Autor: Goñi, Fermín. 
 Los organizadores estiman que 500.000 personas acudirán a Pamplona. 
 Persisten las dificultades gubernativas para el final de la "Marcha de la libertad"     
 
 El País.    25/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los organizadores estiman que 500.000 personas acudirán a Pamplona

Persisten las dificultades gubernativas para el final de la "Marcha de la libertad"

FERMÍN GOÑi.Pamplona

A pesar de haberse celebrado dos reuniones con el gobernador civil de Navarra, Ignacio Llano, para tratar sobre el punto de concentración final de la Marcha de la Libertad, el próximo domingo en Pamplona, no se ha llegado todavía aun acuerdo entre organizadores y Gobierno Civil.

Según han informado en la oficina de prensa de la Marcha de la Libertad de Euskadi, el gobernador se niega a que el acto final se realice en el parque de la Ciudadela. Alega que está en medio del Gobierno Militar y del cuartel de la Guardia Civil. Propone que se realice en dos pueblos cercanos a Pamplona o bien en una campa muy alejada del centro, Ermitagaña, que carece de los servicios mínimos, ya que es un enorme zarzal, encharcado.

Por su parte, ¡os organizadores siguen insistiendo en que ha de ser el parque de la Ciudadela, ya que prevén una concentración de 500.000 personas, y sería imposible que aguantaran las tres horas que durará el acto de clausura de pie sobre el barro.

Ayer, el gobernador civil de Navarra estuvo durante todo el día en Madrid, y se espera que haya tratado este tema con el ministro del Interior. Por otra parte, la organización de la marcha se reunió también ayer hasta últimas horas de la noche con los partidos que han apoyado la marcha para tratar de la organización de los actos del día 28, así como comunicarles el estado de las conversaciones con el Gobierno.

En otro orden de cosas, durante

toda esta semana miles de panfletos están llenando las calles de Pamplona. En ellos se rechaza la Marcha de la Libertad y se alude despectivamente a Euskadi. «Unirse a Euskadi —dice uno de los panfletos sin firma— es apoyar el laicismo y a la absurda ley del sufragio universal, y es la antesala de la ruina, la anarquía y la dictadura de los sin Dios. ¡Viva Navarra, Euskalerria y España católicas! ¡Abajo la revolución judeomarxista!» En este mismo sentido, se está pronunciando un periódico de Pamplona de conocida filiación ultraderechista que durante estos dias pasados está publicando notas en los mismo términos que el panfleto citado. En algunos puntos de Pamplona, incluso en la fachada del Ayuntamiento, han aparecido grandes pintadas con los colores de la bandera española.

Sin embargo, no se espera ningún tipo de incidentes para el domingo. «Lo único que pretendemos es hacer una concentración masiva para pedir amnistía y un estatuto de autonomía para Euskadi —han señalado organizadores de la Marcha de la Libertad a EL PAÍS—. Si hay algún tipo de trastorno no será por nuestra culpa. Los únicos interesados en que haya líos son los de ultraderecha, pero no les daremos ninguna oportunidad, porque va a ser una concentración masiva y pacifica.».

A última hora de ayer pudimos saber que el gobernador civil de Navarra ha autorizado la celebración de la concentración en Ororbia. a siete kilómetros de Pamplona.

 

< Volver