Autor: Unzueta, Patxo. 
 Enérgica condena a las acciones de la organización terrorista. 
 El Consejo General Vasco acusa a ETA de intentar provocar un golpe de Estado     
 
 El País.    10/01/1979.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Enérgica condena a las acciones de la organización terrorista

El Consejo General Vasco acusa a ETA de intentar provocar un golpe de Estado

PATXO UNZUETA. Bilbao

El Consejo General del País Vasco, reunido ayer en Bilbao por segundo día consecutivo, emitió una dura condena contra la «creciente espiral de violencia y terrorismo de ETA militar», en la que alerta a todo el pueblo «sobre la situación de extrema gravedad en que se encuentra el Estado y, en especial, el País Vasco y sobre la manifiesta intención por parte de los autores de estos hechos violentos de provocar un golpe de Estado».

«En las últimas semanas —dice la declaración del Consejo General—, el proceso de violencia no sólo se ha intensificado cuantitativamente, sino que ha sufrido una degradación patente. Este es el caso de algunos de los últimos atentados en los que los agresores han tratado de destruir la moral de los miembros de las Fuerzas Armadas, atacando directamente a familiares de los mismos y fomentando, además, de esta manera, la desconfianza y el odio de pueblos contra pueblos.» En opinión del Consejo General, «la práctica actual del terrorismo no tiene nada que ver con las aspiraciones democráticas y nacionales del pueblo vasco, y sí mucho con los sistemas totalitarios que dice combatir y que absurdamente potencia».

El organismo preautonómico vasco, que aprobó esta declaración por unanimidad, reitera, por otra parte, su llamamiento a la participación ciudadana, a los partidos políticos, centrales sindicales, asociaciones, entidades e instituciones de Euskadi a que asuman la responsabilidad que a cada una de ellas corresponde en este grave momento y se dirige paralelamente «a los demás pueblos del Estado y a las fuerzas políticas y sociales que los representan para que coadyuven a superar la corriente de opinión y campañas de denigración del pueblo vasco en su conjunto, tanto más injustas cuanto que la inmensa mayoría del mismo es totalmente ajena y resueltamente opuesta a la violencia».

A juicio del CGV este tipo de acciones y de actitudes «contribuyen, paradójicamente, a la consecución de los objetivos de abierto enfrentamiento promovido por el terrorismo».

La declaración finaliza haciendo un llamamiento a la participación de todas las fuerzas vascas en las próximas consultas electorales, como «único cauce. posible para la pacificación y normalización del País Vasco».

En una segunda declaración, aprobada igualmente por unanimidad, el Consejo General ha rectificado algunos puntos de una nota anterior de la Consejería del Interior del organismo preautonómico, en la que se emplazaba a los representantes de la Iglesia católica en el País Vasco a «asumir sus responsabilidades, abandonando el silencio en que ha permanecido ante los problemas de la violencia en el País Vasco». La declaración del Consejo General reconoce que la Iglesia católica vasca se ha pronunciado en diferentes documentos respecto a estos temas, por lo que, según subrayó el propio Txiki Benegas, consejero del Interior, «no hemos tenido ningún inconveniente en plantear abiertamente una rectificación a una alusión no justificada».

El comunicado de la Consejería del Interior debe entenderse, según la versión rectificada asumida ayer por el pleno del organismo vasco, como un «deseo de exteriorizar la necesidad de que desde todos los ámbitos de nuestra sociedad se trabaje por superar la violencia y llegar a la ansiada paz en el País Vasco».

Réplica a Viana

En otro orden de cosas, los consejeros miembros del PNV, PSOE, Euskadiko Ezkerra y el consejero independiente firmaron una declaración en respuesta a las declaraciones del ex diputado de. UCD y miembro del Consejo General, señor Viana, en el sentido de que «los consejeros de UCD abandonarían la reunión en el caso de que el Consejo no elaborase un comunicado en el que se condenase sin ambigüedades el terrorismo de ETA». El señor Viana había declarado también, poco antes de salir de Madrid en dirección a Bilbao, que «se reservaba el derecho de no permanecer en el futuro en un órgano incapaz de condenar tajantemente la violencia asesina de ETA, sin ambigüedades ni pretextos de ningún tipo».

Los consejeros miembros de los otros partidos representados en e) Consejo General recuerdan en su nota que el organismo preautonómico había decidido ya en su sesión del lunes y por unanimidad hacer una declaración pública de condena de la violencia de ETA militar. Según la nota, el señor Viana asintió a tal decisión, cuya iniciativa, se precisa, correspondió a otros grupos políticos, pero no asistió a la ponencia redactora que, con representación de todas las fuerzas políticas del Consejo General, incluida UCD, se formó a tal fin.

 

< Volver