El Palacio de Santa Cruz protesta por la "inadecuada vigilancia" a que eran sometidos. 
 Desaparecen cuatro etarras confinados en el Sudoeste francés     
 
 ABC.    15/05/1982.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NACIONAL

El Palacio de Santa Cruz protesta por la «inadecuada vigilancia» a que eran sometidos

Desaparecen cuatro etarras confinados en el Sudoeste francés

PERIGUEUX (Sudoeste de Francia). Los cuatro últimos vascos a los que las autoridades francesas habían confinado en tas provincias del Sudoeste del país desaparecieron en la noche del jueves al viernes, según Informaron ayer fuentes oficiales de Perigueux, que cita la agencia France Press.

Los confinados, cuyo paradero actúa) se desconoce, eran los presuntos terroristas Tomás Linaza y Miguel Ángel Aldanabarrena, de ETA militar, y Juan Miguel Arrugaeta y José Antonio Atsega, integrantes de la rama político-militar de la organización etarra. A todos elfos el Gobierno francés les había fijado la residencia, a primeros de este ano, en la localidad de Antonne, a 15 kilómetros de Perigueux.

Los cuatro etarras están acusados en España de diversos delitos terroristas y el Gobierno había solicitado la extradición. Como se recordará, los Tribunales franceses emitieron dictamen favorable a que fueran entregados a las autoridades españolas, pero el Ejecutivo de Mitterrand hizo caso omiso de la recomendación judicial, que no es vinculante, y se negó a conceder las extradiciones.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha convocado al embajador de Francia en Madrid para expresarle la protesta española por la forma inadecuada en que han sido vigilados los cuatro presuntos etarras fugados ayer de la localidad francesa de Antoinne, donde estaban confinados.

Por otra parte, tres presuntos miembros de ETA político-militar fueron detenidos el jueves pasado en Dax, en Las Landas, al sur de Francia, en el curso de una redada llevada a cabo por la Policía francesa.

Las detenciones se produjeron como consecuencia de la operación policial efectuada el pasado 28 de abril en Bayona, en el curso de la cual fue intervenido un arsenal de armas y gran cantidad de documentos falsos. Con estos tres se eleva a dieciocho el número de presuntos miembros de ETA político-militar capturados por la Policía en el País Vasco francés y Las Landas desde el pasado 27 de abril.

Se cree que dos de los tres detenidos pueden ser la mujer y la hija del propietario de la casa de Trasmoz (Zaragoza), en la que estuvo encerrado el padre de Julio Iglesias durante su secuestro el pasado mes de enero. Se trataría en tal caso de Aurora Fombellida y Ana María Gutiérrez, esposa e hija de José Luís Gutiérrez, que fue detenido por la Policía española en el curso de las operaciones de liberación del doctor Iglesias.

INGRESA EN PRISIÓN OTRO MIEMBRO DE HERRI BATASUNA

SAN SEBASTIAN (Pagóla, corresponsal). Tras prestar declaración ante el Juzgado de Instrucción número 2 de San Sebastián, a primeras horas de la tarde de ayer ingresó en ,la prisión-provincial de Martutene el procurador de las Juntas Generales de Guipúzcoa por Herri Batasuha, Juan Bautista Izaguirre.

Al saberse buscado por la Policía Judicial, Juan Bautista Izaguirre se presentó a media mañana en el Juzgado de San Sebastián, en compañía de dos abogados. Al igual que lo hicieran el día anterior Miguel Castells y Antón Ibarguren, el representante de las Juntas Generales se negó a pagar la fianza.

DETENIDOS DOS FAMILIARES DE LOS PRESUNTOS ETARRAS MUERTOS EN TAFALLA.

PAMPLONA. La Guardia Civil ha detenido en Pamplona a Inmaculada llundain y Miguel Ángel Alemán Astiz, la mujer de José Javier Valencia Lerga y el hermano de Javier Alemán Astiz, respectivamente, presuntos miembros de ETA militar fallecidos durante la noche del miércoles en el término municipal navarro de Tafalla, cuando preparaban un artefacto con «qoma-2».

Los detenidas, tras permanecer incomunicados en las dependencias de la Guardia Civil de Pamplona, fueron puestos en libertad.

Por otra parte, los restos mortales de Javier Alemán Astiz y José Javier Valencia Lerga fueron inhumados- ayer en Echalecu y Pamplona, respectivamente, sin que, al parecer, se registraran incidentes.

 

< Volver