El almirante Suances se trasladó a Vitoria para visitar al militar herido. 
 Santamaría: "Pude ver a los terroristas antes que dispararan"     
 
 Diario 16.    04/02/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El almirante Suances se trasladó a Vitoria para visitar al militar herido

Santamaría: «Pude ver a los terroristas antes que dispararan»

El teniente de navio Francisco Santamaría Saldano manifestó cuando le trasladaban al Policlínico de San Sebastián, donde permanece internado tras la operación quirúrgica a que fue sometido, que vio a los terroristas «antes de que dispararan y por eso conduje el vehículo hacia la izquierda».

Bilbao — El ayudante de la Comandancia de Marina de Ondárroa, teniente de navio de la Reserva Naval, Francisco Santa- . marta Saldaña, resultó herido de diversa consideración en un atentado registrado sobre las dos y media de la tarde dé ayer en la autopista Bilbao-Behovia y en las proximidades del peaje de Zarauz.

Unos minutos antes de las dos y media, Santamaría Saldaña había llegado al peaje de Zarauz en LandRover de su propiedad, procedente de la localidad vizcaína de Ondárroa, donde realiza su trabajo habitual. Vestido de paisano se dirigía a su domicilio en San Sebastián, después de haber cumplido su jornada laboral.

Apenas el ayudante de Marina había´ pagado el importe del trayecto de la autopista, varios desconocidos que le esperaban en las proximidades comenzaron a disparar con armas automáticas sobre el militar. Los agresores estaban apostados en un vehículo en el que huyeron, previsiblemente abandonando la autopista en la desviación que desde el punto de peaje conduce a Zarauz.

Impactos.

Se oyeron varias ráfagas de metralleta, pero a pesar de sufrir tres impactos de bala en su cuerpo, Francisco Santamaría mantuvo la dirección del vehículo y prosiguió a lo largo de la autopista en dirección a San Sebastián otros 15 kilómetros.

En uno de los puentes de acceso a San Sebastián fue recogido por una patrulla de la Guardia Civil que había sido previamente avisada del atentado por los propios empleados del peaje.

El militar herido fue trasladado inmediatamente a la Policlínica de San Sebastián donde se le apreciaron tres impactos de bala, uno en el codo, otro en la espalda y el tercero en el hombro. Al parecer las balas no habían interesado órganos vitales y según fuentes de los médicos que le intervinieron quirúrgicamente a las cinco y veinte de la tarde en la misma clínica, estas heridas no revisten excesiva gravedad.

Es el segundo atentado, en el transcurso de una semana que tiene relación con la localidad vizcaína de Ondárroa, el pasado día 27 de enero resultó muerto en otro atentado el policía municipal de ésta localidad Benito García Díaz, acción reivindicada después por ETA (p-m).

Aunque ahora, por el momento, ninguna, organización se ha adjudicado este nuevo atentado todos

los indicios hacen suponer que habría sido la misma organización la autora del mismo.

 

< Volver