Autor: Fernández Palacios, Dolores. 
   Un presente español a los héroes de Quemoy     
 
    Páginas: 2. Párrafos: 7. 

Por DOLORES FERNANDEZ PALACIOS

LA primavera pasada, una comisión representativa del Ejército Español, presidida

por el capitán general Muñoz Grandes, visitó, invitada por el Gobierno

nacionalista chino, la isla de Por-mosa. Los militares españoles fueron acogidos

con entusiasmo, porque el pueblo chino ve en España al país que logró vencer las

dificultades de la lucha en que él se encuentra hoy. una prueba de ello es que

en Taipeh existiera una Spanish Asso-ciation. a pesar de que en la isla no

residen más españoles que los miembros de nuestra representación diplomática y

algunos misioneros.

Complaciendo un deseo del Ejército chino expresado por el genera! Chiang

KaiChek, el capitán general habló de sus experlencias militares ante el

presidente y los oficiales del National War College, de Talpeh.

El presidente se esforzó en hacerles agradable su corta estancia en el país y en

mostrarles Uña visión completa dé la vida y los ideales de la China nacional.

Pudieron apreciar^ los militares españoles el elevado nivel de vida de la fértil

isla de Formosa, que tiene tres cosechas de arroz al año y es la mayor

productora mundial de azúcar después de Cuba. El general Chlang-Kaí-Chek ha

realizado importantes reformas sociales en la isla, expropiando con justas

indemnizaciones los latifundios de los grandes terratenientes y repartiéndolos

parcelados entre pequeños agricultores que gozan de una prosperidad económica

desconocida en la China continental, ya que casi todos poseen aparatos de uso

´doméstico como radios y máquinas de coser, que se considerarían un lujo en el

continente,

Hádame Chiang, que movida por una inquietud constante por el bienestar de su´

pueblo, ha creado muchos hogares infantiles y escuelas de los que se ocupa

personalmente, llevó al capitán general y &

sus acompañantes a visitar algunos» de estos centros.

Desde Taipeh, la comisión española se trasladó en avión a la isla de Quemoy.

Quemoy es un enclave de la China nacionalista adentrado en una bahía y rodeado

por las costas de 4a China comunista a tan poca distancia que se divisan

perfectamente. Desde la ribera roja se realizan a diario ataques contra la isla

que es un baluarte muy bien fortificado con armas modernas y subterráneos de

protección en los promontorios y los acantilados rocosos. La población civil de

la fértil isla de Quemoy se ha negado a abandonarla y continúa cultivando las

tierras ayudada por algunos soldados de la guarnición.´Los militares chinos

explicaron a sus compañeros españoles que cuando en 1958 la isla sufrió un gran

ataque comunista, que fue rechazado por el general Liu An-Chi que mandaba la

defensa, el general Chiang, hijo del presidente, acudió a unirse a las tropas

nacionalistas y que como los barcos tuvieran que fondear a alguna distancia de

la isla, los hombres se vieron obligados a alcanzar la costa a nado. El general

Chiang se lanzó al agua sin saber nadar y fue transportado hasta la isla, por

dos- hombres-rana del Ejército chino.

Los soletados españoles vieron revivir en la defensa tenaz y obstinada de Quemoy

el impulso sobrehumano que veinte años antes había mantenido milagrosamente en

medio de la España comunista, la resistencia del Alcázar de Toledo. El capitán

general Muñoz Grandes prometió enviar a los defensores de Quemoy una piedra de

las ruinas del Alcázar, como evocación de una gesta similar, que logró la

victoria. Esta piedra será entregada el martes 24 por el capitán general al

embajador de la China en Madrid, señor Huang Shao-Ku, y lleva la Inscripción:

"Los valientes del Alcázar de Toledo (España) a los héroes de Kinmen (China)."

En el mundo actual no nos unen ni nos separan distancias geográficas ni

diferencias de raza, de idioma o de costumbres, sino unos ideales espirituales

comunes o contrarios.

D.F.P.

 

< Volver