No le informaron del rescate. 
 Dimite el gobernador civil de Vizcaya     
 
 Diario 16.    19/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

No le informaron del rescate

Dimite el gobernador civil de Vizcaya

Madrid — Ha causado una gran sorpresa en los medios políticos vascos, la repentina dimisión del gobernador civil de Vizcaya, Vicente San Pedro. Diversos medios señalan como motivos de esta dimisión el que carecía de suficiente información de los últimos movimientos policiales sobre las investigaciones seguidas con respecto al secuestro del doctor Iglesias y del industrial vizcaíno José Lipperheide.

Sin embargo, otros sectores afirman que presentó su dimisión el viernes pasado, ante las criticas que recibió por unas declaraciones formuladas a diversos medios informativos, en las que se traslucía que el pago de un rescate no es ilegal a la luz del Código Penal.

Sin embargo, Vicente San Pedro ha manifestado que «su decisión irrevocable de dimitir como gobernador civil de Vizcaya ha sido fruto de meditación, y no se debe a ningún tipo de confrontación con mis superiores. Son motivos puramente personales y mi deseo de regresar a Castellón, a ocupar mi plaza de inspector de Trabajo».

Detenidos

Prácticamente la totalidad de las fuerzas políticas vascas y los propios investigadores se han mostrado escépticos para aceptar la posibilidad de que los seis detenidos en las últimas jornadas como presuntos implicados en actividades de ETA >m) tuvieran alguna vinculación con el secuestro del doctor Iglesias.

Todos coinciden en que las detenciones de «milis» y «poli-milis» han sido simultáneas en el tiempo, mientras la Policía seguía pistas concretas con respecto a los dos secuestros del momento, el del doctor Iglesias, ya liberado, y el del industrial vizcaíno José Lipperheide, en poder todavía de ETA (m)

La coalición HB ha ido más lejos y ha afirmado que «el frustrado secuestro del doctor Iglesias es una operación que no guarda relación alguna, ni directa ni indirectamente, con la vida política vasca».

Sin embargo, la sorprendente líberación del, doctor Julio Iglesias por la fulgurante operación, de los geos ha sido el tema de mayor impacto que ha sido sometido estos días a la valoración de las distintas1 fuerzas políticas vascas, especialmente sensibilizadas en los dos secuestros.

Las declaraciones sobre el «impuesto revolucionario» y la cobertura que el PNV puede dar a los extorsionados, han sido aclaradas por el presidente y secretario de la ejecutiva nacionalista, Javier Arzallus y José Antonio Aspuru, mientras el diputado nacionalista Josu -Elorriaga ha pedido explicaciones públicas a ETA (p-m) ´y Euskadiko Ezkerra por la interrupción de la tregua anunciada.

«Igual se trata de personas que en un momento determinado estuvieran adscritas a ETA (p-m) pero de todas formas, quien tendrá que dar explicaciones públicas al respecto es la propia organización ETA (p-m) y Euskadiko Ezkerra, que en su día hizo ostentación pública de que por su mediación se habían logrado las treguas de los "polis-milis"»,

De todas formas, el| diputado de EE Juan María Bandrés puntualizó que «los autores del secuestro serían disidentes de ETA (p-m), que ha estaban de acuerdo con la línea de la organización».

PNV, protector

En todo caso, el esclarecimiento del secuestro ha dado pie a que los dirigentes del PNV expresen públicamente su opinión en torno al tema de las extorsiones y al «impuesto revolucionario».

Mientras Javier Arzallus recordaba el domingo que «ningún afiliado deberá pagar ninguna cantidad a otro partido y el PNV asume la obligación de defender a quienes están coaccionados o chantajeados», el secretario del mismo) organismo, aclaraba que «desde luego hay que contar con la propia valentía de los interesados, pero la protección no será sólo moral, sino que se utilizarán todos: los medios al alcance »•

 

< Volver