El jefe del Alto Estado Mayor del Ejército y el capitán de la VI Región Militar, en la ceremonia religiosa. 
 Funerales en Bilbao por el coronel de Infantería muerto en atentado     
 
 ABC.    05/06/1982.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

30/ABC

NACIONAL

El jefe del Alto Estado Mayor del Ejército y el capitán de la VI Región Militar, en la ceremonia religiosa

Funerales en Bilbao por el coronel de Infantería muerto en atentado

BILBAO. El jefe del Afto Estado Mayor del Ejército, teniente general Ramón dé Ascanio y Togares, y el capitán general de la VI Región Militar, Luis Polanco Mejorada, asistieron ayer a los funerales por el coronel retirado del Arma de Infantería Daniel Henríquez García, asesinado en Bilbao, informa Efe.

La ceremonia religiosa tuvo lugar a primera hora de la tarde en las dependencias del Gobierno Militar de Vizcaya. Asistieron también al acto funeral el delegado del Gobierno en el País Vasco, Marcelino Oreja; consejero del Interior del Gobierno vasco, Luis María Retolaza, y otras autoridades civiles y militares y representantes de partidos políticos (UCD; PNV, PSE-PSOE y AP).

Entre los asistentes pudo verse al secretario general del PSE-PSOE, Txtki Benegas; diputado general de Vizcaya, José María Macuá; alcalde de Bilbao, Jon Castañares; Tacho Nebreda y Julen Quimón, de UCD, y Antonio Merino, de Alianza Popular.

Con anterioridad a la misa el féretro con los restos mortales del militar fue sacado a. hombros de compañeros de Arma desde donde se había instalado la capilla ardiente hasta la explanada del recinto militar donde se celebró el oficio religioso.

El féretro, cubierto con la bandera, estaba flanqueado por ocho coronas y un ramo de flores. La banda de música del Ejército y una unidad formada rindió honores al coronel asesinado. En lugar destacado de la explanada tomaron asiento la viuda, hijos y familiares de Daniel Henríquez, así como las altas autoridades multares y civiles citadas.

La ceremonia fue oficiada por el capellán castrense, quien, en la homilía, se preguntó «por qué tenemos que morir y por qué muere el hombre. Personalmente he guardado silencio en mi respuesta ante los misterios de esta muerte. Pero debemos gritar al alma de esos asesinos para que no maten más ni cercenen la vida de más hombres como Daniel».

Finalizada la misa, el capitán general de la VI Región Militar, Luis Polanco Mejorada, impuso la cruz al Mérito Militar con distintivo blanco, de primera dase, y a títuto postumo, al coronel Henríquez García. La distinción fue entregada a su viuda.

El féretro fue trasladado hasta un furgón militar para ser inhumado en Pamplona, en

un panteón familiar, acto al que también asistieron las autoridades militares presentes en el funeral.

Cuando el féretro era introducido en el furgón mortuorio un grupo de personas, en su mayoría mujeres, increpó a las. autoridades civiles presentes. Coincidiendo con los gritos, mandos militares comenzaron a cantar el himno de Infantería a los sones de" la banda de música que asistió al oficio, y los incidentes y gritos cesaron.

 

< Volver