Según el alcalde de Ondárroa. 
 El municipal asesinado era un policía recto     
 
 Diario 16.    28/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Según el Acalde de Ondárroa

El municipal asesinado era un policía recto

Hoy se celebrarán los funerales del policía municipal Benigno García- Díaz-, asesinado anoche por dos desconocidos a tiros junto a su domicilio cuando se dirigía de uniforme a su cuartel. Todos los indicios" apuntan hacia ETA-militar como responsable del atentado, aunque nadie lo ha reivindicado.

Madrid- El alcalde de Ondarroa ha declarado, a propósito de la muerte de Benigno García- Díaz, que

era un «policía municipal recto .y un perfecto conocedor de las funciones y leyes por las que se rigen los Ayuntamientos». «Algunas, peces se excedia en su rectitud, siendo siempre una persona muy apreciada entre sus compa´ ñeros y los vecinos. Desde luego, era el policía municipal que más conocimientos tenía.»

Sin embargo, fuentes vecinales de Ondórroa aseguraron que el suceso habría que inscribirlo´ dentro de la campaña que la ETA realiza contra las drogas en todo el País Vasco y que sus autores pertenecían a está organización.

Los tiros

El atentado su produjo poco antes do las diez de la noche, cuando el citado policía municipal se dirigía, vestido de uniforme, al cuartel desde su domicilio, situado en la calle Iperkale.

Dos jóvenes, según los testigos, se acercaron y, sin mediar palabra-, le dispararon seis veces, hiriéndole dos veces en el tórax y una en el abdomen. Murió míentras era trasladado al hospital de Cruces, de Bilbao.

fuentes de la jefatura

provincial de Policía de Bilbao aseguraron a DÍÁR1O 16 que, por las caracteristicas del atentado y el tipo de arma, Parabellum con balas de nueve milímetros, la autoría podría provenir de ETA militar.

Benigno Garcia era natural de Vigo, contaba treinta años de edad, estaba casado y teína seis hijos. Se trasladó al País Vasco en 1965 e ingreso en la Policía Municipal diez años más tarde.

La Policía Municipal de la localidad vizcaína, por su parle, aseguró que la víctima no había recibido ningún tipo de amenaza y que ignoraban los motivos

del asesinato.

Uno de los- testigos del atentado señaló a la agencia EFE que «en un principio pensó que se había derrumbado una casa vieja al lado de la mía, pero después, cuando me asomó al balcón, vi que había un hombre tendido en el suelo».

La misma persona añadió que tras oír los disparos y mirar el suelo vio «a Benigno García, al cual conocemos y a quien llamamos el alguacil. Momentos después vino la ambulancia y se lo llevaron».

Los dos jóvenes, según otras personas, llegaron andando hasta la calle Iparkale y, tras cometer el atentado, huyeron de la misma forma.

 

< Volver