regiones El pleno quedará constituido por el consejo más un número de personas equivalente al doble de los miembros del mismo, que serán designadas por los formaciones políticas concurrentes a las pasadas elecciones generales.

Se aplicará e] sistema de proporcionalidad pura, con posibilidad de coalición entre las formaciones políticas que así lo deseen.

En el artículo cuarto se establece que las diputaciones provinciales se constituirán, tal y como lo establece el artículo anterior, en el plazo de diez días, contados a partir de la fecha de entrada en vigor del decreto.

Dice el artículo quinto que el Consejo elaborará y propondrá al pleno, para su aprobación, las normas internas para su funcionamiento de cada Diputación Provincial.

Establecen los siguientes artículos que la Diputación General provisional del País Vasco quedará constituida mediante ´a confederación de los consejos de las diputaciones provinciales y que esa constitución se hará en el plazo de veinte días contados

a partir de ia fecha de entrada del decreto.

Corresponde a la Diputación General provisional del País Vasco la elaboración del estatuto de autonomía, asi como la convocatoria del plebiscito en cada región vasca, la facultad de resolver mediante decreto aquellas cuestiones que afectan exclusivamente al País Vasco, sin ´ contravenir la legislación vigente para todo el Estado español y ¡la de proponer el Gobierno la modificación de aque11as normas legales que dificulten esta actividad legislativa. Intervenir en las cuestiones relacionadas con el orden público, velando para que en el ejercicio de esta función no se violen los derechos humanos y se respeten las libertades individuales y colectivas. Ser consultadas por el Gobierno las delegaciones provinciales y demás dependencias ministeriales del País Vasco en las cuestiones que afecten especialmente a este último. Ejercer funciones de inspección o de control sobre los órganos de administración local, de acuerdo con cada diputación provincial. Establecer conjuntamente con el Gobieno los órganos mixtos necesarios para la resolución de aquellas cuestiones no contempladas en el presente decreto y, finalmente, recabar de las diputaciones provinciales y del Gobierno los medios personales y materiales necesarios para el funcionamiento de la Diputación General provisional del País Vasco.

Se establece en el artículo noveno que todas las decisiones de la Diputación General provisional habrán de obtener el refrendo del gobierno vasco. En el siguiente artículo, y último, se señala que este decreto entrará en vigor el día de su publicación en el "Boletín Oficial del Estado" y quedará derogado con la entrada en vigor del estatuto de autonomía.

 

< Volver