Autor: Soriano, Manuel. 
 El Congreso aprobará hoy la modificación del Código Penal. 
 Se endurecen las penas contra el terrorismo y rebelión     
 
 Diario 16.    01/04/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

El Congreso aprobará hoy la modificación del Código Penal

Se endurecen las penas contra el terrorismo y rebelión

El Pleno del Congreso de los Diputados debatirá y aprobaré hoy, según las previsiones, el proyecto de ley de Modificación del Código Penal, que tipifica y endurece las penas contra los delitos de terrorismo y subversión del orden constitucional. La derecha y la izquierda han cerrado filas en la elaboración del texto, que según el defensor de la ponencia, el centrista Garda Romanillos, es respetuoso con la libertad de expresión.

Manuel SURIANO

El texto de la llamada ley de Defensa de la Constitución, enviado por el Gobierno a las Cortes hace tres semanas, fue ultimado ayer por la ponencia correspondiente y por la Comisión de Justicia del Congreso en un trámite de «super-urgencia». La oposición no sólo no ha puesto reparos a este proyecto de verdadera excepcionalidad, sino que ha profundizado en la regulación de los delitos citados que se incorporan al Código Penal incrementando las penas propuestas por el Gobierno.

La polémica regulación del cierre de los medios de comunicación social implicados en la conspiración, proposición y provocación de alzamiento contra el orden constitucional, así como su apología, se mantiene en el texto.

No prosperaron las enmiendas

No prosperaron las enmiendas defendidas por los centristas Antonio Fontan y Joaquín Muñoz Peirats, ambos del sector liberal, que pretendían la supresión del nuevo artículo 216 bis-a que regula la posibilidad del cierre de medios informativos a través de resolución judicial. En opinión de los citados diputados, con este precepto se atenta contra la libertad de expresión.

Tampoco fue tenida en cuenta la propuesta del vasco Marcos Vizcaya, en el sentido de restar carácter

imperativo a la facultad del juez a la hora de ordenar el cierre de un medio de comunicación, previa petición del ministerio fiscal. En vez de decir «él juez ordenará el cierre...«, el nacionalista proponía la formula: «El juez podrá ordenar...»

Marcos Vizcaya se quedó solo al apoyar esta enmienda, con la abstención del representante de la minoría catalana y la oposición de centristas, socialistas, comunistas, andalucistas y Coalición Democrática. Los diputados de UCD, Fontán y Muñoz Peirats no votaron por no ser miembros de la Comisión.

Asimismo fue rechazada otra enmienda del PNV solicitando el reconocimiento de la discrecionalidad del juez para ordenar la incautación de los instrumentos

de los medios de comunicación que hubieran cometido delito. También en este caso se optó por una fórmula imperativa.

Todos unidos

La izquierda y la derecha parlamentaria se mostraron firmemente unidas en la elaboración de un texto que no dejará el menor resquicio a la posible impunidad del delito de apología del terrorismo y de subversión del orden constitucional, aún conscientes de llegar al límite del principio de libertad de expresión.

El centrista Joaquín García Romanillos defendió el texto de la ponencia, asegurando que es rigurosamente constitucional y respetuoso con la libertad de expresión. En su opinión, el proyecto

hay que situarlo exclusivamente en los supuestos de rebelión y terrorismo.

Destacó que en el proyecto del Gobierno la ponencia ha eliminado el automatismo del cierre de los medios de comunicación desde el. momento que se admite a trámite de querella, y se añaden garantías en caso de cierre a través de recursos y alegaciones.

García Romanillos trató de tranquilizar a quienes consideran que se introduce en nuestro ordenamiento, legal un instrumento sumamente peligroso contra la libertad de expresión, diciendo que el cierre de los medios de comunicación sólo se realizará a través de resolución judicial. Destacaba así la diferencia respecto de la dictadura, que lo podía llevar a cabo por decisión administrativa.

 

< Volver