Autor: Gutiérrez, José Luis. 
 Euskadi entre el miedo, el hastío y la esperanza (2). 
 ETA: "Milis" contra "Polis-Milis", y viceversa     
 
 Diario 16.    02/02/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Euskadi, pues —utilizando un socorrido y manoseado cliché—, se encuentra en la encrucijada, con el viejo, enconado y crónico problema terrorista en las estribaciones de un posible encauzamiento. La utopía independentista si aleja en el horizonte y en las áreas más radicales cunde el desánimo, el cansan ció y la desunión. Tal fragmentación se sustancia en la irreconciliable y díametral confrontación entre las dos ramas de ETA.

ETA: «MILIS» CONTRA «POLI-MILIS», Y VICEVERSA

José Luis GUTiERREZ enviado especial

Una de las características de La vida política vasca de hoy es lo que podría llamarse el «síndrome del comunicado». Los diarios vascos son hoy un abultado escaparate de mensajes, en los cuales los partidos y organizaciones de cualquier tipo se lanzan -acusaciones y descalificaciones mutuas, debatiéndose siempre entre el maníqueisnao infantil, el sectarismo y la inmadurez. Desde el presidente del Parlamento vasco a los sindicatos, pasando por el Gobierno, el PNV o el PSOE, todo el mundo practica en Euskadi el saludable deporte del comunicado, larguísimos, provincianos, estériles- y abarridas manifiestos emitidas años. La presidencia general. El PSOE-ÍSE muestra una especial afición a tal dispositivo, inclinación que queda muy bien reflejada en la ingeniosa frase que Marcos Vizcaya le dedicó a Txiquí Benegas: «Un día sin aparecer en los periódicas, inquietud una semana Neura segura.»

En este aspecto, se diría que el País Vasco lleva un retraso de Varios años con respecto a Madrid, Tal fragor de notas, comunicados y reyertas recuerda los primeros momentos de la transicióndemocrática en la capital de España.

y por supuesto, tambien ETA, en sus dos ramas, utiliza hasta la saciedad el procedimiento, incluso para reflejar el enfrentamiento, la abismal separación que media entre «milis» y -«polis milis», que tuvo su plasmación más anecdótica y espectacular en aquella pelea multitudinaria entre (peemes y cemes) en la carcel de Soria, hace ya algunos años, en 1979.

Efectivamente. Los «poli-milis» centran sus críticas hacia la organización de ETA militar en la irresponsabilidad histórica que demuestran con sus acciones armadas, acusándoles de intentar, por vía de la provocación, crear las condiciones objetivas para el golpe de Estado que se lleve por delante la Constitución, el Parlamento y los Estatutos de autonomía, con lo cual se demostraría la

tesis de los «milis» de la dictadura encubierta.

Asimismo todos los intentos de negociación que han surgido desde el seno dé la organización de ETA (m) con el Gobierno de Madrid, han sido entorpecidos y dificultados por la oposición terminante y total de los hombres de Euskadiko Ezkerra la organización política más próxima a ETA (p-m),

Los «milis» también

Sí .alguien definiera la naturaleza de ETA [p-m) cuino organización «terrorísta», la etiqueta seria, considerada por cualquiera como ajustada y razonable. No lo sería tanto si los autores de tal calificación fueran los propios etarras de la rama rival la militar. Ciertamente las acusaciones de «térrorismo» que los «milis» formulan a los «poli milis» no dejan de tener un sustento lógico. Para la organización militar, las acciones de ETA (p-m), Además de tener un escandaloso tinte publicitario caen dentro del terrorismo desestabilizador por su carácter indiscriminado, que ha provocado, en numerosas ocasiones la muerte de víctimas inocentes y la repulsa de las masas, trabajadoras, que han resultudo perjudicadas con las acciones de ETA (p m ) Ahí estan, como ejemplo, las explosiones madrileñas de la estación de Atocha y el aeropuerto de Barajas, con su siniestra secuela de muertes, o las campañas antituristicas eh la Costa del Sol.

