Autor: Suárez Alba, Alberto. 
 Garaicoechea presenta un balance positivo de sus dos primeros años de gestión. 
 Un Gobierno del PSOE en Madrid no favorecería más los proyectos del PNV     
 
 ABC.    30/04/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

VIERNES 30-4-82

NACIONAL

Garaicoechea presenta un balance

positivo de sus dos primeros años de gestión

Un Gobierno del PSOE en Madrid no favorecería más los proyectos del PNV

VITORIA (Alberto Suárez Alba, corresponsal). «Este último no ha sido un año fácil, aunque, ciertamente, resulte para nosotros más estimulante y meritorio tener que abrirnos paso en la maleza de las dificultades», afirmó ayer el «lendakarí» Cario» Garaicoechea haciendo referencia al último ejercicio del Gobierno vasco, que ayer cumplió sus dos primeros años de existencia. Tras referirse a episodios de involución en el proceso democrático y económico, el presidente de Euskadi añadió: «A pesar de las zozobras, hemos seguido adelante y hemos conseguido logros nuevos, no desdeñables.»

«Desde el punto de vista del autogobierno —agregó el lendakari—, éste ha sido un año gratificante, ya que hemos consolidado, a pesar de las dificultades, los pasos dados y hemos logrado avances en este proceso.»

Dijo el presidente que sigue habiendo sombras serias que afectan al desarrollo autonómico, y citó los problemas económicos y de violencia, así como la LOARA y los proyectos de ley derivados de los pactos autonómicos.

«El Gobierno —añadió— actúa con decisión, y en el año ochenta y dos hemos duplicado la inversión pública, de acuerdo con los presupuestos generales, y de hecho estamos mucho mejor que hace un año.»

En lo relativo a la violencia, Garaicoechea afirmó que se ha actuado contra ella, utilizando los medios derivados del simple ejercicio de la autoridad moral, concienciando a los ciudadanos «frente a este azote de nuestra sociedad, y relanzando la conciencia civil contra la violencia».

Presentó Garaicoechea la Memoria relativa a este segundo ejercicio de su labor de Gobierno, un volumen de 240 páginas, resumiéndola así: «Se han consolidado las instituciones y la política administrativa de Euskadi, en su triple faceta de infraestructura, marco legal y equipo humano.»

La defensa del Estatuto de autonomía —dijo más adelante— ha supuesto una intensa actividad para su Gabinete, que ha actuado ante el Tribunal Constitucional, durante el último año con frecuencia mayor que la deseada: en 21 ocasiones. «Nuestra labor de negociación ha sido penosa —agregó— en lo relativo a la LOARA, a la LAU y a la Ley de la Función Pública...»

En lo referente al desarrollo legislativo, dijo el presidente vasco, en la conferencia de Prensa celebrada ayer tarde en el palacio de Ajuria-Enea, que han sido enviados a la Cámara 20 proyectos de ley, 12 de los cuales están aprobados, encontrándose los restantes en trámite parlamentario.

ESPERANZADOS.—«En el terreno de la economía —concretó después—, hemos hecho un esfuerzo para frenar el proceso de deterioro y favorecer el desempleo. Las inversiones públicas suponen, en los presupuestos generales de la Comunidad autónoma, 23.000 millones de pesetas. Después, Garaicoechea alabó tos esfuerzos realizados también en lo relativo a la defensa del euskera, a la infraestructura de la Radiotelevisión vasca y a la creación de la policía autónoma, así como en «otro tema difícil de lidiar: el de la central nuclear de Lemóniz».

«A pesar de los pesares —dijo Carlos Garaicoechea—, estamos satisfechos por e) camino recorrido durante estos últimos doce meses, y esperanzados de cara al futuro, aunque nos persiga la preocupación por la LOAPA y los pactos autonómicos, junto con los azotes de la violencia y el paro.»

Dijo después el presidente vasco que la decisión de instalar en Vitoria la sede de todas las instituciones autónomas fue acertada, y, respondiendo a una cuestión planteada por ABC, agregó que la imagen del País Vasco en el resto de España «se encuentra condicionada por hechos y circunstancias que está en nuestra mano controlar». «Esa imagen, desde luego —agregó—, no ha mejorado en tos últimos años, tanto por méritos propios como por manipulaciones externas. En todo momento el Gobierno vasco está deseando explicar a España que no debe confundir el terrorismo y la violencia de nuestra tierra con la actitud de un pueblo pacífico.»

AUSTERIDAD ADMINISTRATIVA. En lo tocante a sus no celebradas visitas al resto de las comunidades del Estado, Garaicoechea dijo que se encuentra desbordado en sus quehaceres diarios en Vitoria, añadiendo que no cree en la ingenua política de los gestos.

Desmintió rotundamente toda posibilidad de despilfarro protagonizado por su Gobierno: «Si pecamos de algo —dijo— es de la preocupación de que no crezca excesivamente la Administración vasca.»

Preguntado por la implantación del euskera en la Administración de Euskadi, dijo que se trata de un problema difícil («que nos va a costar sangre, sudor, lágrimas... y mucho tiempo»).

Aprovechó el «lendakari» la ocasión para desmentir unas afirmaciones del inspector general de la Policía Nacional, general Alcalá Galiano, sobre presuntas discriminaciones en tos «euskaltegis» o escuelas de euskerización de adultos. «Su manifestación ha sido tan desafortunada como la que hizo, en su día, en lo relativo al capitán Urruticoechea. El Gobierno vasco no ha discriminado a nadie. Llueve sobre mojado, y yo desmiento rotundamente tales afirmaciones.»

Relató el presidente del Ejecutivo autónomo tos últimos pasos dados en relación con la LOAPA, con los contactos entre Mario Fernández y Marcos Vizcaya con el Gobierno central y con el PSOE: «Las diferencias son todavía importantes. Hay problemas muy gordos —dijo textualmente el "lendakari".

Con sus artículos 2, 10 y algunos otros, la LOAPA es inaceptable en los actuales términos. Por alto seguiremos mostrando un firme rechazo de este proyecto, que no aceptamos bajo ningún concepto.»

Preguntado por su posible añoranza del ex presidente Adolfo Suárez, como interlocutor de cara al empuje de las autonomías, respondió Garaicoechea así: «Es forzoso reconocer que su época fue más fecunda desde el punto de vista autonómico, y lo digo, aunque decirlo pueda resultar poco político.

Sobre la posibilidad de que el PSOE termine haciéndose cargo del Estado, dijo finalmente el «lendakari» que las perspectivas no resultarían más halagüeñas que en la actualidad, con el Gobierno centrista, ya que las actitudes socialistas (concierto, cupo, pactos...) no son más propicias hacia las tesis del Partido Nacionalista Vasco.

 

< Volver