Desde Tetuan, Franco lanza estos mensajes     
 
   31/03/1964.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

17 DE JULIO DE 1936. EL GENERAL FRANCO DIRIGE, DESDE TETUAN, UNA ALOCUCIÓN

RADIADA A LOS ESPAÑOLES

"¡Españoles! A cuantos sentís el santa nombre de España, a los que en las filas

del Ejército y la Armada habéis hecho profesión de fe en el servicio de la

Patria, a cuantos jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder la vida, la

nación os llama a su defensa. La situación en España es cada día más crítica; la

anarquía reina en la mayoría de los campos y pue* blos; autoridades de

nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas; a tiro de

pistola y ametralladoras se dirimen las diferencias entre los asesinos que

alevosa y traidoramente os asesinan, sin que los poderes públicos impongan la

paz y la justicia. Huelgas revolucionarías de todo orden paralizan la vida de la

población arruinando y destruyendo sus fuentes de riqueza y creando una

situación de hambre que lanzará a la desesperación de los hombres trabajadores.

Los monumentos y tesoros artísticos son objeto de los más enconados ataques de

las hordas revolucionarias, obedeciendo u la consigna que reciben de las

directiva extranjeras, con la complicidad y negligencia de los gobernadores de

monterilla. Los más graves delitos se cometen en las ciudades y en los campos,

mientras las fuerzas de orden público permanecen acuarteladas, corroídas por la

desesperación que provoca una obediencia ciega a gobernantes que intentan

deshonrarles. Ei Ejército, la Marina y demás institutos armados son blanco de

los más soeces y calumniosos ataques, precisamente por parte de aquellos que

debían velar por su prestigio, y, entretanto, los estados de excepción de alarma

sólo sirven para amordazar al pueblo y que España ignore lo que sucede fuera de

las puertas de sus villas y ciudades, así como también para encarcelar a los

pretendidos adversarios políticos.

La Constitución, por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total: ni

igualdad ante la ley; ni libertad, aherrojada por la tiranía; ni fraternidad,

cuando el odio y el crimen han sustituido el mutuo respeto; ni unidad de la

Patria, amenazada por el desgarramiento territorial, más que por regionalismos

que los Poderes fomentan; ni integridad ni defensa de nuestra frontera, cuando

en el corazón de España se escuchan las emisoras extranjeras anunciar la

destrucción y reparto de nuestro suelo. La Magistratura, cuya independencia

garantiza la Constitución, sufre igualmente persecuciones y los más duros

ataques a su independencia. Pactos electorales, hechos a. costa de la integridad

de la propia Patria, unidos a los asaltos a Gobiernos civiles y cajas fuertes

para falsear las actas formaron la mascar» de legalidad que nos presidía.

Nada contuvo las apariencias del Gobierno, destitución ilegal del moderador,

glorificación de las revoluciones de Asturias y Cataluña, una y otra

quebrantadura de la Constitución, que en nombre del pueblo era el Código

fundamental de nuestras instituciones,

Al espíritu revolucionario e Inconciente de las masas, engañadas y explotadas

por los agentes soviéticos, se ocultan las sangrientas realidades de aquel

régimen que sacrificó para su existencia 25.000.000 de personas, se unen la

molicie y negligencia de autoridades de todas clases que, amparadas en un poder

claudicante, carecen de autoridad y prestigio para imponer el orden en el

imperio de la libertad y de i la justicia.

I ¿Es que se puede consentir un día más el vergonzoso espectáculo que estamo*

dando al mundo? ¿Es que podemos abandonar a España a los enemigos de la Patria,

con proceder cobarde y traidor, entregándola sin lucha y sin resistencia?

"¡Eso, no! Que lo hagan los traidores; pero no lo haremos quienes juramos

defenderla,"

RADIOGRAMA DEL GENERAL FRANCO A LA FUERZAS MILITARES ESPAÑOLAS

"Para las Divisiones de España: Málaga, Almería, Bilbao. Baleares, Canarias,

barcos y bases de la Marina española, estaciones oficiales del Sahara, fuerzas

de la Guardia Civil y Asalto:

AI tomar el mando en Tetuan de este glorioso y patriótico Ejército, envío a las

guarniciones leales para con su Patria el más entusiasta de los saludos. España

se ha salvado; podéis enorgulleceros de ser españoles, pues ya no cabrán en

nuestro solar los traidores. Andalucía, Valencia, Aragón, Burgos, Valladolid,

Coruña, Asturias, con sus fuerzas de orden público, están estrechamente unidas a

nosotros. La gloriosa Marina española, con sus bases, con, todo entusiasmo, se

unió al Movimiento." "Fe ciega, no dudar nunca, firme energía y sin

vacilaciones, pues la Patria lo exige. El Movimiento es arrollador y ya no hay

fuerza humana para contenerlo. El abrazo más fuerte y el más grande. ¡Viva

España! El General Franco."

("El Norte de Castilla. Diario independiente de Valladolid". Martes, 21 de julio

de 1936. pág. 1.)

 

< Volver