Apala, en libertad bajo control judicial     
 
 Diario 16.    07/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Apala, en libertad bajo control judicial

PARÍS, 7 (Corresponsal D16).—A las tres de la tarde de ayer Miguel Ángel Apala-tegui, miembro de ETA, abandonó la cárcel Des Baumettes, en Marsella, luego de que el Tribunal de Apelación de Aix-en-Provence le concediera la libertad provisional bajo control judicial.

La vista de la petición de puesta en libertad —la segunda que solicitaban los abogados de Apala— comenzó a las nueve y media de la mañana, media hora más tarde de lo que estaba previsto. Apala, que, pese a su estado de debilidad, compareció ante la Cámara de Acusación del Tribunal de Apelación de- Aix-en-Provence, presidida por el juez Maurice Marie-Cardine, presentaba un aspecto pálido y enflaquecido como consecuencia de su prolongada huelga de hambre, interrumpida en la semana del pasado sábado tras serle proporcionadas garantías de que sería puesto en libertad.

Trescientas personas en el juicio

Antes de que comenzara la vista, Apala saludó a su madre y a uno de sus hermanos, que se encontraban entre las cerca de treinta personas que ocupaba la sala de audiencias, casi todas ellas procedentes de Euskadi. Otros tres centenares de vascos tuvieron que quedarse en el exterior del palacio de justicia de Aix-en-Provence ante la escasa capacidad de la sala.

Al comienzo de la vista, los tres abogados de Apala (Miguel Castells, Maurice Abeberry y Jean-Claude Se-bag) intervinieron para solicitar una vez más la puesta en libertad del refugiado vasco dada su condición de militante político.

El fiscal no se opuso

Una vez reanudada la sesión del tribunal, hizo uso de la palabra el fiscal Yves Chauvy, sustituto del procurador de la República, que señaló que "no se oponía a la puesta en libertad del acusado siempre y cuando esta libertad estuviera sometida a control judicial".

El fiscal Chauvy se hizo eco andinismo de la propuesta formulada por el arzobispado de Marsella en el sentido de que se brindaba a conceder alojamiento a Apala en la residencia de la comunidad religiosa de Los Hermanos del Prado, de Marsella. El sustituto del procurador de la república calificó esta proposición

de "elemento interesante"

dado que la puesta en libertad bajo control Judicial implicaría la asignación de residencia en el departamento de Bouches du Rhone, ,al que pertenece Aix-en-Provence.

Durante el transcurso de la audiencia, los vascos que ocupaban la plaza, llegados en autobuses a Aix-en Provence en la noche del lunes al martes fie manifestaron por las calles aledañas al palacio de Justicia sin que se registrara incidente alguno,

A la una del mediodía, la Cámara de Acusación del Tribunal de Apelación hizo público su veredicto, por el que se concede a Apala la libertad provisional bajo control Judicial.

Residencia forzosa

En virtud de este control Judicial, el refugiado vasco no podrá abandonar el Departamento dé Bouches du Rhone, en el que le ha sido fijada residen-

cia forzosa. Asimismo, tendrá que presentarse dos veces por semana ante el comisariado de Marsella y responder a todas las convocatorias que eventualmente le sean hechas por las autoridades Judiciales francesas se prolongara hasta el próximo 14 de octubre, fecha en que Apala comparecerá ante el Tribunal de Apelación para asistir al proceso que se le sigue como consecuencia de la demanda de extradición, presentada por España.

Foco después de conocerse el veredicto, Apala abandonó el palacio de Justicia en Aix-en-Provence, a bordo de un vehículo de la Policía, que trasladó al refugiado vasco a la cárcel Des Baumettes, con el fin de que recogiera sus pertenencias,

A las tres de la tarde, Apala salió de la cárcel, a cuyas puertas le aguardaba una muchedumbre de simpatizantes y periodistas. El refugiado vasco, que no quiso detenerse ni siquiera un momento ante las puertas de la cárcel, subió a bordo de un vehículo, matrícula de San Sebastián, y abandonó las inmediaciones de la prisión con destino desconocido.

 

< Volver