Dos guardias civiles, asesinados en sendos atentados en la provincia de Guipúzcoa. 
 ETA lanza su ofensiva terrorista ante el inicio del juicio del 23-F     
 
 Diario 16.    17/02/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Dos guardias civiles, asesinados en sendos atentados en la provincia de Guipúzcoa

ETA lanza su ofensiva terrorista ante el inicio del juicio del 23-F

Dos nuevas víctimas mortales es el balance de otros tantos atentados terroristas cometidos en la tarde de ayer en la provincia de Guipúzcoa. El inicio de la escalada violenta de ETA ante el juicio por el

intento de golpe de Estado del pasado año provocó la condena de los asesinatos y la calificación de «descarada provocación» y «claro intento de hundir la democracia» por parte del Gobierno vasco.

San Sebastián - Dos guardias civiles, uno de ellos retirado, fueron asesinados ayer en sendos atentados ocurridos en la provincia de Guipúzcoa, dentro de lo que los responsables de la Seguridad del Estado consideran (a escalada violenta de ETA de cara a los acontecimientos militares de esta semana.

El Gobierno vasco calificó en una nota redactada poco después de los atentados de «descarada provocación» y «claro intento de hundir el proceso democrático en sus momentos más delicados» los dos asesinatos.

La actuación de los comandos etarras tuvo lugar en un corto espacio de tiempo en lugares no distantes más de diez kilómetros entre sí. Como resultado de los atentados, además de las dos muertes, un anciano que acompañaba al guandia retirado fue herido en una de las piernas por un proyectil de los disparados por el comando.

La estrategia de violencia programada por ETA y prevista por los responsables de la Seguridad del Estado es previsible que no termine en estas dos víctimas, sino que se incremente a lo largo de la semana y durante la celebración del proceso por el frustrado golpe de Estado del pasado año.

Tiro en la nuca.

El primer atentado se producía a la hora del «chiquito», en la parte vieja de la capital donostiarra. El guardia civil retirado Benjamín Fernández callejeaba por la zona como habitualmente, en compañía de dos amigos, cuando en las inmediaciones de la iglesia de Santa María el grupo fue abordado por varios jóvenes.

Según los testigos presenciales, vieron cómo uno de ellos, al menos, sacaba algo de entre sus ropas y a continuación oyeron varios disparos. y no de los proyectiles "te ´entró a Benjamín Fernández por la nuca, causándole la muerte casi instantánea.

Otra de las balas del nueve milímetros Parabéllum hirió de cierta consideración a Eduardo Paulos Vilanova, marino retirado y amigo del anterior, en una pierna.

Las personas que en ese momento había en la zona se dedicaron a auxiliar a las dos personas, mientras los individuos del comando se daban a la fuga entre las callejas de la zona.

Poco después se presentó en el lugar una ambulancia del servicio de ayuda en carretera DYA y trasladó al herido hasta la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aránzazu, mientras el juez de guardia ordenaba el levantamiento del cadáver.

Las Fuerzas de Seguridad establecieron controles de vigilancia para intentar detectar a los miembros del comando y procedieron al interrogatorio de los testigos que presenciaron el atentado.

En Oyarzun

Poco después, cuando el guardia José Fragoso regresaba de cumplir su habitual servicio en el puesto de aduanas del puerto de pasajes fue abordado, en el término

municipal de Oyarzun, junto al campo de fútbol, en las proximidades de la localidad de Rentería, por varios individuos.

Los miembros del comando dispararon sus armas contra el agente sin esperar a que descendiera de su vehículo, causándole la muerte instantánea. Varios de los casquillos, de la misma marca, que los encontrados en San Sebastián, fueron recogidos en el interior del coche.

José Fragoso estaba destinado en el servicio fiscal del puerto de Pasajes desde 1976, un año después de su ingreso en la Guardia Civil. El agente, tenía treinta y un años, estaba casado y era padre de cinco hijos

Nada más tenerse conocimiento del atentado, fuerzas especiales GAU de la Guardia Civil del acuartelamiento de Ichaurrondo se personaron en el lugar y cercaron toda la zona en varios kilómetros a la redonda para intentar la, localización de los autores del asesinato.

ETA militar

Las primeras investigaciones apuntan hacia la organización ETA militar como autora de ambos atentados, dentro de la estrategia de tensión de cara al proceso por el frustrado golpe de Estado del 23 de febrero del pasado año.

Las autoridades de la Seguridad del Estado tenían prevista ayer esta escalada, por lo que adoptaron las máximas medidas de seguridad-posibles entre los objetivos susceptibles de ser atacados por ETA. En especial se reforzó la vigilancia de las autoridades militares y de centros estratégicos.

A la condena del Ejecutivo vasco por ambos asesinatos se unía el Departamento de Educación de Este Gabinete, ya que el guardia civil retirado Benjamín Fernández era funcionario de esta consejeria

 

< Volver