Autor: Cruz, Mauricio. 
   París tiene la clave del terrorismo     
 
 Diario 16.    19/04/1982.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

La dimensión internacional del terrorismo de ETA y, fundamentalmente, el refugio que supone para su guerra de guerrillas el santuario francés son los dos parámetros que, sistemáticamente, vacían de contenida y neutralizan los avances que las Fuerzas de Seguridad del Estado consiguen en su lucha contra ETA.

Es como si constantemente se estuviera arreglando una gotera en e! techo del último piso de una vivienda, y «I dueño no se atreviera a subir al tejado para reponer las tejas rotas que dejan filtrar la lluvia en la habitación. Es hora ya de arreglar la gotera de ETA desde fuera, porque estamos a punto de que nos echa a perder toda la casa.

Santuario francés:

ETA siempre ha gozado de una situación privilegiada de las que se describen en los manuales de guerra revolucionaria como «óptima» y es, poder contar con un país santuario desde donde alimentar en todo momento la guerrilla v a donde pueden ir a descansar impunemente sus comandos.

El seguro refugio del sur de Francia permite a ETA tener permanentemente instalada fuera del alcance de la seguridad española su dirección estratégica o su «cerebro operativo» sin que nunca hasta la fecha haya podido ser dañado gravemente. Solo algunas operaciones de los servicios secretos españoles han permitido pequeños éxitos.

Al misrno tiempo el sur de Francia sirve corro punto de recogida de los dalos de la infraestructura de información que opera en el «interior», es decir, en España, que servirán para que la dirección etarra planifique sus acciones. También en Francia tiene ETA sus depósitos de armas que se expiden al «interior» conforme van cayendo los zulus en poder de la Policia.

Gobierno francés: La

actitud de las autoridades francesas para inhibirse de actuar contra ETA venía determinadas por dos criterios: uno, de cara a la opinión pública gala y cajón de sastre por el que París ha evitada en rentarse a graves problemas durante muchos años, que es un sentido sui géneris del asilo político, y, en segundo lugar, la tradicional e histórica necesidad de la vecina Francia de tener en permanente tensión a España para poder influir en las decisiones de Madrid.

Porque hay un argumento que se está usando de forma ligera y es, al menos, operativamente falso. ETA nunca ha amenazado al Gobierno frances diciendo que si París intenta desmontar su santuario extendería la lucha armada al País Vasco-francés. Entre otras cosas, porque sabe perfectamente que a las primeras de cambio los servidos de seguridad franceses desmontarían toda la dirección de ETA en menos de seis horas.

Hasta el momento la cooperación policial francesa parece haberse remitido unicamente a informaciones sobre el movimiento de comandos que penetran en España, o que conocidos etarras han desaparecido de la zona y, presumiblemente, han pasado al interior. Como se ve, eso es muy poco después ce más de tres años de instalada la democracia en España.

Sin embargo, en las últimas semanas hay un elemento nuevo: el Gobierno socialista de Mitterrand ha comenzado a sufrir la desestabilización terrorista en sus propias carnes con el reciente atentado al tren Capitole, que cubría la ruta de Paris-Toulouse. Diversos analistas interpretan que el Gobierno socialista, después de un camino tan duro y largo por llegar al poder, se decida a una colaboración policial real con España al ver peligrar su propia estabilidad.

España-OTAN: Tampoco pasa inadvertido que la escalada a la desesperada de ETA, al introducir armamento semipesado en su lucha armada con objetivos netamente militares, pueda estar unida a la entrada de España en la OTAN, que va a producirse e! próximo mes de mayo, es decir, como máximo en treinta o cuarenta días.

Si ETA logra antes provocar un golpe de Estado que lleve a España a una dictadura, la entrada en la Alianza Atlántica quedaría paralizada sino dia, y ello beneficia a determinadas potencias que tienen en España un país estratégico clave.

 

< Volver