Informe Cambio 16. 
 ETA: Los coletazos de la bestia herida     
 
 Diario 16.    04/01/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario16/4-enero-79

Informe Cambio 16

ETA: Los coletazos de la bestia herida

MADRID 4 (D16).--ETA está sufriendo el acoso policial de más envergadura de toda su historia. En los últimos tres meses, casi dos centenares de presuntos etarras han sido detenidos, comandos enteros desarticulados, y decenas de kilos de «goma-2», metralletas y pistolas han sido incautados, afirma en su último número la revista «Cambio 16».

En un extenso trabajo sobre la actuación de la brigada del comisario Conesa en el País Vasco, «Cambio 16» asegura que en fuentes oficiales se tiene la impresión de que «no hay que cantar victoria, pero desde luego la infraestructura de ETA está siendo debilitada muy seriamente». Para los más optimistas las últimas actuaciones y atentados de la organización vasca son «los coletazos de la bestia herida que aún pueden durar mucho».

Buena parte del éxito policial -afirma «Cambio 16»— se debe a la entrada en acción de los hombres del comisario Conesa, especializados en la lucha antiterrorista y seleccionados expresamente por él. En la actualidad prácticamente la totalidad de la brigada se encuentra en el País Vasco.

Archivo e infiltración

Según la revista se comenzó realizando una exhaustiva labor de archivo, aunque estos se encontraban desfasados en relación con ETA, para posteriormente y según confesó a «Cambio 16» uno de los expertos en la lucha contra la organización vasca «no sería raro que Conesa tuviera algún infiltrado en ETA, pese a que esto no es el GRAPO y la infiltración resulta mucho más dificil.

Entre los casi dos centenares de personas detenidas -continúa «Cambio 16- el caso más importante según la úolicía es el de José Antonio Torre Altunaga, a quien se le acusa de ser el máximo responsable de los comandos de acción especial y al que se le ocuparon en el momento de la detención 48 millones de pesetas, producto del asalto a Altos Hornos de Vizcaya.

La detención de Altunaga ha sido una fuente de información decisiva para la úolicía que ha identificado a los responsables de los comandos que asesinaron en Madrid al general Sánchez Ramos y a su ayudante, al magistrado Mateu Cánovas, así como diversas acciones contra la úolicía en el País Vasco.

Así mismo, los informes de balística de la úolicía aseguran que las metralletas encontradas a Altunaga fueron las que dispararon contra la úolicía Armada en Basauri (dos muertos), contra el presidente de la Diputación Provincial de Guipúzcoa, Araluce y su escolta (cuatro muertos) y el atentado de Santa Marina contra la Policía Armada (tres muertos).

Las cifras cantan

Entre el I de septiembre y el 25 de diciembre de 1978 —con datos de «Cambio 16»— los resultados de la lucha contra ETA son los siguientes: 46 comandos desarticulados, de los cuales 38 son legales (25 de acción y 13 de información) y 8 ilegales (activismo exclusivamente). Doscientos detenidos, de los que 132 han sido puestos a disposición judicial.

Entre los efectos intervenidos destacan: 30 metralletas, 21 escopetas, 63 pistolas, 66 kilos de «goma-2», siete cócteles Molotov como, granadas de mano, 45 detonadores eléctricos, más de mil cartuchos de pistola y metralleta, seis automóviles, 120 placas de matrícula, tres cárceles del pueblo, varios pisos francos,, fotografías e información sobre funcionarios y ciudadanos y 48 millones de pesetas.

 

< Volver