Provisionalmente. 
 ETA suspende el "Impuesto revolucionario"  :   
 La lucha armada pasa a un plano secundario. 
 Arriba.    04/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Provisionalmente

ETA SUSPENDE EL IMPUESTO REVOLUCIONARIO

• la lucha armada pasa a un plano secundario

BILBAO. (Europa Press.)—La organización ETA político-militar ha decidido suspender provisionalmente el denominado «impuesto revolucionario» y pasar a un plano secundario» la lucha armada.

En unas declaraciones hechas al diario donostiarra «Egin», ETA político-militar puntualiza su situación tras su fusión con los comandos «berezi», que no significa una desaparición de la rama político-militar, sino una «clarificación» del panorama político que se encontraba en embrión en 1964.

La citada rama político-militar no renuncia a la lucha armada, sino que ésta «pasa a un plano secundario». Concretamente, sobre esta cuestión, se dice que, tlado que el protagonismo político ha pesado a las masas, «nuestra intención es relegar la lucha armada a un segundo término y apoyar con ella la lucha de masas desde el momento mismo en que esta sola no puede conseguir las reivindicaciones que las impulsan».

Respecto al denominado «impuesto revolucionario», informan que han decidido suspenderlo provisionalmente «hasta tanto no sea posible una forma de llegar al gran capital, que evidentemente es el objeto al que nos hemos pretendido dirigir».

El objetivo de este impuesto se desvirtuó debido a la división de ETA, lo que hacía imposible controlarlo, así como saber si, incluso personas particulares, no hacían uso del mismo. Añade que «al negarse el oligarca a pagar dicho impuesto, con la seguridad personal de que puede dotarse, el impuesto se ha ido desviando hacia el empresario medio, muchas veces auto-considerado patriota vasco, ante el cual esa coacción era más fácil por no disponer de los medios de defensa oligárquicos, y se ha convertido en el impuesto a unos cuantos representantes de la pequeña y mediana burguesía vasca».

 

< Volver