En esté sentido, La revista «Punto y Hora de Euskal Herri Batasuna y Herria publicación semanal próxima a ETA militar, publica en su último numero un extenso trabajo -sobre la tregua de los «poli milis bien documentado estilisticamete distante en el que filtran todas estas acusaciones contra la rama politico militar de ETA. Aparte de los dardos envenenado contra Juan María Bandres al que se le vincula constantemente al ministro del interior Roson el informe es una dura y habil critica contra la policia seguida por los «polis- milis», con numerosas fotografias que muestran el resultado de sus intervenciones la estación de Átocha tras el atentado, foto de los consules de Austria, El Salvador y Uruguay secuestrados y de algunos de los caidos a manos de la organización. Y también,

cómo no, la revista hace mención de los miembros de la UCD asesinados por los «poli milis». Así, la muerte a manos de ETA p m de Jose ignacio Ustarán Ramírez, miembro de la ejecutivacentris

La de Alava, se produjo, segun el subsiguiente comunicado reinvindicativo de -macabra- vacuidad, como una respuesta a la encrucijada que UCD partido en el poder, había colocado a la democracia en Euskadi tras mas de un año de aprovscion del Estatuto.

La revista «Punto y Hora " sintetiza la opinión que en su ámbito se recoge sobre el anuncio de tregua de los "polis - milis"con esta coloquial y lapidaria frase: «Ya era hora de que terminaran de una vez, porque no hacían más que joder la marrana.»

El pacto__________

No obstante, el aspecto más criticado desde los más diversos ángulos es el presumible pacto alcanzado entre el Gobierno y ETA (p m) a través de los dirígentes políticos más próximos a esta organización como son Juan María Bandres y Mario Onain-día, de Euskadiko Ezquerra.

Segun fuentes fiables procedentes del País Vasco, las frecuentes conversacíones entre Bandrés y Onaindia y Juan Rosón deberían conducir para antes de finales del verano, la salida de las cárceles, españolas acogidos a recursos de libertad provisional, de unos cien miembros de ETA

Asimismo, las citadas fuentes consideran que los recientes éxitos policiales obtenidos contra la órganización de los «polo-milis» han sido propiciados por lu colaboración de los propios dirigentes de Euskadiko Ezquerra que habrian. entre otras cosas, facilitado la detención del portador- de la carta del doctor Iglesias a sus familiares, que fue el cabo del hilo que condujo al ovillo de Trasmoz, donde permanecia el médico secuestrado. Idénticas acusaciones se hacen con respecto

al voluminoso arsenal capturado en el subsuelo de la piscina, en un caserío de Erandio —arsenal que, por otra parte, contenía relativamente un escaso número de armas valiosas para la acción terrorista, pues la mayoría eran escopetas de caza, producto de asaltos a armerías— de cuya existencia y localización alguien .cercano a EE habría alertado a la Policía.

Por su parte, Txoroin Ziluaga, secretario general de HASI, integrado en la coalición Herri Batasuna, manifiesta claramente su postura de rechazo de esta actitud de Euskadiko Ezquerra: «Conocíamos desde hace meses que había un provecto de negociación entre EE y el Gobierno español en pro del abandono por parte de ETA (p m) de la lucha armada a cambio exclúsivamente, de la salida de los presos de dicha organización de las carceles, Es, por tanto, evidente que no se resuelven los problemas fundamentales del pueblo vasco, puesto que no soluciona ni tan sólo uno cíe ellos, como pueden ser los de la amnistía. Navarra, la autodeterminación el paro. No es solución además por la escasa presencia y representatividad de Euskadiko Ezquerra hoy en Euskadi...« Claro que lo dé la escasa representatividad hoy en Euskadi es cuando menos, discutible. De ello hablaremos mañana.

 

< Volver