Autor: A. S. . 
 En un control de la Guardia Civil. 
 Detención de tres etarras en la provincia de Segovia     
 
 ABC.    05/01/1979.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EN UN CONTROL DE LA GUARDIA CIVIL

DETENCIÓN DE TRES ETARRAS EN LA PROVINCIA DE SEGOVIA

A última hora de la tarde de ayer una noticia de la agencia Efe conmocionó el ámbito periodístico nacional, dando por confirmada la detención de los tres integrantes del «comando» asesino del general Ortín Gil, en la localidad segoviana de Cerezo de Abajo, próxima al puerto de Somosierra. Desgraciadamente, cuando redactamos estas líneas, varias horas después del recibo de la noticia en cuestión, no nos ha sido posible confirmar como cierto lo que en la misma se aseguraba, en lo referente a la autoría del citado asesinato.

En la Dirección General de Seguridad se esperaba (eso sí era totalmente cierto) la llegada de siete individuos detenidos como sospechosos, en controles montados por la Guardia Civil, en las proximidades serranas de Boceguillas y Cerezo de Abajo. Iban, en efecto, a ser identificados e interrogados en relación con su posible participación en el atentado cometido a primera hora de la tarde del miércoles. Se daba la circunstancia de que tres de ellos, apellidados Echaniz Landa, Artola Zaralegui y Múgica Arregui, eran hombres conocidos en el complejo «etarra». Levantaron las sospechas de la Benemérita cuando a la vista de los controles policiales (viajaban por separado en dos coches) trataron de evitar a la Guardia Civil, girando en redondo sus automóviles para tomar nuevamente la dirección a Madrid, cosa que no consiguieron.

El resto de los detenidos, cuyos nombres »e Ignoraban en el momento de redactar esta Información, eran, según nuestras fuentes, los integrantes de un supuesto grupo musical. Esta última detención se registró a primera hora de la mañana de -hoy, cuando, por segunda vez, eran parados por los miembros del mismo control, aunque situado en otro lugar de la carretera, infundiendo en esta ocasión sospechas a las fuerzas policiales, que decidieron retenerlos para una identificación más detenida.

¿HUIDA DE LA «QUEMA»? ¿ACTUACIÓN DE «PARAGUAS»?

Qué duda cabe que figurando el nombre de Múgica Arregui —famoso por su alias de «Ezquerra», antiguo «responsable» del llamado «frente militar»—, entre los tres primeros detenidos existían razones más que fundadas para sospechar y tratar de averiguar por todos los medios los motivos de su marcha hacia San Sebastián, de su corta o larga estadía y, muy especialmente, de sus Intentos de soslayar el paso del control montado al pie del puerto de Guadarrama.

No se puede descartar de antemano la posibilidad de que los detenidos tengan alguna relación con el asesinato del gobernador militar de Madrid, e, incluso, que sean ellos las autores materiales del atentado.

Pero dadas las orientaciones que llevaba la investigación, favorecida por el auxilio valioso de los testigos, cabe asimismo pensar que al hermano del «Ezquerra» y sus dos amigos, les sorprendiera en nuestra capital la acción del comando asesino, y temiendo verse envueltos en tan grave asunto decidieron regresar a su lugar de residencia en evitación de posibles molestias. Entra también dentro del cálculo de probabilidades el que, relacionados directa o indirectamente con el cuarteto asesino, los tres sospechosos detenidos ayer se prestaran a llevar a cabo una acción de distracción o «paraguas», a fin de favorecer la huida a los asesinos.

No obstante, una vez Interrogados por la Policía madrileña, es de suponer que todo quedará aclarado.—A. S.

 

< Volver