La primera gran hazaña de la guerra     
 
   31/03/1964.  Página: 36,55. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

LA PRIMERA GRAN HAZAÑA DE LA GUERRA

Mandaba el "Dato" un capitán de corbeta: D. Manuel Súnico Castedo. Este héroe

nos ha brindado el siguiente relato del paso del convoy:

En la noche del 4 de agosto de 1936 recibí una orden telegráfica del jefe de las

Fuerzas Navales disponiendo que estuviese listo para salir y con el ancla a

pique a las cinco y media de la mañana siguiente, día 5 de agosto. Las tropas

que debían pasar a la otra orilla del Estrecho embarcaron de noche.

Mandé aviso al remolcador "Benot" para que a las cinco estuviese a mi costado a

fin de despegarle la popa, y quedé muy sorprendido al saber que tenía a bordo

una batería de artillería y algunas fuerzas: entonces me enteré igualmente de

que el mercante "Arango", muy lento, formaría parte del convoy, con lo cual

desaparecía la homogeneidad en cuanto a la velocidad de los transportes.

Designé a los tenientes de navio Miquel. Boado y Corral, y al alférez de navio

La-zaga, para conducir, respectivamente, los mercantes "Arango", "Ciudad de

Algeci-ras", "Ciudad de Ceuta" y "Benot". Establecí un sistema de señales para

ser izado por cualquier buque que avistase a otro enemigo. El teniente de navio

Planelles fue destacado a Punta Ciris como auxiliar de la observación de tiro.

Poco después se me presentó el teniente de navio Blanco para transmitirme la

orden de que la salida se aplazaba hasta las quince horas y treinta minutos. La

causa de la suspensión era que el "Lepanto" ´destructor moderno perteneciente a

la flota roja), tocado por una bomba de aviación, había entrado en Gibraltar

para evacuar bajas y se esperaba su salida inmediata.

Próxima la hora, el mismo teniente de navio se acercó al guardacostas "Kert" en

un bote, y luego a nosotros, para comunicarnos la orden de salida, que se haría

en esta forma: guardacostas "Kert", cañonero "Dato", mercante "Arango",

remolcador "Benot" y motonaves correos "Ciudad de Alicante" y "Ciudad de Ceuta".

A poco de navegar, debido a la fuerte marejada de Levante, el remolcador "Benot"

se vio obligado a volver. En este momento volaron sobre el convoy un "Dornier" —

en nuestras bases de África había unos cuantos tipos antiguos de hidros

"Dornier"—y un trimotor que en seguida desaparecieron. A causa de su poca

velocidad, el "Arango" quedó pronto en cola, por lo que tuve que llevar desde

que salí las máquinas a media. El rumbo era Punta Carnero. Las diferencias de

velocidad hicieron que la formación se convirtiese en una línea en fila de

grandes intervalos; los correos pasaron al "Kert", y observando que se alejaban

solos, puse toda velocidad para protegerlos, pasando al "Kert" y colocándome en

el centro de la línea.

Al encentrarme como a unas cinco millas de Punta Carnero apareció un destructor

enemigo que venía de Tarifa y que resultó ser el "Alcalá Galiano", arrumbado a

la cabeza del convoy y a mucha velocidad. Hizo varias descargas con sus piezas

de proa al correo que iba en cabeza. Y en ese momento metí a babor, atravesando

1a, línea del convoy y marcando al "Alcalá"´ como a unos 45 grados por babor. El

destructor metió a estribor, rompiendo fuego el "Dato" al meter la caña con el

máximo alcance de sus piezas. Poco antes se había, unido al convoy el torpedero

"19", salido de Algeciras a nuestro encuentro.

El combate continuó a rumbos paralelos próximamente y de vuelta encontrada.

Apenas el "Dato" rompió el fuego, el destructor, que casi nada había centrado a

los correos, dirigió su tiro sobre mí; dada su velocidad, al poco tiempo pasó

tras el buque cola del convoy, como a unos 1.500 metros de él; entonces metí la

caña a estribor para continuar el combate a rumbos paralelos y de la misma

vuelta. El "Kert" también rompió el fuego sobre él con su única pieza. Desde el

vapor "Arango" se le hizo igualmente fuego con ametralladora y fusilería, ya que

le pasó, como digo, bien cerca.

En esta fase del combate fue muy preciso el tiro del "Dato", viéndose cómo los

piques cubrían muy de cerca la amura de babor del "Galiano". Trató éste de

entrar en la bahía de Algeciras, pero, sin duda debido a la precisión de nuestro

tiro, metió para afuera, alejándose hacia Levante.

El combate duró aproximadamente una media hora y se dispararon más de cien

proyectiles.

El convoy entró, sin otra novedad, en el puerto.

 

< Volver