Autor: Barbería, José Luis. 
 Un joven efectuó contra él tres disparos, que le causaron la muerte. 
 Guardia Civil asesinado en la localidad de Ondárroa     
 
 El País.    03/05/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS, lunes 3 de mayo de 1982

NACIONAL

un joven contra el tres disparos, que le causaron la muerte

Guardia civil asesinado en la localidad de Ondárroa

JOSÉ LUIS BARBERÍA, San Sebastián

El guardia civil Antonio Pablo Fernández Rico falleció ayer en Ondárroa, poco después de haber sido alcanzado por tres disparos, cuando custodiaba a las 9.45 horas la casa cuartel del cuerpo en esa localidad vizcaína.

El atentado fue cometido por una sola persona que se aproximó, caminando con total normalidad, al lugar donde permanecía apostado el guardia civil, en las cercanías del cuartel. Al situarse a la altura de ese punto, el agresor, un joven de unos veinticinco años, alto, rubio, con barba, que vestía pantalones vaqueros, hizo tres disparos contra el guardia, alcanzándolo en la región abdominal, en el hombro y en una mano. El autor del atentado terrorista continuó corriendo, acelerando progresivamente su marcha hasta llegar al cruce de carreteras que enlaza con Deva, en donde le esperaba un Seat 1430 de color rojo que se alejó posteriormente a toda velocidad en dirección a esta última localidad vizcaína.

Antonio Pablo Fernández quedó recostado en el suelo, junto a un árbol, mortalmente herido. El guardia civil fue trasladado en una ambulancia del cuerpo a la ciudad sanitaria de Cruces en Baracaldo, donde ingresó cadáver, dada la gravedad de dos de los tres impactos de bala recibidos.

Munición típica de ETAm

Antonio Pablo Fernández Rico, de 29 años, casado y natural de Badajoz, pertenecía a la 222 Comandancia de la Guardia Civil con sede en Badajoz. Hace ya algún tiempo había sido destinado eventualmente al cuartel de Ondárroa. En las inmediaciones

del lugar del atentado la Guardia Civil ha encontrado tres casquillos de nueve milímetros parabellum marca FN geco.

La vigilancia de los cuarteles, comisarías y casas-cuartel se ha visto reforzada tras la última cadena de atentados y el anuncio de ETA militar calificando a estos edificios como "blancos prioritarios". Los exteriores de las casas cuarteles y comisarías son asimismo custodiados de forma especial ante la posibilidad de que se produzcan ataques con lanzagranadas. El guardia civil Antonio Pablo Fernández Rico ejercía precisamente estas funciones de vigilancia cuando fue sorprendido y muerto en un atentado fácilmente atribuible a un comando de la organización terrorista ETA Militar.

Funeral en Ondárroa

El director de la Guardia Civil, teniente general Aramburu Topete y el general jefe de la V zona, general Cereceda se trasladaron en la tarde de ayer a Bilbao para asistir al funeral que se celebra hoy en el Gobierno Civil de Vizcaya por el guardia civil asesinado en Ondárroa. Tras el funeral, el cadáver de Antonio Pablo Fernández Rico será trasladado a Badajoz donde recibirá sepultura. El teniente general Aramburu Topete, se entrevistó, después de producirse el atentado de Ondárroa, con el delegado del Gobierno en el País Vasco, Marcelino Oreja en el aeropuerto de Fuenterrabía. Ambos trataron sobre diversos temas, relacionados con la lucha antiterrorista.

Por otra parte, los Comandos Autónomos Anticapitalistas han reivindicado la voladura de la sede de la UGT y del PSE-PSOE en Tolosa, hecho que tuvo lugar en la madrugada del sábado. Los "comandos autónomos" asumen asimismo la colocación de sendos artefactos que no llegaron a explotar en la sede socialista del barrio de Gros en San Sebastián y una de CC.OO. en Rentería. Los comandos autónomas acusan a estos sindicatos de aceptar "el papel que les ha confiado la derecha y el capital de mantener disciplinado el movimiento obrero y servir de freno a las aspiraciones revoluciones de los trabajadores".

Anuncian igualmente, que seguirán atacando tanto al capitalismo como a los sindicatos obreros, a quienes definen como "casta burocrática" y "aristocracia obrera"

 

< Volver